GATILLO FÁCIL

La Policía rosarina mata a otro joven

Elías Damián Martínez falleció el 28/08 tras recibir una bala policial. Las versiones hechas circular por la Policía hablaban de un enfrentamiento, pero cada vez es más claro que se trató de un fusilamiento. Su madre había denunciado en junio amenazas policiales. Los policías implicados continúan libres.

Alfredo González

@Alf_Gonzalez_

Sábado 12 de septiembre de 2015 | Edición del día

Foto: Diario La Capital - Comisaria del Barrio Rucci

Tan sólo dos semanas después de que policías de civil, que actuaban como patovicas, asesinaran e intentaran desaparecer a Gerardo “Pichón” Escobar, la Policía de Rosario mató a Elías Damián Martínez con un tiro por la espalda mientras circulaba como acompañante en una moto en barrio Rucci, en el marco de una persecución por un supuesto intento de robo. Luego de conocerse la muerte de Elías, la Policía hizo circular versiones de un supuesto enfrentamiento y disparos cruzados con los jóvenes. Pero con el paso de los días, este discurso comenzó a desmoronarse. No se encontró la supuesta arma, ni signos que avalaran el relato policial.

A pesar de que está claro que el balazo que acabó con la vida de Elías provino del arma de un uniformado, ninguno de los policías implicados se encuentra detenido, tras haber pagado una fianza de tan sólo 5 mil pesos. Los familiares de Elías, que se movilizaron a los Tribunales Provinciales la semana pasada, denunciaron (según publicaba el diario El Ciudadano) que “(…) Los policías están en libertad; no puede ser que maten, paguen una fianza y salgan porque son policías. Nosotros venimos a pedir la detención de estos policías porque lo conocían (por Elías) y ya no querían verlo vivo. No tenía arma, no se tiroteó”. Claudia, su madre, había denunciado ya en junio pasado amenazas policiales, ya que los uniformados “se la tenían jurada”.

En Rosario la Policía sigue matando. A los casos de Franco Casco, Jonatan Herrera y Gerardo Escobar, se suma un nuevo muerto a manos de una Policía que se ampara en la impunidad para matar, mientras el Gobierno de la Ciudad festeja la incorporación de un “asesor” proveniente de una de las Policías más brutales del mundo, mientras los políticos de los partidos patronales (PS, UCR, PJ) se llenan la boca sobre la “inseguridad” y no dicen nada de la inseguridad que sufren los jóvenes de los barrios. Esa inseguridad que asesina por la espalda con su arma reglamentaria, protegida por jueces y funcionarios.







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    Maldita Policía   /    Policía del gatillo facil   /    Rosario   /    Gatillo fácil   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO