Internacional

ARABIA SAUDITA

La coalición árabe asesina a 31 refugiados que huían en barco de Yemen

Los disparos provenientes de la aviación de la coalición Árabe dirigida por Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos, asesinó a más de 30 refugiados somalíes que huían de Yemen.

Viernes 17 de marzo | 13:04

Al menos 31 refugiados somalíes han muerto, entre ellos doce mujeres, y decenas han resultado heridos al sur del puerto yemení de Al Hudeida, cuando un helicóptero Apache, de la coalición árabe, disparó sobre el barco en el que viajaban.

Pescadores y fuentes médicas del puerto de Al Hudeida, en el mar Rojo, informaron a la agencia Efe que el hecho ocurrió en la tarde del jueves a unos 55 kilómetros del puerto. Las fuentes confirmaron que los refugiados que según la ONU llevaban pasaporte de esa organización, fueron asesinados por disparos de un helicóptero Apache, parte de la coalición árabe que es dirigida por Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos.

La coalición encabezada por Arabia Saudita pelea contra las milicias Huthis (Chiitas y aliadas a Irán) que controlan el puerto de Al Hudeida, considerado un punto estratégico clave en el conflicto, ya que es el principal puerto yemení en aguas del mar Rojo y la única salida al mar que mantienen abierta las fuerzas Huties.

La coalición árabe mantiene un control total del espacio aéreo yemení, impidiendo a las milicias huties el uso de aviones o helicópteros. Por lo que no hay duda que el ataque provino de parte de Arabia Saudita.

Las víctimas viajaban desde Yemen a Sudán cuando fueron atacadas cerca del estrecho de Bab el Mandeb. Tras sufrir el ataque, el barco, con 145 personas abordo, llegó al muelle gracias a varias embarcaciones de pescadores, que ayudaron a la nave a arribar, a pesar de que como consecuencia de los disparos se habían abierto varias vías de agua en el casco.

El barco estaba capitaneado por tres marineros yemeníes y había salido de la provincia de Aden con ciudadanos somalíes del campamento de refugiados de Jarez, en la provincia de Lahech, fronteriza con Aden.

El ataque también causó decenas de heridos que, según las fuentes, una vez que llegaron a puerto, fueron trasladados a distintos centros médicos de la ciudad.

Yemen se ha convertido en los últimos años en una suerte de derivación de la guerra en Siria. Las milicias hutíes apoyadas por Irán se enfrentan a las fuerzas del ex presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi apoyado por Arabia Saudita. Estados Unidos, es un socio estratégico de la monarquía saudita, y le provee el armamento con el que bombardea permanentemente a Yemen.

El propio Trump inauguró su mandato mediante un bombardeo directo en Yemen en el que murieron decenas de civiles e incluso un soldado estadounidense, el primero en acción bajo la presidencia del magnate. Este episodio no hizo más que acelerar los ritmos de las luchas internas y los ataques de parte de Arabia Saudita y sus socios contra las milicias hutíes.

La llegada de inmigrantes a Yemen, que después intentan continuar camino hacia otros países prosigue a pesar de la guerra, que ha provocado que unos 17 millones de yemeníes, dos tercios de la población de este país, necesiten asistencia urgente para evitar el riesgo de morir de hambre en los próximos meses.

Yemen por su parte sufre la hambruna más grave del mundo, según las conclusiones del informe de la ONU sobre Seguridad Alimentaria y Nutrición de Emergencia de febrero de 2017.

La intervención de las potencias imperialistas, las regionales y sus aliados locales no ha hecho más que agudizar los padecimientos de los pueblos de la región. El asesinato de un grupo de refugiados que huían desesperados de la guerra, no hace más que confirmarlo.






Temas relacionados

Arabia Saudí   /    Arabia Saudita   /    Refugiados   /    Yemen   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO