Sociedad

CONTAMINACIÓN CAPITALISTA

La Matanza: Susana Aranda lleva 16 días de huelga de hambre frente a la Municipalidad

La mujer atacada por denunciar a la cementera Klaukol por contaminación y enfermedades exige a la intendente Magario el cierre de la fábrica y atención médica para vecinos de Las Mercedes.

Martes 15 de noviembre | 17:29

Foto Comunicacionsocial.org.ar

Susana Aranda, la mujer atacada por denunciar la contaminación y enfermedades que produce la cementera continúa sin ingerir alimentos y exigiendo al Municipio de La Matanza el cierre de la fábrica y atención médica inmediata para los vecinos de Las Mercedes.

La Izquierda Diario dialogó con quien lleva 16 días sin ingerir alimentos en modo de protesta, desde el acampe instalaron frente al municipio los vecinos autoconvocados contra Perex Klaucol.

¿Por qué decidieron trasladar la protesta directamente a la municipalidad?

- El Juez federal Rodríguez es el que va a establecer una mesa de diálogo entre el Municipio, la empresa y los vecinos. Ayer me llamaron diciendo que la reunión pasaba de fecha por un feriado judicial y la verdad es que mi salud se está deteriorando después de estar 16 días sin comer.

Decidimos con otros vecinos venir a acampar frente al Municipio para que la Intendenta Magario vea, si es que se acerca por acá, lo que estamos pidiendo.

¿Alguien del Municipio se hizo presente en este tiempo?

- Sí, el secretario general de Gobierno, Gustavo Dutto, se hizo presente en el acampe de Virrey del Pino, pero sólo vino para decir que no se va a poder trasladar el barrio y que no hay en La Matanza hospitales que nos puedan tratar la intoxicación de metales pesados que tenemos los vecinos.

La verdad es que nosotros tenemos dos reclamos: el primero es que trasladen el barrio ya que la zona donde está Klaukol está toda contaminada, el aire, la tierra y las napas. Pero lo más grave es que ni siquiera tenemos dónde tratarnos. Cuando alguien cae intoxicado corremos al hospital de Cañuelas, pero no nos atienden porque no somos de ese municipio, el hospital “Simplemente Evita” del Kilómetro 32 está vacío, no tiene nada. En el Hospital Paroissien nos dicen que está colapsado y que no nos pueden atender. El Hospital Ballestrini no tiene insumos ni pediatras para atender a los chicos. En Virrey del Pino no hay hospitales, ni siquiera una salita de primeros auxilios. En González Catán hay un UPA 24 pero sólo sirve para que te tomen la presión, no tienen cómo atender los problemas de intoxicaciones por metales pesados que genera Klaukol.

¿Cuáles son los próximos pasos a seguir?

- Este miércoles a las 18 vamos a hacer una asamblea en los portones del parque Klaukol, en el kilómetro 44,500 de la Ruta 3, para decidir cómo vamos a seguir la lucha e invitamos a todas las agrupaciones a que se hagan presentes para decidir cómo vamos a seguir.

El planeta es de todos, no de Magario, ni de Vidal, ni de Macri ni de Espinoza. Es de todos. Pero mi barrio respira veneno en el aire y eso es lo que más me preocupa.




Temas relacionados

Klaukol   /    Huelga de hambre   /    Verónica Magario   /    Contaminación   /    La Matanza   /    Ecología y Medioambiente   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO