VENEZUELA

La OEA busca demandar al Chavismo en la Corte de la Haya

La OEA (Organización de los Estados Americanos) prepara un documento de más 800 páginas en que acusa al chavismo de cometer violaciones de lesa humanidad; luego de que Maduro sea proclamado de forma anticipada como presidente electo.

Viernes 1ro de junio

Juramento Anticipado: Maduro busca legitimidad ante un escenario de fuerte tensionamiento político interno como internacional.

En Venezuela, las últimas semanas han estado marcadas por un fuerte tensionamiento político, luego de las elecciones generales anticipadas, donde la abstención tuvo un componente histórico del país, junto a la situación de catástrofe económica tanto por plan de ajustes capitalistas y ataques neoliberales desde el propio gobierno a la población, como también por las sanciones y presiones imperialistas del gobierno de Trump y la acción de la Derecha Continental con el retiro de embajadores.

En medio del escenario de crisis, Maduro monto un “acto institucional” ante los poderes del Estado, acto planificado entre la alta burocracia chavista junto a los altos mandos de las Fuerzas Armadas, y de cara a la “Asamblea Constituyente” controlada por la propia burocracia estatal para adelantar su proclamación como gobernante para el periodo 2019-2025.

El objetivo de adelantar el acto 8 meses (enero 2019) es dar por legitimado al régimen frente tanto al escenario de enorme crisis interna incubado por el Chavismo y la burguesía nacional y el descalabro provocado por la subordinación económica de la economía rentista que mantiene el régimen, como por la ofensiva de la Derecha Regional organizada en el servil “Grupo de Lima”.

El imperialismo norteamericano ha aprovechado la ocasión para redoblar la campaña contra el régimen, retirando embajadores y personal diplomático, para así acelerar la crisis de Maduro, buscando el colapso y asegurar una subordinación directa al FMI, y su agenda neoliberal en el “Patio trasero”.

La OEA responde, preparando una demanda en la Haya y así extender la campaña internacional contra el Chavismo.

Luis Almagro Secretario general de la OEA, concluía este martes, junto a un “panel de expertos” con personal de “Costa Rica”, “Canadá” y “Argentina”, que habían pruebas suficientes para condenar al régimen chavista por delitos de lesa humanidad.

Con un documento de 400 páginas y otras tantas de anexo, Almagro se dispone a que el tribunal internacional inicie un juicio contra el chavismo, donde se denuncian más de 130 víctimas fatales en protestas por parte del Estado, más de 8 mil víctimas de ejecuciones “documentadas” y otras muchas de represión por parte del Chavismo.

Esta investigación interesada es parte de la política de la derecha continental, que solo a 6 días del acto anticipado, buscan bloquear cualquier tipo de legitimación del régimen del Chavismo, y extender la campaña a un plano internacional, para entregar “mas fundamentos” para una campaña activa para el “intervencionismo”.

Es curioso el ahínco con el que la OEA busca hacer campaña contra Venezuela, pero nada dicen de los asesinatos políticos en Brasil, la represión y criminalización de la protesta social y el pueblo Mapuche en Chile, de las desapariciones políticas, como la de Santiago Maldonado en Argentina, o los golpes institucionales en Honduras y Brasil. Así la OEA y el Grupo de Lima se demuestran como instrumentos útiles del imperialismo Norteamericano, contra el pueblo trabajador en latinoamerica, donde busca aprovechar activamente el fin de ciclo de los gobiernos “postneoliberales” para gobiernos de Derecha y profundizar la subordinación imperialista en la Región.

Ante el chavismo y la Derecha internacional, es necesario que el pueblo trabajador levante una politica y una fuerza social independiente.

El Chavismo por otra parte no hace mas que acentuar sus rasgos bonapartistas, concentrado el poder político, y fomentando el estado policíaco aplicando medidas anti obreras contra la población que nada tienen que envidiarle a los planes de ajustes del FMI.

La fuga de capitales por parte de la burguesía local y el propio Estado han generado un desbarranco en la débil economía rentista, que abusando de un “falso socialismo”, encubren las medidas de austeridad contra el pueblo trabajador en Venezuela, profundizando la desnacionalización de la economía, entregando la minería al capital extranjero, creando zonas económicas especiales para trasnacioanles, donde se les exonera de pagar impuestos y de aplicar la legislación laboral nacional (prohibir el derecho a huelga), o el activo interés en pagar la deuda externa, generando una inflación brutal contra el pueblo.

Frente a esta situación imperante, es hora de redoblar el combate por la organización política independiente de la clase trabajadora, enfrentando el bonapartismo reaccionario de Maduro y su camarilla, así como los planes de la derecha proimperialista, porque los trabajadores son la única fuerza social que puede dar una salida progresiva a la monumental crisis actual. Para ello, necesita unir sus filas conquistando la más amplia independencia respecto al gobierno, al Estado y los partidos políticos patronales, así como ante toda injerencia imperialista.






Temas relacionados

Crisis Venezuela   /   Venezuela   /   OEA   /   Chavismo   /   Nicolás Maduro   /   Elecciones

Comentarios

DEJAR COMENTARIO