Política

NACIONAL

La condena a los prefectos torturadores es un duro revés para los planes de Bullrich

Este viernes fueron condenados seis prefectos por las torturas sufridas por dos jóvenes de La Poderosa. Se trata del primer juicio contra los uniformados dirigidos por Patricia Bullrich.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 22 de septiembre de 2018 | Edición del día

Marcelo Scoppa*Enfoque Rojo

Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, la diputada porteña Myriam Bregman (PTS-FIT), Alejandrina Barry, hija de desaparecidos e integrante del CeProDH, y Juan Grabois, dirigente de la CTEP, acompañaron a Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya (víctimas de los prefectos) y a los militantes de La Poderosa en el día que se leyó la sentencia a los uniformados.

A fuera del Tribunal todos festejaron. Es que se trata de una sentencia histórica en la era de Patricia Bullrich, porque en esta oportunidad la ministra de Seguridad no logró la impunidad para miembros de una de las fuerzas que dirige. En junio de este año, a un mes de iniciado el juicio, esa misma fuerza de seguridad realizó una razzia, en la villa 21-24 y baleó la casa de Iván Navarro.

Marcelo Scoppa*Enfoque Rojo
Marcelo Scoppa*Enfoque Rojo

La ministra, tratando de defender a los prefectos, realizó una conferencia de prensa para “desenmascarar la mentira de La Garganta Poderosa sobre la acusación a la Prefectura por los hechos en la Villa 21-24”, donde aseguró que la organización social sostiene una “mentira”. “La mentira y el relato tienen que frenar”, agregó, y acusó a La Poderosas de querer que “se meta el narcotráfico y la venta de estupefaciente esté liberada”. Esto ocurría en la misma semana en la que se logró identificar al prefecto del Grupo Albatros que disparó contra Rafael Nahuel, asesinado el 25 de noviembre en Bariloche.

Los seis prefectos condenados por torturar a Iván y Ezequiel, militantes de La Poderosa son Leandro Adolfo Antúnez, Orlando Ariel Benítez y Osvaldo Alberto Ertel, a 10 años y seis meses de prisión; y Eduardo Sandoval, Ramón Falcón y Yamil Marsilli, a 8 años y 11 meses. Uno de los abogados defensores, para negar que los jóvenes fueron torturados por los prefectos, en una de las audiencias sacó un ejemplar del libro Nunca Más y dijo “torturas fueron las de ese momento, estas no”.

La Poderosa junto al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la abogada Gabriela Carpinetti y el abogado Nahuel Berguier representaron legalmente a Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya, quienes el 24 de septiembre de 2016 miembros de las Fuerzas de Seguridad los torturaron, cuando volvían a sus casas. Iván y Ezequiel viven en la villa Zavaleta e integran el colectivo La Garganta Poderosa.

Marcelo Scoppa*Enfoque Rojo
Marcelo Scoppa*Enfoque Rojo

El CELS a través de un comunicado indicó que “el proceso judicial que concluyó este viernes mostró las prácticas policiales de hostigamiento y humillaciones que sufren cotidianamente los jóvenes de la Villa 21-24 y de Zavaleta, y que en algunos casos llega a situaciones extremas como las torturas que sufrieron Iván y Ezequiel".

Además, desde el CELS, denunciaron que sigue impune el crimen de Christopher Rego de 26 años, asesinado el mes pasado por prefectos, a 300 metros de la entrada de la villa 21-24.

Dos años antes

El 24 de septiembre de 2016 miembros de las Fuerzas de Seguridad torturaron a Iván y a Ezequiel, militantes de La Poderosa.

Cuando ocurrieron los hechos, Ezequiel tenía 15 años e Iván 18. Esa noche Ezequiel volvía a su casa ubicada en la Villa 21-24 de Barracas, cuando miembros de la Policía Federal lo detienen, le piden identificación. Lo insultan, lo golpean. Iván, amigo de Ezequiel, se acerca para averiguar qué ocurría y también es detenido y golpeado. Los Federales, no conforme con esto, llaman a "colegas" de otra fuerza: Prefectura Naval. Estos uniformados cargan a los jóvenes en dos móviles, los llevan a su garita y los golpes e insultos se multiplican.

Los esposan, encapuchan y trasladan a los jóvenes hasta un descampado lleno de basura. Arrojan a Iván y Ezequiel a ese basural, los amenazan con tirarlos al Riachuelo (como ocurrió con Ezequiel Demonty, quien murió ahogado tras ser arrojado por policías federales en 2002).

Simularon fusilarlos por separado, les roban celulares, ropas y cadenitas. Los liberan a condición de que corran porque si los volvían a capturar, los matan.

Luego de la sentencia

Un acto improvisado por la emoción de quienes luchan contra la impunidad de los represores, quienes día a día denuncian que los jóvenes de los sectores populares son hostigados por las fuerzas represivas armadas por el Estado.

Porque además esta sentencia hay que contextualizarla. Este fallo merece ser llamado histórico porque desde el Gobierno de Cambiemos se ha promovido a la represión, incluso se ha elevado a política de Estado la ejecución sumaria, conocida popularmente como la “doctrina Chocobar”. Donde además los crímenes de Estado cometido contra Santiago Maldonado y luego contra Rafael Nahuel, fueron encubierto y justificado por el presidente Macri y la ministra Bullrich.

Por eso, afuera del Tribunal, este viernes Nora Cortiñas Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, sostuvo que la movilización de la juventud puede lograr estos fallos.

En el mismo sentido apuntó la abogada en causas de lesa humanidad, Myriam Bregman. “Felicito la enorme campaña que realizó la Poderosa alrededor de este caso, porque sin ella no hubiera tenido este resultado (…), cuando hablamos de tortura, no estamos hablando de una calificación legal, estamos peleando por un reconocimiento de lo que pasa en los barrios. Como en los juicios a los genocidas no queríamos que los condenen, por homicidio o por robos, como quisieron condenar a los asesinos de Rodolfo Walsh. Siguiendo las enseñanzas de él, luchamos para que se los conde por genocidas, para mostrar el proceso histórico en el que se vivía, y que en las razones económicas se explicaba la dictadura. Y en las razones económicas se explica las torturas que sufren las pibas y los pibes en los barrios”. Así finalizaba la diputada porteña del PTS-FIT.

Por su parte Iván, una de las víctimas, tras conocer el fallo dijo, “con la condena a los seis prefectos me siento mucho más tranquilo, porque hoy empieza a borrarse un nudo en la panza que llevo desde hace dos años".







Temas relacionados

La Poderosa   /    Patricia Bullrich   /    Rodolfo Walsh   /    La Garganta Poderosa   /    Myriam Bregman   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO