Política Estado Español

REFERÉNDUM CATALUNYA

La Fiscalía quiere dejar el 1O “atado y bien atado”

La Fiscalía Superior de Catalunya ha elaborado unas instrucciones muy concretas para que los Mossos se encarguen que nadie acceda a los centros electorales el 1O.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Miércoles 27 de septiembre | Edición del día

Foto: EFE/Quique García

El fiscal ha dictado una serie de órdenes muy precisas para que los Mossos d’Esquadra protejan y cierren a cal y canto los centros electorales. Ni Franco lo hubiera hecho mejor. La instrucción está dirigida al Major de los Mossos y en las tres páginas que tiene de extensión atiende a una serie de eventualidades y escenarios muy concretos.

En primer lugar, exige el precintado de todos los locales que sean susceptibles de usarse para el 1O. Y, antes de precintarlos asegurarse que no haya nadie. El precintado debe ser efectivo y para ello hay que utilizar “…materiales que garanticen la inviolabilidad del sellado y un cartel que advierta de la responsabilidad penal…”. Todo esto debe estar realizado para el sábado 30 como máximo.

Además, debe haber una estrecha vigilancia de esos locales hasta las 21hs del domingo 1. De esta manera se garantizaría que no esos locales no fuesen usados para el referéndum. No solo basta con ellos, sino que hay que vigilar los alrededores de los centros electorales e impedir que se celebre el referéndum en 100 metros a la redonda. Habría que suponer que, si el día acompaña, y se pusieran las mesas a 101 metros, se podrían celebrar las votaciones al aire libre.

Los Mossos, y es de suponer que también los Guardias civiles o la Policía nacional, tendrán que despertarse muy temprano. De acuerdo a la organización del referéndum las mesas habrán de constituirse para las 7:30am. La instrucción del fiscal plantea que esa acción debe evitarse y para ello es necesario estar presente en el lugar con anticipación. La policía del Principado tendrá la obligación de identificar a las autoridades de las mesas y de aquellos que violenten el precintado y por supuesto realizar un atestado e informes sobre los sucesos.

Y, para facilitarle las tareas a la policía catalana, el Fiscal, dispone que en caso de necesitar ayuda para desempeñar las funciones requeridas, los Mossos podrán requerir de la ayuda de las policías locales, en primer lugar. En caso de no ser suficientes, ahí sí podrán apelar a las fuerzas que están albergadas en el barco de piolín y el coyote.

Más allá de las ironías o las bromas, estas órdenes del Fiscal de Catalunya se encargan de poner a prueba a los Mossos d’Esquadra. Les manda a hacer la faena que enfrente a las masas que quieren votar, ahorrándosela a los “vitoreados” Guardias civiles y Policía nacional. Esto significa exponer a los Mossos ante la posibilidad de desorden público y/o enfrentamiento con la gente que quiere votar.

Los Mossos demostrarán una vez más que obedecen a las órdenes de sus superiores. Como ya lo han hecho en otras ocasiones, sean jueces o fiscales, procedan del Ministerio de Interior o del Tribunal Constitucional. Los Mossos no desobedecen, ni se lo plantean. Lo ha dejado bien claro el Major Josep Lluís Trapero en las órdenes escritas que transmitido a sus subordinados. De hecho, ya han comenzado a identificar a quienes son los responsables de los centros de votación a partir de hoy mismo.

El Conseller d’Interior tan solo se amparó en que "cualquier actuación policial debe ir orientada a no crear más problemas sino a solucionar problemas", sin decir nada sobre que los Mossos no tienen obligación alguna de obedecer a las autoridades españolas. Una vez más “obedezco al Estado pero busco subterfugios”.

El Vicepresident, Oriol Junqueras, se ha referido a la orden del fiscal de manera indirecta. En un acto en Ripollet dijo que "las instituciones, los Mossos, las escuelas, los hospitales o las universidades deben estar al servicio de la gente…”. Pero nada concreto. Tan solo algunas quejas, pero ¿qué hacemos los que queremos votar? Nada de nada.

David Fernández de la CUP habló del “delirio represivo” de las órdenes del Fiscal. Para rematar con "es técnicamente inejecutable pero además, es que lo haremos inaplicable con nuestros cuerpos que en estos momentos son nuestras urnas". Lo que no explica es cómo harán para que los Mossos no puedan aplicar las órdenes del fiscal y llevarse las urnas. Una vez más se impone la legalidad española. ¿Para qué se votaron las leyes de transitoriedad y referéndum, entonces?

El prestigio de los Mossos y el mito de una policía patriótica como alimentaron los dirigentes de la CUP quedarán al desnudo en los próximos días. La “patria” de la policía es la clase a la que obedece, la burguesía catalana. Y, la burguesía ha dicho a través de Foment del Treball que no apoya el 1O. Y, si bien sus abogados políticos, convocaron a votar el 1O, no lo han preparado.

El 1O, como ya hemos dicho en múltiples artículos y declaraciones de la CRT, solo podrá realizarse a condición de que los trabajadores y el pueblo lo tomen en sus propias manos. La reacción popular del 20S, la preparación de la huelga convocada por CGT, IAC y otros sindicatos para el día 3, la aparición masiva del movimiento estudiantil, son señales de que las masas comienzan a entrar en la escena política. Aunque para garantizar el 1O se necesita mucho más.






Temas relacionados

Fiscalía Superior de Catalunya   /    Mossos d’Esquadra   /    Política Estado Español   /    Referendum en Catalunya   /    Represión policial   /    Represión   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO