Juventud

GATILLO FÁCIL EN ROSARIO

La Policía asesina a un primo de Franco Casco

Carlos Godoy fue asesinado el 24 de mayo, a manos de la Policía. Su familia denuncia un nuevo caso de gatillo fácil y aprietes por parte de la Policía. Preparan para éste próximo miércoles una concentración frente a Fiscalía.

Laura Bogado

CeProDH | Rosario

Martes 9 de junio de 2015 | Edición del día

Carlos Godoy fue asesinado el 24 de mayo, a manos de la policía. Su familia denuncia un nuevo caso de gatillo fácil y aprietes por parte de la policía. Preparan para éste próximo miércoles una concentración frente a Fiscalía.

Llego a Empalme Graneros caminando por esas calles olvidadas que ni en tiempos de elecciones el Estado se hace cargo de la falta de pavimento, cloacas, gas y luz.

En la puerta nos espera Vicente, papá de Carlos. También se encuentra Ramón Casco, papá de Franco, que ve a su familia sacudida nuevamente por otra tragedia: Carlos es el tercer miembro de la familia que muere en manos del aparato estatal por el único crimen de ser jóven y humilde. El primero, Franco Casco (20) quién desaparece el 7 de octubre y es encontrado días después flotando en el Río Paraná. Luego vino Mauricio Gomez (23) quien murió hace 7 meses cuando fue arrojado desde un techo, ya esposado por los policías que lo detuvieron sin una causa clara. Ahora le tocó a Carlos (25) un trabajador humilde que tenia dos laburos para mantener su casa, que cuando caminaba por el puente ubicado en calle Sorrento hacia su casa para encontrarse con su compañera y su nene de 3 años, fue baleado por la espalda por las fuerzas de seguridad y luego en la cabeza.

“Sabemos que hubo 14 tiros, pero no sabemos si todos le pegaron. Pero no tenemos ninguna información, nada de nada. No sabemos cuantos tiros le dieron en la cabeza. Solamente nos guiamos por lo que vieron los testigos, la forma en que le tiraban, como cayó, los metros que caminó. El milico andaba con mochila, sacó un guante y un arma y se lo pusieron en la mano a mi hijo. Los testimonios ya están en Fiscalía. Nosotros estamos como en la luna, no sabemos ni siquiera quienes son los policías. Lo único que sabemos por los testigos es que todos los tiros los dieron por la espalda” relata Vicente sentado en la puerta de su casa. Y agrega que “la versión de ellos es que había otro muerto ¿y dónde está ese muerto? Había otro que estaba herido ¿y dónde está el herido? Directamente se la agarraron con él. No estaba involucrado con otros pibes. Estaba con la ropa de trabajo, los documentos, recibo de sueldo”.

El fiscal a cargo es Miguel Moreno. Según Nelinda, la madre de Carlos, se les pidió expresamente que no hablen con los medios ni realicen movilizaciones. Parece que para la Fiscalía, tal cual hicieron con el caso de Franco y el de Jonathan Herrera, lo más importante es el encubrimiento policial y nunca dar respuestas. Se les pide a las familias con su dolor a cuestas que se callen. Que dejen de hacer lo único que les queda para mantener vivos a sus hijos: gritar justicia.

En medio de la campaña electoral, los partidos del régimen repiten hasta el hartazgo la necesidad de "más seguridad" y prometen más Policía en las calles. Pero las consecuencias de esta política represiva en los barrios son las persecuciones, las violaciones a los derechos humanos, la criminalización de la pobreza, los Carlos.

El fiscal y la Policía quieren callar a la familia de Carlos Godoy

No solo existe éste intento de acallar las voces de la familia Godoy por parte del fiscal, sino que la propia Policía santafesina con su prepotencia e impunidad, ya comenzó los aprietes.

El miércoles pasado familiares y vecinos se movilizaron en el barrio hasta el lugar de los hechos en pedido de justicia y se encontraron nuevamente con otro episodio de violencia institucional: un patrullero fue hasta el lugar y casi atropellan una nena. No conformes, un de los efectivos bajo con su Itaka cargada y apunto a los niños presentes y luego a los adultos.

Uno de los hermanos de Carlos, muestra el video dónde se ve el patrullero y sus efectivos, amedrentando a los presentes. Cuenta además como encerraron a la familia, no dejando pasar a los medios al lugar donde protestaban para que no haya público.

“La gente le tiene miedo a la Policía, hacen esto para que les tengan miedo. Acá porque se esta denunciando que es lo que pasa pero ¿cuántos casos más hay y las familias no hacen nada por miedo a la Policía?” Se pregunta uno de los vecinos que se acerca a la ronda.

Acompañemos a la familia Godoy en su pedido de justicia

Los Godoy dejan en claro que no van a quedarse quietos, y hacen caso omiso a este intento de enterrar la memoria de su hijo para que el caso quede impune, como los tantos casos de gatillo fácil que se suceden en la provincia. Este miércoles 10 de junio, preparan una nueva movilización frente a Fiscalía (calle Montevideo y Moreno) para exigir respuestas. La familia deja la convocatoria abierta a la participación de todo aquel que quiera acompañarlos, porque saben que la única forma de hacerse escuchar es presionando también desde las calles. Desde La Izquierda Diario estaremos presentes.








Temas relacionados

Franco Casco   /    Maldita Policía   /    Rosario   /    Gatillo fácil   /    Santa Fe   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO