Economía

ECONOMÍA INTERNACIONAL

La caída de la industria alemana alimenta temores de recesión en Europa

En junio cayó 1,5 % la producción industrial en Alemania. Esta retracción fue mayor a lo esperado, agrandando los temores de que Europa se dirija a una recesión luego de seis años.

Miércoles 7 de agosto | 23:55

En junio cayó 1,5 % la producción industrial en Alemania, exacerbando los temores de que Europa se dirija a una recesión luego de seis años. Esta retracción fue significativamente mayor a lo esperado. Analistas encuestados por Reuters habían estimado que la producción caería un 0,4 % mensual.

En términos interanuales la caída de la industria fue de 5,2 %, de acuerdo a la oficina de estadísticas de Alemania. Carsten Brzeski, economista jefe de ING para Alemania, caracterizó las cifras como "devastadoras, sin un lado positivo".

Después de una breve desaceleración el año pasado, la economía alemana se recuperó en los primeros tres meses de 2019. Pero muchos economistas, incluidos los del Bundesbank, el banco central de Alemania, predicen que las cifras del PIB de la próxima semana mostrarán una nueva contracción en el segundo trimestre del año.

Brzeski dijo: "Deberíamos prepararnos para la contracción de la economía alemana en el segundo trimestre, a menos que las exportaciones traigan una sorpresa inesperada el viernes".

Los principales factores que están afectando a la economía alemana es la crisis de la industria automotriz y el impacto de las tensiones comerciales entre EE.UU. y China. El sector manufacturero, históricamente el motor del crecimiento alemán, se ha convertido en su principal debilidad a medida que la industria automotriz continúa lidiando con el cambio de automóviles diesel a nuevos modelos eléctricos y los exportadores enfrentan una desaceleración en los pedidos de China.

La desaceleración de la producción industrial se produjo en todos los ámbitos, incluidos los bienes intermedios, bienes de capital, energía y bienes de consumo. La única área que creció fue la construcción, pero solo un magro 0,3 % después de dos meses de declive.

"La crisis en el sector automotriz continúa sin cesar", dijo Ralph Solveen, subdirector de investigación económica en Commerzbank. “La razón principal de esta debilidad ahora es probable que sea una demanda externa significativamente más débil. Todo esto apunta al hecho de que la manufactura seguirá siendo el punto débil de la economía alemana ".

La disminución de la producción industrial de junio "elimina cualquier esperanza de que los fuertes datos de pedidos publicados ayer marcaron el comienzo de una recuperación", dijo Andrew Kenningham, economista jefe para Europa de Capital Economics. "Las encuestas de negocios apuntan uniformemente a una mayor contracción en julio, por lo que las cosas parecen empeorar en lugar de mejorar".

"La caída continua en la producción da miedo", dijo Alexander Krueger, economista de Bankhaus Lampe. "Mientras más continúe esto, es más probable que otros sectores de la economía se vean arrastrados a esto".

El gobierno alemán espera que la economía del país crezca un 0,5 % este año y se recupere con un crecimiento del 1,5 % el próximo año.

Por su parte, el rendimiento de los bonos a 10 años de Alemania cayó a un nuevo mínimo histórico de menos 0,56 % el miércoles cuando los inversores reaccionaron a los débiles datos de producción industrial.







Temas relacionados

Industria   /    Recesión   /    Europa   /    Alemania   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO