Juventud

JUVENTUD

La batalla de los jóvenes contra el 2x1

Este miércoles pusimos el grito en el cielo miles que peleamos contra la impunidad, porque sabemos que la pelea de los jóvenes de ayer por otra sociedad, es la misma que nos toca dar hoy.

Jueves 11 de mayo | Edición del día

Fotografía: Luciano-Dico-@dicoluciano

Si hay algo que puede atestiguar lo especial que fue el 10M, fue el estado del transporte público. Durante largos minutos estuvieron sin servicio las líneas A y B del subte y los colectivos, que por costumbre transportan al atardecer a millones de personas desde el centro hacia sus casas, este miércoles hacían lo inverso. Después de larguísimas jornadas de trabajo o de cursadas en las facultades, a la salida de los colegios, y desde los terciarios del GBA, miles, cientos de miles de jóvenes y trabajadores eran atraídos hacia al microcentro porteño, como si la Pirámide de Mayo se hubiera transformado en un enorme imán.

Es que no era cualquier día. Tanto es así que no importaba si había que esperar una hora y media para llegar, si el subte cirulaba hasta Plaza Miserere o si el colectivero avisaba que el recorrido terminaba en Pueyrredón y que había que seguir el camino a pie. Había que estar. Había que decir presente. Había que gritar bien fuerte contra la impunidad. Había que frenar un fallo reaccionario.

Eso es lo que hicimos esa tarde miles de jóvenes que sabemos lo que fue la dictadura y el genocidio porque nos lo contaron nuestros viejos, nuestros tíos o un profesor en el colegio. Que sabemos que cuando decimos “memoria, verdad y justicia”, no se trata solo de recordar lo que pasó hace cuarenta años, sino de pelear para que no lo vuelvan a hacer hoy. Que tenemos claro que ante los intentos del gobierno de avanzar sobre nuestros derechos, sobre nuestras conquistas, la única respuesta posible es salir a enfrentarlos.

Te puede interesar: "Vamos a estar en las calles cada día hasta que este fallo pro genocidas se caiga"

A contramano

Pero en esos subtes colapsados y en esos colectivos desbordados también llegó camuflada la juventud de la impunidad. La de la Franja Morada. La juventud de Cambiemos, que es la que garantiza la política de Macri en los centros de estudiantes de las grandes facultades, incluso este tipo de medidas. La juventud que desde que se emitió el fallo, no hizo más que emitir pronunciamientos formales de repudio.

Los que vienen de la tradición de las leyes de "obediencia debida" y de "punto final" quieren mostrarse como opositores al 2x1, pero ¿Cómo van a estar en contra si están en la misma vereda? Si hace décadas le garantizan la impunidad a los genocidas. Solo al ver la bronca generalizada de los jóvenes y que la convocatoria iba a ser multitudinaria, resolvieron participar de la marcha.

Mientras tanto, en otros vagones llegaban los que dirigen en la mayoría de las universidades del conurbano, de La Plata y la facultad de sociales de la UBA. La juventud de La Cámpora, de Nuevo Encuentro, del Movimiento Evita, Del FPV. La de aquellos senadores como Abal Medina que le votaron los pliegos de Rosenkrantz y Rosatti al gobierno, elogiándolos y calificándolos como "dos de los mejores candidatos que podemos esperar desde el actual gobierno". La juventud que se quiere separar de esos personajes, poniéndoles el mote de "traidores" pero que dentro de pocos meses los van a acompañar en las boletas electorales.

Te puede interesar: Los sorprendentes elogios de Abal Medina al aprobar a los jueces del 2x1

Llegaban a la Plaza de Mayo para repudiar a Macri, para repudiar el 2x1, pero se hicieron los desentendidos sobre cómo se llegó a producir. Llegaban para repudiar a los genocidas, pero sin decir una palabra de uno que está muy contento con este fallo: Cesar Milani. Llegaban a la plaza para hablar de los derechos humanos, pero no dijeron una palabra sobre Jorge Julio Lopez.

Si ellos se preparan, nosotros también

Como una nube que anuncia la tormenta, este fallo es el primero de muchos intentos que montará la ceocracia para indultar a los genocidas. Porque los necesitan en la calle. Porque necesitan volver a usarlos. Necesitan volver a contar con sus manos libres para la represión a miles de jóvenes y trabajadores que estamos dispuestos a enfrentar sus planes.

Hay quienes dicen que en la vida no existen las casualidades. El 2x1 no sería la excepción a esa regla. Los empresarios necesitan un ajuste durísimo sobre todos nosotros para mantener sus ganancias. Es imposible que puedan llevarlo a cabo con las fuerzas represivas deslegitimadas. Con los militares encarcelados, con el ejército repudiadio por amplios sectores de la sociedad.

Por eso la agrupación En Clave Roja, conformada por militantes de la juventud del PTS e independientes referenciados en el Frente de Izquierda de Nicolas del Caño y Myriam Bregman, intenta mostrar una alternativa distinta para enfrentar -de verdad- al gobierno. Así lo hace desde la conducción del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras (CEFyL), independiente de todos los partidos tradicionales y que apuesta a la autoorganización de los estudiantes.

Te puede interesar: Filosofía y Letras UBA: El CEFyL marchará independiente contra el 2x1

El planteo impulsado desde ahí de que nuestras vidas, la de los jóvenes, la de los trabajadores, vale más que sus ganancias, las de los empresarios, no es una frase bonita. Tiene que ver con esto. Quieren que la juventud siga condenada a trabajos basura. Que sigamos condenados a abandonar nuestros estudios. A conformarnos con las migajas de este sistema. Y si nos oponemos a eso, si nos organizamos, si salimos a la calle, entonces necesitan la represión. Necesitan mano dura. Necesitan a los genocidas libres.

Pelear contra el 2x1, enfrentarlo realmente, hasta el final, es pelear por nuestras vidas. Es pelear contra sus ganancias. Es poner ese grito de rebeldía en el cielo y ser muy concientes de que para frenar a Macri, para frenar el ajuste, para derrotar a los genocidas y su impunidad, hay que seguir el camino de esa generación que en los años 70’ luchó para cambiarlo todo de raíz.






Temas relacionados

Facultad de Ciencias Sociales UBA   /    Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    UBA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO