Mundo Obrero Chile

INMIGRACIÓN

La brutal cara de la pobreza y la inmigración en Chile

Con la muerte del joven haitiano en Pudahuel, se han revelado las precarias condiciones de vida y vivienda en que viven cientos de inmigrantes pobres en Chile.

Domingo 18 de junio | 08:40

Las oleadas de frío que trajo el sistema frontal en la zona centro y sur del país han puesto a la palestra las escasas posibilidades de vivienda y trabajo de los sectores más pobres de la ciudad de Santiago, donde el grueso de esta población se concentra en la comunidad inmigrante que crece cada año buscando mejores oportunidades en el país.

La muerte del joven haitiano Benito Lalane, puso al debate las escasas condiciones de vida que tienen cientos de inmigrantes en Chile tras morir de hipotermia dentro de la vivienda que el habitaba.

Benito Lalane tenía 31 años y llegó a Chile el pasado mes de abril en búsqueda de trabajo, pero al no poder hablar español ni tampoco tener un trabajo estable dificultaron su estabilidad económica perjudicando su propia integridad.

Y es que la dura realidad que le tocó vivir a Benito es la realidad de la migración haitiana en Chile, donde durante el año pasado más de 10 mil inmigrantes haitianos llegaron al país algunos con posibilidad de tener una visa permanente mientras que a otros la imposibilidad de no tener documentos los arrojó al trabajo precario y a la explotación en los trabajos rurales de la zona central.

En Chile, el porcentaje de población inmigrante es de un 2,7%, traduciéndose a un total de 465.319 habitantes según los resultados de la encuesta Casen 2015. Cada año la población inmigrante toma protagonismo en las calles de la región metropolitana mediante el trabajo precario e informal, visibilizándose en las altas tasas de discriminación laboral que se traducen en las desventajas para buscar empleo donde muchas veces estas se expresan en verdaderas empresas para inmigrantes, catalogando el tipo de nacionalidad con un tipo de trabajo.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Inmigración   /   Pobreza   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO