Internacional

BRASIL – GOBIERNO DE TEMER

La agenda política de Temer garantiza la entrega del país

El mismo día que sectores de la prensa pedían la cabeza de su ministro de Justicia, Temer anuncia una agenda “positiva” que avanza en la entrega de los recursos nacionales del país.

Jueves 29 de septiembre de 2016 | Edición del día

Sin duda, esta agenda es positiva para los empresarios de las multinacionales y el imperialismo. En medio de la crisis ministerial, el presidente Michel Temer solicitó a su equipo de gobierno que pongan fin a la polémica sobre los dichos “gafes”, de sus colaboradores. El nuevo lema del gobierno golpista parece ser “no piensen en la crisis, trabajen por la entrega del país”.

Lo que Temer llama “gafes” es en realidad y como se ha popularizado, un “sincericidio”, una combinación de sinceridad y gestos de suicidio político: un ministro de Trabajo que anuncia una reforma laboral que habilitaría la jornada diaria de 12 horas o los dichos de uno de los principales dirigentes de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) que plantea una jornada semanal de 80 horas; un colaborador cercano al presidente que a título personal plantea que debería aprobarse la amnistía a todos los políticos involucrados con los casos de financiamiento ilegal (“ Caja 2”); o el último “sincericidio” del represor y actual ministro de Justicia, el tucano (PSDB) Alexandre de Moraes que adelantó los pasos a seguir en la Operación Lava Jato, antes de que se hicieran los anuncios oficiales.

Luego de la crisis abierta a partir de las declaraciones de su ministro de Justicia, Temer se reunió con Aécio Neves, presidente del PSDB, para mostrar que todo está en perfecta sintonía con el principal partido que apoya y asegura la estabilidad política del gobierno.

Te puede interesar: Avances de la Operación “Lava Jato”: ¿nuevos escenarios de crisis?

Desde Esquerda Diário venimos planteando que los tucanos exigen ataques rápidos contra los derechos laborales, dejando al PMDB y a Temer el costo de la impopularidad, con vistas a las elecciones presidenciales de 2018, sin excluir además la posibilidad de pedir la anulación de la lista Dilma-Temer por la que el presidente golpista se vería afectado. El ministro, aliado tucano Gilmar Mendes que preside el Tribunal Superior Electoral, puede brindarles para estos fines un gran servicio. Entre las exigencias tucanas debe incluirse la reforma del sistema de Seguridad social y jubilatorio que elevaría, tal como reflejan los medios, a 65 años la edad mínima para la jubilación, tanto para hombres como para mujeres. Otra es la reforma política para avanzar con la exclusión de la izquierda en la representación parlamentaria.

Consiente de las jugadas tucanas y de las presiones del mercado, Temer quiere mostrar una “agenda positiva” de la que nada favorable podemos esperar los trabajadores. Según la Agencia Estado, el Planalto (Casa de Gobierno) aprovechó su agenda repleta de audiencias con presidentes de grandes multinacionales para orientar a los ejecutivos a hablar en forma positiva con los medios. Fue así como el presidente de Petrobras, Pedro Parente, expuso su optimismo a partir de la votación de la entrega del Pre-sal pautada para la próxima semana, de la mano de un plan de privatizaciones.

Temer también se reunió con el presidente mundial de Shell, quien solo tuvo elogios para quien está dispuesto a asegurarle la entrega de las riquezas nacionales. Bem Van Beurden declaró que Brasil es un "lugar seguro" para invertir. "Esto tiene que ver con la seguridad y la estabilidad de las reglas y de las leyes”, sostuvo el ejecutivo. Evidentemente, no se refería a las leyes vigentes en el país como el respeto al sufragio popular, sino a las que garantizan la propiedad privada sobre los recursos del país. En la rueda de prensa el beneficiario de la entrega de los recursos nacionales, iniciada por Dilma y acelerada por Temer, fue consultado sobre el impeachment. Para el presidente de Shell, “lo importante de estos últimos acontecimientos es crear un clima propicio para inversiones”, declaró. “Venimos a hablar con el presidente sobre la confianza que tenemos en el país”.

Como la entrega del petróleo parece poco, ya que en la crisis el lema es que trabajen (por la entrega del país), luego recibió al presidente de la Hyundai, beneficiada por exenciones de impuestos y nunca investigada pero siempre citada en la Operación Lava Jato, quien anunció inversiones (muy inferiores a los valores que dejan de pagar en impuestos). Para concluir la agenda entreguista, Temer se reunió con el presidente mundial de la Fiat Chrysler Automóviles, Sergio Marchione, y no podía faltar, el representante directo del capital imperialista, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Jacob Lew.

Queda claro que de la agenda política de las reuniones presidenciales no se puede esperar nada favorable para los trabajadores. Su agenda está centrada en avanzar en la entrega al capital extranjero de las grandes riquezas del país.








Temas relacionados

Michel Temer   /    PMDB   /    PSDB   /    Petrobras   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO