Política Chile

A 50 AÑOS DE LA REFORMA AGRARIA

La Reforma agraria y la demanda por la expropiación de los recursos naturales

Este año se cumplieron los 50 años de la promulgación de Ley de Reforma Agraria, la cual se aplicó bajo el gobierno de Allende y abrió un gran sentimiento a la demanda por la expropiación y el control de los recursos naturales por parte de campesinos pobres y trabajadores.

Paloma Vargas

Santiago de Chile

Sábado 29 de julio

En el período de los años 40 y y 60 en Chile, el desarrollo de la técnica, los avances en la modernización de las ciudades y el retraso tecnológico en el campo, generó que la conservación de relaciones laborales se estableciera con una amplia cantidad de campesinos sin salario, la cual provocó que los niveles de pobreza campesina aumenten considerablemente a lo largo del siglo XX generando grandes oleadas migratorias, campo ciudad.

Como respuesta ante la exigencia de mejoras en las condiciones de vida del mundo rural y el aumento del almacenamiento en las ciudades de alimentos, el gobierno del falangista Frei Montalva estipula un proyecto de ley que reforme el sistema económico campesino y agrícola de aquel período.

En 1962 en el Parlamento se aprueba la primera reforma agraria conocida como la “ Ley del Macetero”, la cual plantea redistribuir tierras estatales entre los campesinos y organizar instituciones fiscales, pero este proyecto de ley no tuvo mayores consecuencias. Sin embargo, sentó las bases de lo que continuaría como "La reforma agraria" en el gobierno de Salvador allende. Durante este año se crea INDAP (Instituto de Desarrollo Agropecuario) y CORA (Corporación de Reforma Agraria) quienes se encargan de aportar con créditos y asistencia técnica.

La Reforma Agraria en Chile

El principal objetivo político de la reforma agraria consistía en la presión de un sector progresista contra una derecha conservadora que mantenía un sistema semi feudal mediante el inquilinaje y la mediería.

Entre 1965-1970 se realizan entre el plano jurídico e institucional una serie de transformaciones sobre la tierra y la organización social campesina, apelando a la modernización del “viejo” régimen agrario, pero a pesar de los terrenos expropiados los avances fueron insuficientes en la modificación estructural y hasta reforzaron el control de la tierra por parte de los grupos terratenientes.

El proceso de reforma agraria desde el periodo de 1967 y 1970 abarcó un total del 40% del terreno productivo. En 1966 se crea la ley de prohibición de la subdivisión y venta privada de los predios de más de 80 hectáreas sin la autorización del Estado, que dio pie a la limitación de la acumulación de tierras en manos de las mismas personas y ya 1967 se crea la nueva ley sindical que permitió la organización de sindicatos de los trabajadores asalariados rurales.

Los objetivos de la reforma agraria consistía en la mejora de la productividad del campo, mediante la redistribución de la tierra de las tierras afectadas por la Reforma Agraria y la derogación de las disposiciones que impedían la enajenación de la propiedad indígena y comunitaria, impulsaron el surgimiento de un dinámico mercado de tierras. Además de mejorar las condiciones del campesinado tras la obtención del derecho a considerarse como trabajadores del campo y derecho a sindicalizarse, las transformaciones de la técnica en el campo cumplieron un rol principal mediante la explotación de las tierras cultivadas.

La expropiación de la tierra y el latifundio

Una importante lección que podemos rescatar de la reforma agraria en Chile, es la demanda por la expropiación de los recursos naturales de las grandes familias y empresarios en manos de los trabajadores y pueblos oprimidos por el sistema capitalista, donde el límite de la reforma agraria sobrepasó las expectativas de campesinos y trabajadores, demandando la expropiación total del latifundio con la fuerza de la movilización de miles de campesinos pobres, trabajadores agrícolas e industriales.

Hoy, nuevas voces levantan la demanda por la expropiación de la tierra y los recursos naturales en manos de los trabajadores, Daniel Vargas, candidato a diputado por la región de Antofagasta por el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) llamó este jueves a levantar una campaña por la expropiación sin pago de la minera Escondida.






Temas relacionados

Política Chile   /   Expropiación    /   Reformas en Chile   /   Renta agraria

Comentarios

DEJAR COMENTARIO