Sociedad

GENOCIDIO

La Plata: revés para un abogado defensor de genocidas

El Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires (COLPROBA) desestimó la sanción que había resuelto el Colegio de Abogados de La Plata (CALP) contra la abogada del APEL (Asociación Profesionales en Lucha) y de Justicia Ya! La Plata Pía Garralda.

Maine García

Hija de desaparecidos | Miembro del CeProDH y de Justicia Ya!

Miércoles 24 de abril | 19:03

El COLPROBA resolvió no hacer lugar a la sanción que a pedido del abogado de genocidas Dr. Juan José Losinno había dado lugar el CALP. El Dr. Losinno realizó una denuncia en el colegio mencionado porque nuestra compañera de Justicia Ya! Pía Garralda, en ocasión de encontrárselo en los pasillos de los Tribunales Federales, no lo saludó explicándole, luego de la interpelación de este ante la falta de saludo, que ella “no saluda a abogados de genocidas”. Luego de varios años de realizada la misma, finalmente el COLPROBA se pronunció exponiendo entre sus argumentos que la sanción pretendida censura la garantía de libertad de opinión y expresión y que la falta de saludo no infringe las normas de ética profesional de les abogades.

La solicitud de sanción presentada por Juan José Losinno fue posterior a la sentencia del juicio que investigó los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura militar en el centro clandestino “La Cacha”, juicio en el cual el abogado defendió al genocida Claudio Raúl Grande quien fue condenado a solo 13 años de prisión por haber cometido crímenes aberrantes y hoy se encuentra en libertad. En dicho juicio la abogada Pía Garralda actuó como representante de la querella colectiva Justicia Ya! y de los casos particulares María Laura Bretal, Norma Aquín, Nora Gutiérrez Penette, Inés Paleo y Silvia Cavecchia.

La sanción interpuesta por los miembros del Tribunal de Disciplina del CALP José Abel Irazú, Juan Eduardo Caniggia, Angela Bedouret, Carlo Garobbio y Cristina E. Delucchi y ayer desestimada por COLPROBA, consistía en una advertencia, más las costas del proceso. El Tribunal de Disciplina consideró que “las palabras empleadas por la denunciada se consideraron en el contexto como agraviantes, o en su defecto como un desprecio por las normas de estilo. Independientemente de las razones que determinaron que motivaron el uso de la terminología que se cuestiona (…) La negativa a saludar al colega en razón de la defensa de una persona acusada de un delito de lesa humanidad o en su defecto por la forma en que el denunciante ejerciera la defensa de sus clientes y la afirmación en términos de represores o genocidas constituye una afrenta innecesaria y desmedida”.

Luego de una campaña en defensa de la compañera que logró la solidaridad de múltiples organizaciones sociales, gremiales, políticas, estudiantiles y de derechos humanos, logramos un retroceso en semejante atropello a las libertades democráticas.

Cabe recordar que durante todo el desarrollo del juicio que investigó los delitos de lesa humanidad en “La Cacha”, el abogado denunciante mostró su profunda compenetración con los métodos y la ideología de los represores. Lossino es un militante de la derecha católica y fue defensor del pedófilo Julio César Grassi y del urólogo abusador de Ensenada, Pablo Colaci.

Durante todo el juicio mencionado, el defensor Losinno acechó a sobrevivientes y familiares en los pasillos de los tribunales, los agravió mientras prestaban testimonio y protagonizó toda clase de chicanas y provocaciones con el fin de dilatar las audiencias de un demorado juicio que se desarrolló 38 años después de los hechos.

El hostigamiento por parte de Losinno motivó que el Tribunal Oral N°1 lo apercibiera, precisamente, por su actitud “poco ética”. La sanción fue comunicada al Colegio Público de Abogados de La Plata para que investigue su actuación profesional. Además fue apercibido por el Juez Federal Kreplak por falta de decoro y respeto en causa de lesa humanidad.

Este hecho constituye un pequeño triunfo frente a la avanzada negacionista del gobierno que conlleva a más impunidad mediante privilegios a los genocidas como las prisiones domiciliarias y las fragmentaciones y múltiples dilaciones en los juicios de lesa humanidad.







Temas relacionados

Genocidas   /    Crímenes de lesa humanidad   /    Juicio a Genocidas   /    Lesa humanidad   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO