Cultura

CENTROS CULTURALES

La cultura del desalojo

Entrevista a miembros de “El Pozo Cultural”, centro cultural que hace unas semanas fue desalojado de un terreno ocupado, en el corazón del Barrio San Alberto.

Miércoles 27 de julio de 2016 | Edición del día

¿Qué actividades realizan con “El Pozo”? ¿Cómo funciona su centro cultural?

- Andrés: Las actividades, hasta el momento, son taller de manualidades (producción artesanal y trabajos con material reciclado), taller de guitarra, malabares (confección y manipulación) y apoyo escolar. Los proyectos futuros son huerta comunitaria, biblioteca popular, taller de cerámica; y ofrecer el espacio para quien tenga ganas de sumar más actividades o seminarios específicos.
Somos un centro cultural independiente y autogestivo, sin fines de lucro. Abiertos a quien quiera participar, nos manejamos en asamblea, de manera horizontal. Siempre y cuando se respeten los principios de la participación colectiva sin intenciones egoístas de sacar un provecho político o monetario.

¿Cuándo los desalojaron?

- Andrés: El domingo 5 de Junio, mientras estábamos realizando la limpieza de la vereda, sacando bolsas y bolsas de mugre, un auto estaciona abruptamente sobre la entrada y baja una pareja la cual empieza a prepotearnos, alegando ser los dueños del terreno, cuando bien sabemos que es provincial.
El hombre de un topetazo desencaja el portón y entra a los gritos amenazándonos, increpándonos, de manera hostil y haciendo alarde de su poder político, diciendo que él iba a construir su casa ahí.
Luego nos enteramos de que este señor es Fabian Palleiro, vicepresidente del PJ regional. Hace unos llamados y enseguida llegan varios patrulleros, sin patentes y oficiales sin identificación, los cuales nos desalojan sin ningún tipo de orden judicial.

¿Cómo siguen funcionando? ¿Y con qué actividades van a seguir?

- Andrés: Actualmente los talleres se están realizando en la vereda, los domingos ponemos una feria americana y vendemos comida para solventar los gastos de los mismos, ya que son gratis y cortamos la calle para eventos especiales como kermesse, varieté y festivales para que la gente pueda disfrutar y participar de las movidas culturales.

¿Cuáles son sus reclamos?

- Luciana: Nuestro principal reclamo es que nos cedan el lugar para poder trabajarlo. El hecho de que esté en el corazón de un barrio, nos incentiva a nosotros a desarrollar la cultura con más ganas. Por el pibe que está en la calle todo el día, por el otro que jamás fue a un teatro, aquellos que para ver un espectáculo o tomar algún taller se tienen que desplazar al centro. Por otro lado, vos pensá que una organización que transmite cultura de una forma independiente y autogestionada permite romper con ciertos parámetros que impone el sistema; dejamos de funcionar como un aparato ideológico del Estado y eso no gusta. Por eso, parte de nuestro objetivo es que la municipalidad de Hurlingham, no aproveche la situación para gestionar el lugar como un instrumento político en el barrio.
Queremos que el lugar sea gestionado de manera independiente y autogestiva por nosotros y los vecinos. Que sea un espacio más para construir y transformar entre todos.

¿Qué opinas de la ampliación de la red de corresponsales y el crecimiento de LID?

- Luciana:Me parece muy piola que se amplíen y crezcan diarios como este. Y sea una herramienta para escuchar todas las voces. En este caso, un tema como una ocupación o un desalojo, los diarios hegemónicos lo invisibilizan. Así que está buenísimo que la información llegue como es y nos den el espacio para poner en discusión este tipo de conflictos que siempre existieron y los medios masivos de comunicación tergiversan todo el tiempo.






Temas relacionados

Centro cultural   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO