Géneros y Sexualidades

CUPO LABORAL TRANS

La Plata: “No hace falta ser trans para pelear por el cupo”

El martes 23 en la Facultad de Humanidades más de 100 personas participaron de la charla “Personas TTT y acceso al trabajo” en el marco de la campaña por el cupo laboral trans en la UNLP.

Juliana Yantorno

Estudiante de Lenguas Modernas y Sociología / UNLP

Jueves 25 de mayo | 14:15

Este primer encuentro del ciclo de charlas fue organizado por la colectiva por los derechos de las personas travestis, transexuales y transgénero. Participaron como panelistas Valentina Pereyra (ATTTA La Plata), Luz Santos Morón (CeProDH- Pan y Rosas), Alba Rueda (Mujeres Trans Argentina) y Francisco Sfeir (activista independiente trans y trabajador en la FAHCE).

Desde el panel hicieron énfasis en que, aunque la ley provincial “Diana Sacayán” se sancionó a fines del 2015, la cual prevé el acceso al 1% de los cargos públicos del territorio bonaerense a personas trans, sigue sin efectivizarse. Sin embargo, esta ley es un gran avance sobre la que se paran para que pueda ser efectiva la implementación del cupo laboral trans en la planta de no docentes de la UNLP.

Realizaron a su vez, una denuncia a las políticas opresoras y represoras del Estado. Esta situación que se ve a nivel nacional se vuelve más alarmante en La Plata al estar sometidas a las permanentes y sistemáticas violencias en la “zona roja”, y la exposición a una vulnerabilidad extrema tanto bajo la gestión actual de Garro como con la anterior de Bruera.

Tanto Alba Rueda, como Valentina Pereyra hicieron hincapié en la realidad que viven las personas trans, no solo porque no pueden acceder al derecho al trabajo, sino también por la violencia que se ejerce desde todas las instituciones del Estado. La escuela, es una institución que excluye y discrimina, que nos dice con qué jugar, que nos moldea en el binomio varón - mujer discriminando cualquier disidencia por fuera de este.

También fue un eje del debate el hecho de que con la ley sola no alcanza, ya que muchas de las personas transgénero, travestis o transexuales que ya cuentan con un trabajo formal, sufren distintos tipos de discriminación. En este sentido alzó su voz Dylan, empleado en un supermercado, quien está dando una pelea para que la obra social le reconozca su identidad y le de las prestaciones médicas para las operaciones quirúrgicas de cambio de sexo, como dice la ley de identidad de género en el artículo 11.

En su turno Francisco Sfeir, activista independiente y trabajador del buffet en la Facultad de Humanidades, denunció las condiciones de precarización laboral a las que debe afrontar y la necesidad de su paso a planta permanente ya que hoy tiene trabajo por beca.

Luz Santos Morón, abogada de CeProDh y militante de Pan y Rosas, hizo referencia a la situación de precarización que viven trabajadores no docentes en la UNLP, argumentando que 1 de cada 3 trabaja en condiciones de precariedad. Por lo que la exigencia de la implementación del cupo laboral viene de la mano de buenas condiciones de trabajo “salimos de la precarización de la calle para acceder a un trabajo formal y no para que sigan vulnerando nuestros derechos como en la UNLP”. A su vez denunció que, aunque hubo avances en cuanto a las leyes para este colectivo “la expectativa de vida es de 35 años promedio y siguen enfrentándose a problemas cotidianos sin tener acceso al trabajo, salud y educación. A cinco años de la implementación de la ley de identidad de género todavía no se cumple. Lo que demuestra que la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida”.

Argumentó que el sistema capitalista es central en esta opresión, ya que mercantiliza y cosifica el cuerpo de las mujeres y de las personas trans. Finalizó haciendo un llamado a unir la fuerza de todos los sectores oprimidos de este sistema para enfrentar a quienes nos explotan y oprimen, porque son ellos quienes sostienen las divisiones de los de abajo.

La charla finalizó haciendo un llamado a todas las personas presentes a seguir dando la pelea por el cupo laboral trans en la UNLP, difundiendo en las cursadas, organizando la secretaria de género, y participando de las siguientes charlas que se estarán realizando. Es indispensable que trabajadores y estudiantes junto con el colectivo TTT tomemos en nuestras manos esta pelea ya que como planteó Valentina en su intervención “no hace falta ser trans para pelear por el cupo”.

Por último se convocó a concentrar el martes 30 a las 16 horas en Rectorado, donde se realizará la presentación de la colectiva ante una mesa de trabajo con la universidad.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO