Política

CORRUPCIÓN

La Justicia inhabilita a dirigentes del PRO para la función pública

La decisión alcanza a Miguel Del Sel y al actual Intendente de Funes León Barreto por no poder justificar el origen y destino real de fondos de campaña en 2012.

Viernes 22 de septiembre | Edición del día

El Juez Federal Reinaldo Rodríguez tomó la decisión de “inhabilitar por el plazo de 6 meses para el ejercicio de sus derechos de elegir y ser elegidos en las elecciones a cargos públicos nacionales y en las elecciones de autoridades de los partidos políticos y para el ejercicio de cargos públicos y partidarios” a dirigentes del PRO entre los que se encuentran el “cómico” Miguel Del Sel, ex candidato a Gobernador de Santa Fe y ex Embajador en Panamá, y el actual Intendente de Funes León Barreto, quienes tenían en ese momento los cargos partidarios de Presidente y Tesorero respectivamente.

Te puede interesar: Corrupción en el Corral de Macri

El balance de campaña presentado por el PRO en 2012 “impide conocer en forma completa y real el origen y destino de los fondos de campaña”. La resolución sostiene que el partido “no presentó los extractos bancarios de las dos cuentas declaradas y registradas en el Banco de la Nación Argentina, por lo que no se pudo hacer un análisis de las mismas”. Asegura también, que en el balance faltan la “acreditación del origen y/o destino de los fondos recibidos por parte del presidente y tesorero del partido y los responsables políticos y económico-financiero de la campaña”.

Década ganada… para la casta política

No sólo en el PRO están “flojos de papeles”. Una causa similar, asegura que el Partido Socialista no pudo justificar más de dos millones de pesos recibidos para la campaña del 2007, elección en la que Hermes Binner fue electo Gobernador de Santa Fe. Una de las empresas aportantes, fue la concesionaria Puerto Rosario, investigada por lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Octavio Crivaro: Binner y Bonfatti, del amparo al financiamiento narco

Otro de los aportantes fue Monticas, la parasitaria empresa de transporte interurbano que en febrero fue noticia por ser responsable de la muerte de 12 pasajeros, que a su vez recibía subsidios millonarios desde el Estado.

Hace pocos días, este mismo diario dio cuenta de los mecanismos usados por el radicalismo presidido por José Corral para desviar fondos millonarios a supuestas ONG´s dirigidas por punteros de Cambiemos, pero que hace poco menos que un suspiro, era parte esencial del Frente Progresista Cívico y Social junto al PS.

Mal que le pese a los apologistas de “la grieta”, el kirchnerismo no es su única expresión de la corruptela. Este no es un problema de manzanas podridas, sino el de toda una casta política al servicio de los empresarios donde se encuentran “en el mismo lodo, todos manoseados”. La corrupción, como la sombra, es inseparable de esta casta que se enriquece y el sistema social que representan. Su proyección oscureció, probablemente para siempre, el supuesto honestismo republicano del Partido Socialista. Hoy, las mismas sombras, comienzan a empañar la misma hipocresía “cambiemista”, incluso a Elisa Carrió, autodenominada “fiscal de la Nación”, quien en tan solo once años (entre 2005 y 2016) aumentó su patrimonio 53 veces, llegando casi a los 5 millones de pesos.

La pasada, evidentemente, fue una “década ganada” también para los representantes de Cambiemos.

Solo el Frente de Izquierda y de los Trabajadores pelea por acabar con los privilegios de esta casta, exige que todo funcionario cobre igual que una maestra, y lo más importante de todo, predica con el ejemplo donando el resto de sus dietas a las luchas del pueblo trabajador, las mujeres y la juventud.








Temas relacionados

Elecciones 2017   /    Cambiemos   /    Casta política   /    Octavio Crivaro   /    Miguel Del Sel   /    Elisa Carrió   /    Santa Fe   /    Partido Socialista   /    Mauricio Macri   /    Corrupción   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO