Política Venezuela

¿CRISIS EN EL DIALOGO EN VENEZUELA?

La controversial carta del Vaticano a la mesa de diálogo entre chavismo y oposición

La confidencial carta papal ha generado crisis y llega justo para cuando está prevista para este martes la tercera reunión plenaria de la mesa de diálogo en la que el Vaticano actúa como acompañantes.

Martes 6 de diciembre de 2016 | Edición del día

El pasado viernes 2 de diciembre, Maduro había declarado que “¡Hay maniobras para implosionar la Mesa de Diálogo con la complicidad de uno de los factores acompañantes que invitamos al diálogo. Tengo las pruebas en mi mano, las tengo”. Reiterando varias veces que se trataba de “uno de los factores invitados soberanamente como acompañante” y que estaría en consonancia con la oposición.

Aunque ese día Maduro no aclaraba de quien se trataba, no era difícil desentrañar a quién se refería. Más que obvio, que hacía mención directamente al Vaticano, el mediador de mayor peso en la Mesa de Diálogo que se lleva a cabo entre el gobierno y la oposición aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Difícilmente podrían ser los mediadores que actúan en nombre de la Unasur, pues a excepción de José Luis Rodríguez Zapatero, el resto poco peso tienen para conseguir hacer “implosionar” el diálogo iniciado, y Zapatero viene bien alineado con el gobierno de Maduro.

Efectivamente, se trataba del Vaticano. La frenética reacción de Maduro era la respuesta del gobierno a una carta confidencial que a instancias del Papa había enviado el cardenal Pietro Parolin a Maduro el 2 de diciembre, con copia a Jorge Rodríguez, a Ernesto Samper, a los 3 expresidentes que actúan en nombre de la Unasur y a la MUD. Si bien su contenido no se ha hecho público aún, por las reacciones del gobierno y cierto beneplácito de la MUD, no sería nada favorable al chavismo, pues ha trascendido que el Vaticano “demanda” que antes del 6 de diciembre se produzcan varios hechos supuestamente acordados en la pasada segunda rodada de los encuentros en Caracas.

Aunque ya el domingo distintos medios hablaban de la carta de Pietro Parolin, recién fue este lunes cuando abiertamente desde la oposición y del chavismo se referían directamente a la misiva confidencial, con tonos y contenidos diametralmente opuestos.

El que abrió el fuego fue el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, asegurando que el Vaticano envió una "carta confidencial" que supuestamente desmentiría la postura del Gobierno de Maduro frente a la mesa de diálogo nacional. Durante su programa de radio "La Fuerza es la Unión" de este lunes, Torrealba sostenía que esta misiva fue enviada con copia a él, al coordinador del chavismo en las negociaciones, el alcalde Jorge Rodríguez, al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, y a los expresidentes que operan como acompañantes.

"Yo debo confirmar hoy que existe la carta del Vaticano (...) el contenido de la carta, me voy a abstener por ahora de hacer mayores consideraciones o de emitir información alguna, porque el Vaticano pidió que esa carta fuera confidencial", sostuvo y mostró unas hojas que, según él, serían el texto enviado por la santa sede. De igual manera, Henry Ramos Allup, de Acción Democrática y que funge como presidente de la Asamblea Nacional, expresó vía Twitter que estaba "100 % de acuerdo" con la carta enviada y anunció que su partido abandonará las negociaciones este martes, cuando está prevista una plenaria, si el Gobierno “incumple los compromisos adquiridos”.

Por su parte, Diosdado Cabello, quien es primer vicepresidente del PSUV y pieza central del chavismo, reconocía la existencia de la carta, y ofuscado sostenía este lunes que el Vaticano no va a "tutelar a Venezuela" en el diálogo y consideró una "falta de respeto" que el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, haya enviado una carta a los interlocutores de la mesa de diálogo. Aseverando igualmente que "el papa no ha mandado ninguna carta, quien mandó una carta fue el señor Pietro Parolin; falta de respeto, irresponsable, creer que desde el Vaticano van a tutelar a Venezuela. No, señor Parolin, usted está equivocado (...) no aceptamos tutelaje de nadie", dijo Cabello en un acto cívico-militar en el estado Anzoátegui.

Cabello señaló insistentemente que el Vaticano no es "ningún intermediario" ni "mediador", sino que es un "invitado" en la mesa de diálogo iniciada hace un mes que "no tiene ningún derecho a veto ni a hacer propuesta" y pidió “respeto” al cardenal Parolin, insistiendo que no era el Papa el de la carta. Pero por mucho que Cabello insista, difícilmente el secretario de Estado del Vaticano actúe por cuenta propia, y el Papa haya decidido presionar más.

En horas de la noche de este lunes, el cardenal Baltazar Porras informaba de la llegada de monseñor Claudio Maria Celli a Caracas, enviado del Vaticano a la mesa de diálogo, pese a que aún no está confirmada si la tercera reunión entre gobierno y oposición se termine dando este martes. Pero es más que evidentemente que el contenido y tono de la carta confidencial del Vaticano puede implicar un cambio importante en la dinámica del diálogo entre el chavismo y la oposición, siendo que la misiva papal le complica el escenario al gobierno.

Maduro se venía sintiendo cómodo en la forma en que se venían desarrollando los encuentros, pues le daba un importante aire político en medio de la acuciante crisis económica y la fuerte caída de su popularidad, alejándole el panorama del revocatorio al menos para el año entrante, sin mucho desgaste político. Una vez más habrá que esperar y ver a los próximos días sino horas sobre qué dinámica tomen unas mesas de diálogo que se realizan no solo a espaldas del pueblo trabajador sino que incluso en contra de sus intereses pues se pactan acuerdos en que solo favorecen los intereses del gobierno, la oposición y los sectores económicos dominantes.








Temas relacionados

Política Venezuela   /    Venezuela   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Vaticano   /    PSUV   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO