Sociedad

PANDEMIA

La Pampa: importante aumento de los casos de Covid-19

En las últimas semanas se ha registrado un marcado aumento de los casos positivos de coronavirus en la provincia. Las principales ciudades volvieron a fase 2 y se está evaluando retroceder a fase 1 en la capital pampeana.

Viernes 23 de octubre | 09:02

El Ministerio de Salud emitió ayer un informe diario donde precisaron que, tras analizar 335 muestras en los laboratorios provinciales, se detectaron 119 nuevos casos positivos de coronavirus. De esta manera, el índice de positividad diario se ubicó en torno al 35,5 %, muy por encima del 10 % recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por otro lado, precisaron que se encuentran aisladas un total de 7.311 personas.

Las autoridades se vieron obligadas a habilitar los módulos hospitalarios para internar a pacientes de clínica médica, debido a que esta área del Centro Emergente de Asistencia Respiratoria (CEAR) se vio colmada.

Según las últimas cifras desde el inicio de la pandemia La Pampa registró 1.853 positivos de coronavirus, de los cuales 859 permanecen activos, 20 han fallecido y 974 se han recuperado. La curva de contagios de coronavirus en la provincia sigue creciendo y se aceleró fuertemente en la última semana: los casos activos registrados en la provincia se duplicaron en solo siete días.

El crecimiento de los casos activos ha sido impulsado principalmente por Santa Rosa. En el mes de octubre la capital tuvo un crecimiento del 1476%, al pasar de 34 activos el 1° de octubre a 536 el día 21. General Pico, por su parte, tuvo un crecimiento del 570%, pasó de 30 a 201 contagiados activos en 21 días. En el resto de la provincia las cifras fueron más estables, con una curva tendiendo a ser aplanada: 137 a 182 casos, es decir, un 32%.

A mediados de septiembre el gobierno de La Pampa decidió el regreso presencial a clases con protocolos para grupos reducidos que habían perdido la vinculación pedagógica, salvo en alguna localidad que se encontraba en fase 2 por aumento de casos COVID. Actualmente en las grandes ciudades se volvieron a interrumpieron las clases presenciales.

Marchas y contramarchas de fases donde ya la población en general no logra comprender en que situación nos encontramos. Fase 2 y todo funcionando salvo la prohibición de encuentros sociales y familiares. Argumentan que los bares, restaurantes, gimnasios cumplen con los protocolos. Sin embargo en estos días se detectaron gran cantidad de contagios en un gimnasio.

Desde todas las esferas tanto nacionales como provinciales hacen hincapié solo en la responsabilidad individual y social, nada dicen de sus responsabilidades en el manejo de la pandemia. En otras provincias ya hay hospitales colapsados, con cientos de trabajadores contagiados y muertos.

Todos los funcionarios se ocuparon de decir que estos meses servirían para preparar el sistema de salud y evitar el colapso. Nada de ello se ve en la realidad de los Hospitales y Centros de Salud. Y no se trata solo de respiradores como expresa el Ministro de Salud sino de quiénes van a estar para atender esos pacientes en los respiradores.

En conferencia de prensa el 21/10 el gremio ATE reveló que hay 123 agentes sanitarios contagiados, dato otorgado por el gobierno en reunión realizada en el día de ayer. Además, aseguró que entre el 80 y 90% de los agentes que atienden a los enfermos más graves son “precarizados”. No habría datos discriminados de lugar, ni nivel de atención. Además por cada contagio hay entre 2 y 3 agentes de salud aislados. Agregan que hay estudiantes de la UNLPam y del IVT (Instituto Visión Tecnológica) que con el formato de pasantía están en la “trinchera” de la pandemia.
También explicaron que las y los trabajadores monotributistas cuentan con dos seguros: uno de mala praxis y otro por si les pasa algo en el transcurso de ir o volver de su trabajo, pero ningún seguro los ampara si adquieren COVID-19.

ATE comenzó a visibilizar la situación de trabajadores precarizados desde agosto en acciones públicas con conferencias de prensa. Lamentablemente los y las trabajadoras de salud desde el comienzo de la pandemia en la Provincia fueron “amenazados” con sanciones por una resolución ministerial lo que ha ocasionado una gran desmovilización ya que además ningún gremio en ese momento denuncio. A esto se suma una gran desconfianza en los gremios por los cuales no se sienten representados desde hace años. Otra razón que podría explicar el silencio es que el gobierno se ocupa de pagar en negro gran cantidad de guardias a cientos de trabajadores para paliar sus salarios, lo que en este momento se ha incrementado como forma de extorsión.

Vale aclarar en este punto que desde hace años se avaló desde los sindicatos que las guardias sean depositadas en las cajas de ahorros de trabajadores sin recibos de sueldos, ya que durante el Kirchnerismo se sufrían descuentos tremendos del impuesto a ganancias pero no se realizaban los aportes jubilatorios. Siempre en nuestra provincia fueron una caja negra con la cuál suplieron la falta de recurso humano y se pagaron “obediencias debidas al Gobierno”.

En La Pampa como en el resto del país la precarización no es una novedad, viene siendo la única manera de contratación ofrecida desde el Estado y avalada por los gremios. Claramente la precarización, el pluriempleo por bajos salarios, infraestructuras obsoletas e inapropiadas en Hospitales y centros de Salud, condiciones laborales inadecuadas, es decir la crisis del sistema de salud viene desde hace décadas de la mano de todos los gobiernos que han pasado, pero hoy se verán las mayores consecuencias.

Todo esto muestra el problema que genera no haber tomado medidas de fondo como la reconversión de ramas de la industria para producir los insumos necesarios para equipar los hospitales, o incrementar los testeos para aislar científicamente, el nombramiento de personal con todos los derechos laborales para así poder reducir las jornadas laborales y reorganizar los hospitales reduciendo contagios.

En la provincia de La Pampa hay hospitales con jornada reducida y centros de salud a tiempo completo, como si el coronavirus fuera solo a ingresar por los grandes establecimientos.

Una medida fundamental como la centralización del sistema de salud (con control de trabajadores y la comunidad) para que todos los recursos disponibles estén bajo órbita estatal no se realizó para que verdaderamente haya una planificación y los recursos se distribuyan según la necesidad y no según quien pueda pagarlos.

Un impuesto a las grandes fortunas para que la salud pública cuente con todo el presupuesto necesario para enfrentar la pandemia permitiría aumentar diez veces los fondos destinados al área de salud. Unos $1700 millones como lo demuestra el proyecto presentado por el Frente de Izquierda Unidad.

Los denominados comités de crisis donde participan los gremios a puertas cerradas con el gobierno no sirven, solo vienen cumpliendo el rol de administrar la miseria y la mayoría de las veces dando la espalda a las demandas de los trabajadores. La organización debe desarrollarse en cada lugar de trabajo desde abajo con unidad y fuerte organización en comisiones de higiene y seguridad, tarea que deberían propiciar los sindicatos.

Hoy Argentina ya alcanzo el millón de contagios y según los datos de los centros de control epidemiológico Europeos es el país con mayor número de muertes diarias por millón de habitantes. Además nuestro país fue apartado del registro de testeo Covid 19 por el sitio Our worl in data dependiente de la Universidad de Oxford por falta de confiabilidad respecto al testeo.

El otro lado de la moneda son millones de familias en emergencia habitacional, sin los servicios básicos como agua potable, ni acceso a derechos elementales. Se les pide lavarse las manos, usar alcohol en gel, y cada día son miles los que se hunden en la pobreza. Mientras se continúa pagando la deuda externa y beneficiando a Bancos, empresarios capitalistas, y terratenientes, las familias trabajadoras sufren los ajustes de presupuestos en áreas como salud pública. Tanto el gobierno nacional como el provincial son responsables de todo esto, y en consecuencia observamos que siguen aumentando los contagios y muertes evitables.







Temas relacionados

#covid19    /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    La Pampa   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO