Medios de comunicación

ELECCIONES 2017

La batalla de octubre comienza oficialmente en TV

Este miércoles comienzan los spots de campaña para las elecciones legislativas. El intento de ocultar al FIT, la polarización y los desafíos de la izquierda.

Fernando Scolnik

@FernandoScolnik

Miércoles 27 de septiembre | Edición del día

Cuando a las 7 de la mañana de este miércoles comiencen a salir en canales de televisión y radios de todo el país los spots electorales, se verá en parte disminuida una de las maniobras políticas y mediáticas de las últimas semanas: aquella que busca ocultar que el Frente de Izquierda, con casi un millón de votos en todo el país en las PASO de agosto, está en carrera para las elecciones de octubre y pelea por obtener nuevos diputados nacionales y provinciales para fortalecer las luchas de los trabajadores, las mujeres y la juventud. También quedará en evidencia que la cláusula proscriptiva del 1,5 % dejó afuera a otras opciones políticas, quedando el FIT como la única alternativa para el electorado de izquierda y progresista.

Los mismos medios de comunicación mayoritarios que vienen sembrando confusión y pistas falsas en el caso de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, han intentado esconder que el Frente de Izquierda superó las PASO en 22 distritos del país, llegando incluso a hacer una elección histórica en Jujuy, muy buenos resultados en provincias como Mendoza, Neuquén, Salta o Santa Cruz y resistiendo la polarización en el centro político del país con fuerte protagonismo de figuras como Nicolás del Caño y Myriam Bregman.

Te puede interesar: Casi un millón de votos para el Frente de Izquierda en todo el país

Contra toda evidencia, incluso en algunos casos renombrados editorialistas llegaron a la mentira abierta, “informando” a sus lectores que la izquierda había quedado fuera de carrera en las PASO.

Esta desinformación le sirve de los dos lados de la “grieta” a aquellos que llevan el juego de la polarización. Una gran campaña del Frente de Izquierda sale a la cancha para enfrentar estas maniobras con un fuerte esfuerzo militante en todo el país.

La campaña electoral de un lado y otro de la grieta

Frente a un escenario parejo, sobre todo en la Provincia de Buenos Aires, el mensaje político del macrismo intenta construir una victoria electoral sumándole a su base política y social un sector que se una a ellos no por el amor, sino por el espanto hacia la ex presidenta. Después de dos años de ajuste, impunidad y en el marco de la crisis por Maldonado, el antikirchnerismo seguirá siendo el arma fundamental para reclutar votos por fuera de su núcleo duro, especialmente entre aquellos que optaron por Sergio Massa en agosto. Los juicios por corrupción contra Julio de Vido y Amado Boudou jugarán un rol clave en ese sentido durante las próximas semanas, junto con la obra pública y un discurso económico optimista que intente convencer de que lo peor del ajuste ya pasó.

Del otro lado de la grieta, Cristina Kirchner se acordó tardíamente de que a su izquierda no estaba la pared, como le gustaba decir cuando era presidenta, y frente a sus dificultades electorales intenta convencer no solo a votantes peronistas (de Randazzo y algunos de Massa) de que es Unidad Ciudadana la opción para enfrentar el ajuste, sino también a los electores de la izquierda.

Sin embargo, a estos últimos no podrá convencerlos de votar a los futuros Pichetto y a los futuros Bossio que van en sus listas: las boletas de candidatos armadas por la ex presidenta incluyen al ¿ex? Movimiento Evita Jorge Taiana (que supo votarle leyes al PRO como legislador porteño), al ex menemista Daniel Scioli o al barón del conurbano Fernando Espinoza, entre tantos otros que en su curriculum tienen más antecedentes de apoyar planes patronales que medallas por sus combates contra el ajuste.

A su vez, el apoyo de repudiados líderes de la CGT a la candidatura de Cristina Kirchner, como Héctor Daer, Ricardo Pignanelli o Antonio Caló, tampoco genera mucha confianza de que alrededor de Unidad Ciudadana se esté formando el “equipo” para enfrentar el ajuste. El triunviro Daer, si por algo es conocido, es por otros hitos, como el de haber huido del palco de la CGT al negarse a ponerle fecha a un paro general.

Por último, la defensa de la Gendarmería que hizo la ex presidenta, responsabilizando en el caso Maldonado solamente a las órdenes políticas y no a esta institución represiva, no hizo más que recordar que si Cristina Kirchner llegara a “volver” a la presidencia, no dudaría en utilizar otra vez a esta fuerza de seguridad, como tantas veces lo hizo con el ex carapintada Sergio Berni, para reprimir las luchas obreras, como fue contra los trabajadores de Lear, de la Línea 60 de colectivos, contra los pobladores del Barrio Papa Francisco y en tantos otros casos.

La izquierda frente a octubre y una nueva fase del ajuste

Pero lo que está en juego en octubre es una elección legislativa. El macrismo busca conquistar capital político para encarar una nueva fase de ataque contra las condiciones de vida de las masas.

Según un informe difundido este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la mitad de los hogares del país están en situación de pobreza, al tener ingresos por debajo de los 15.000 pesos.

Sin embargo, la agenda que discuten por estos días el Gobierno y los grandes empresarios es que el “costo laboral” argentino es demasiado alto. Al compás de la reforma laboral en Brasil, buscan atacar más aún a la clase trabajadora para ganar lo que denominan “competitividad”. Nuevos tarifazos en los servicios públicos ya están programados también para después de octubre

De cara a lo que viene, es necesario un balance de lo que pasó. Los casi dos años que lleva el Gobierno de Macri ya dejaron lecciones del fracaso de la estrategia del kirchnerismo en la oposición. Si la anunciada “resistencia con aguante” nunca fue tal, también es cierto que su estrategia de esperar pasivamente que el malestar con la economía le diera un triunfo electoral mediante el “voto castigo” tuvo un revés en agosto y se asoma a una posible derrota en octubre. Los llamados de Cristina Kirchner a la “unidad del peronismo”, cuando este espacio le viene votando leyes a Macri y aplicando ataques en las provincias donde gobierna, preanuncian que la crisis de su política será encarada con un giro a la derecha.

En este marco, la batalla electoral para el PTS en el Frente de Izquierda es parte de la preparación para los nuevos ataques que vendrán, disputando la conciencia política de millones contra el oficialismo y la oposición cómplice del ajuste y por conquistar nuevos diputados y diputadas que fortalezcan las luchas y sean coherentes en el Congreso y las legislaturas con las peleas que todos los días dan en las calles. El Frente de Izquierda llega a la elección como la única coalición política que no le ha votado al macrismo ninguna ley de entrega o ajuste.

Te puede interesar: Se lanzaron los nuevos spots de la campaña de Nicolás del Caño y Myriam Bregman

Junto a los miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que han llevado adelante la campaña hacia las PASO, y los miles que se sumen en esta nueva etapa, contra la polarización es necesario que las ideas del Frente de Izquierda lleguen hasta cada rincón del país, cada lugar de trabajo, de estudio, cada barrio, bajo un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.

A la par, el pasado sábado se realizó el plenario del Movimiento de Agrupaciones Clasistas impulsado por el PTS y compañeros independientes que discutió la construcción de una corriente nacional en el movimiento obrero y las implicancias de la nueva etapa para la militancia en los sindicatos frente a un Gobierno que se propone cambiar la relación de fuerzas entre las clases.

Te puede interesar: Gran encuentro de agrupaciones clasistas en el Hotel Bauen

La batalla electoral y desarrollar una gran fuerza militante para cada lucha, cada lugar de trabajo, de estudio y cada barrio son las tareas para enfrentar la próxima etapa del ajuste.








Temas relacionados

Frente de Izquierda   /    Mauricio Macri   /    Myriam Bregman   /    Nicolás del Caño   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Medios de comunicación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO