Política Venezuela

VENEZUELA

La derecha agita la presión internacional contra Maduro apuntalada por Trump y Almagro

Durante este lunes, desde la OEA con Almagro, y desde el fin de semana con Trump en conversaciones telefónicas con Chile y Brasil, el tema Venezuela volvió al centro político, un movimiento que envalentona a la oposición.

Martes 21 de marzo | Edición del día

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, redobló este lunes su denuncia contra Maduro compareciendo en la organización junto a Lilian Tintori, Patricia de Ceballos, esposas de los dirigentes políticos, Leopoldo López y Daniel Ceballos del partido de Voluntad Popular, que se encuentran presos. De esta manera, nuevamente las aguas de la presión internacional contra Maduro volvieron a agitarse, luego de que el fin de semana volviera a presionar Trump.

El domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió a Venezuela durante una charla que mantuvo con la presidenta chilena, Michelle Bachelet. De acuerdo a un comunicado de la Casa Blanca, "El presidente Trump expresó su preocupación por la situación en Venezuela y los líderes coincidieron en la importancia de avanzar los principios democráticos en todo el Hemisferio Occidental". De esta manera, y como se esperaba, el presidente estadounidense volvió a discutir sobre Venezuela, tal como hizo este sábado durante su charla telefónica con el presidente de Brasil, Michel Temer.

Con cada presidente latinoamericano con que Trump se ha comunicado telefónicamente incluso encontrado personalmente como Pedro Kuczynski de Perú, el tema Venezuela está en uno de los puntos de la agenda de discusión, un mecanismo del cual se hace lectura como una muestra de la presión del nuevo gobierno estadounidense contra Maduro. Frente a esto, el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, calificó de acción "conspirativa" los contactos del presidente estadounidense con otros presidentes de Latinoamérica para hacer presión sobre el gobierno venezolano.

En cuanto a lo acontecido este lunes, en su primera aparición pública tras pedir la suspensión de Venezuela de la OEA, el secretario general de ese organismo Luis Almagro volvió a exigir a Maduro que convoque a la mayor brevedad comicios generales, libres y con observación internacional. Almagro alude que en Venezuela se vive una situación semejante de las dictaduras militares que hubo en países como Uruguay, Chile y Argentina en décadas pasadas, por eso es que sostuvo que “de las dictaduras se sale por elecciones”.

La comparecencia de Almagro junto a Tintori, Ceballos, fue interrumpida ni bien comenzó por la representante venezolana en la OEA, Carmen Luisa Velásquez, quien acusó a Almagro de usar el ente para "fines proselitistas" y anunció que ha pedido al Consejo Permanente consultar a los otros 33 países miembros para evaluar la conducta "deplorable" del secretario. El gobierno de Maduro busca que el Consejo dé seguimiento a la propuesta aprobada en la Asamblea General de 2016 para "evaluar si Almagro respeta la institucionalidad de la organización".

Ningún país de la OEA ha secundado por el momento la suspensión que reclaman Almagro y la oposición del país. Ha trascendido que varios embajadores de países gobernados por distintas tendencias políticas habrían manifestado su rechazo a que Almagro actúe por su cuenta y su sorpresa por que pidiera la sanción más alta de la que dispone la OEA, la suspensión de un Estado miembro, sin consultar a las delegaciones. Aunque más abiertamente un grupo de 15 países, entre ellos Estados Unidos, apuntarían a ser más duros con el gobierno de Maduro, tal como lo ha expresado Mauricio Macri de Argentina y Kuczynski de Perú.

Aún no hay una fecha prevista para la convocatoria a alguna reunión de la OEA, pero ha trascendido que Almagro tiene previsto mantener reuniones esta semana con la presidencia de turno del Consejo Permanente, que ostenta Belice y con los coordinadores de los grupos regionales del organismo para tal fin.

Aún es incierto qué dinámica puede tomar toda esta presión internacional hacia lo interno y sobre el gobierno de Maduro. Pero lo que es claro es que la derecha vuelve a estar más activa con esta ayuda del exterior luego de venir alicaída tras el fracasado diálogo político con el gobierno. Pero mientras gobierno y oposición aumentan su griterío en función de sus intereses políticos contrarios a las necesidades y demandas del pueblo trabajador, éste sigue pagando la crisis y sufriendo cada vez más las mayores penurias.

Te puede interesar: Secretario de la OEA pide suspender a Venezuela si no convoca elecciones en 30 días






Temas relacionados

Luis Almagro   /    Política Venezuela   /    Venezuela   /    OEA   /    Donald Trump   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO