ROSARIO

La UNR abre sus puertas con techos derrumbados y aulas colapsadas por la humedad

Aulas clausuradas por la humedad, las filtraciones y cielo rasos que se vinieron abajo por la acumulación de agua. Mientras tanto se aplica un recorte del 70% en infraestructura, votado por el Consejo Superior de la UNR.

Martes 7 de febrero de 2017 | 21:46

Como todos los años en los primeros días de febrero la Universidad Nacional de Rosario abrió sus puertas. Esta vez con condiciones edilicias críticas en numerosas facultades. Se registraron al menos derrumbes en los techos de Ingeniería, Derecho, Humanidades y Psicología, sumado a las aulas colapsadas por la humedad, las filtraciones y los hongos que inundaron las paredes. En las redes sociales los estudiantes y los docentes hacían pública esta situación y expresaban su indignación frente al silencio de las autoridades.

Techos de la Facultad de Derecho

La lluvia, otra vez, fue quien puso de manifiesto una situación ya conocida por el conjunto de la comunidad educativa, ya que existe una relación directa entre las condiciones edilicias y el presupuesto. El rector Héctor Floriani en diciembre del año pasado hizo votar en Consejo Superior una reducción del 70% del presupuesto en infraestructura y el 33% para becas estudiantiles, al mismo tiempo que el ex-kirchnerista Lino Barañao promovía el recorte del 60% en materia de ciencia y técnica, derrotado por la lucha de los trabajadores del CONICET.

El presupuesto educativo se trata de un tema crítico para la gestión del gobierno de Macri. Recordemos que el año pasado una de las marchas más masivas fue la de estudiantes y docentes contra el presidente y su ministro de educación Esteban Bullrich. En aquel momento las demandas giraban en torno a paritarias acorde a la inflación para los docentes y mayor presupuesto, ya que las universidades más importantes del país alertaban quedarse sin dinero para pagar los servicios básicos durante el segundo semestre.

Techos de la Facultad de Psicología

Un año después las demandas vuelven a reiterarse. Las facultades abren en condiciones de deterioro edilicio mientras los docentes vuelven a exigir la apertura de paritarias con un aumento del 40%, muy lejos del 18% testigo que quieren negociar los gobernadores. En el caso de la UNR los docentes ya se encuentran en estado de alerta y el presupuesto educativo vuelve a ser un reclamo para el conjunto de la comunidad luego del recorte presupuestario en materia de infraestructura votado por la gestión de radicales y kirchneritas a fines del año pasado.

Explícita es la complicidad política de las autoridadades de la UNR para administrar las políticas de ajuste en la universidad. La situación del presupuesto educativo y el salario docente vuelve a ser una demanda de la comunidad educativa a pocos meses del comienzo del año lectivo, frente a un gobierno que teje alianzas políticas con sectores de la oposición para garantizar el desfinanciamiento de la educación pública.







Temas relacionados

Presupuesto educativo   /    UNR   /    Rosario   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO