Política

CONGRESO NACIONAL

La crisis social vuelve a pisar Diputados: debatirán la ley de góndolas y la de alquileres

Este miércoles, en sesión especial, se tratarán los dos proyectos. De fondo están los graves problemas de la falta de vivienda -que padecen millones de familias- y el monopolio de las grandes empresas en la cadena alimenticia. Ninguna de las dos normas pone en discusión estas cuestiones estructurales.

Miércoles 20 de noviembre | 10:42

Este miércoles, a partir de las 11.30 h, tendrá lugar una sesión especial de la Cámara de Diputados de la Nación. El objetivo central será poner en discusión dos normas que tiene cierto nivel de aval entre las fuerzas mayoritarias.

Por un lado, se discutirá la llamada Ley de Alquileres, que cuenta con dictamen de comisión desde hace algunas semanas. La norma apunta a regular las relaciones entre propietarios e inquilinos y cuenta con el apoyo de organizaciones que nuclean a estos últimos. Según la organización Inquilinos agrupados hay nueve millones de personas afectadas por problemas ligados a esta cuestión en el país.

El dictamen que llegará a la Cámara Baja establece, entre otras cuestiones, la extensión del plazo mínimo de los alquileres de dos a tres años; una actualización anual del precio de todos los contratos (hoy es semestral); y la utilización de una fórmula de indexación mixta -que combina en partes iguales la evolución de la inflación (IPC) y de los salarios (RIPTE)- como base para esa actualización.

La norma reduce la arbitrariedad con la que cuentan los propietarios frente a los inquilinos. En ese marco, también establece que el depósito en garantía sea de solo un mes y que las expensas extraordinarios sean abonadas por el propietario.

En el dictamen también se establece la creación de un Programa Nacional de Alquiler Social. Esta parte de la norma apunta a dar solución a los sectores más vulnerables de la sociedad. Sin embargo, el artículo 19 del proyecto plantea definiciones generales sin disposiciones concretas.

Lo que está de fondo -y el proyecto no aborda- es el acuciante problema de la falta de vivienda. Se calcula que son alrededor de 3 millones de familias las que no pueden acceder a una vivienda digna. Esto implica no solo la falta de techo, sino también habitar en estructuras carentes de infraestructura y servicios básicos.

La falta de vivienda está detrás de los reclamos que muchas veces terminan en la toma de terrenos desocupados. En esos casos, la única respuesta por parte del Estado es la represión abierta.

La contracara de esta situación es la especulación que realizan los grandes grupos inmobiliarios. Una expresión de eso es la situación de cientos de miles de casas y departamentos vacíos. Solo en la Ciudad de Buenos Aires hay 140.000 viviendas sin habitar según un relevamiento realizado en agosto pasado.

Dictamen alquileres - Legislación General de la Cámara de Diputados by La Izquierda Diario on Scribd

Góndolas

La llamada Ley de Góndolas será otro de los puntos en discusión este miércoles. Aquí no existe un dictamen de consenso. El proyecto de mayoría tiene las firmas del peronismo; el de minoría las del actual oficialismo.

La normativa apunta a limitar el espacio de exposición en góndola que tienen las grandes marcas dentro de las cadenas de supermercados. El objetivo es permitir una oferta más equilibrada y habilitar la presencia de marcas elaboradas por Pymes. Al mismo tiempo, se plantea la necesidad de limitar la especulación que realizan las grandes cadenas de comercio.

Mientras el dictamen del peronismo establece que una misma marca no podrá acaparar más del 30% de la góndola, la propuesta de Cambiemos no establece porcentaje y plantea asegurar la participación de “al menos tres proveedores diferentes” en la misma categoría de productos de la canasta básica.

A pesar de estas diferencias, por estas horas se negocia para llegar a una propuesta común. El objetivo es evitar el desarrollo de una discusión en la Cámara.

Como ocurre en el caso de los alquileres, esta norma tampoco apunta a los problemas de fondo que generan la especulación y la inflación. Entre estos hay que contar la enorme concentración de la producción de alimentos y otros productos básicos en manos de algunas pocas empresas, de capital nacional y extranjero.

A mediados de 2018, un informa de la consultora Focus Market, había señalado que 18 empresas controlaban el 60% del mercado en lo que hace a la producción de alimentos. De ese total, un 7% se quedaba con el 60% del total de la facturación.

Sin afectar las ganancias de los grandes capitalistas es imposible contener los precios o establecer un control real que limite la especulación. Son los propios trabajadores y trabajadoras quienes pueden llevar adelante en cada establecimiento un control efectivo de cómo actúan las empresas. Esto implica, necesariamente, exigir la apertura de los registros contables de las mismas. La remarcación de precios se esconde, muchas veces, de fantasmagóricas crisis e inexistentes pérdidas.







Temas relacionados

Inquilinos   /    Alquiler   /    Especulación   /    Inflación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO