MUERTES OBRERAS

La Fiscalía de Neuquén culpa al trabajador fallecido en Bodega del Fin del Mundo

Las abogadas del Ceprodh y de la querella, presentada por los padres de la víctima, solicitaron ante la Oficina Judicial la revisión de la decisión fiscal, que desestima la causa y ordena su archivo y exigen la reapertura de la investigación.

Jueves 28 de noviembre | 13:57

Natalia Hormazabal y Mariana Derni, abogadas del Ceprodh y de la querella, presentada por los padres de la víctima, Sandra Mazacotte y Juan Gabriel Gómez, solicitaron ante la Oficina Judicial la revisión de la decisión fiscal que desestima la causa y ordena su archivo.

La fiscal Sandra Ruixo, a cargo de la investigación de la muerte de Juan José Gómez, trabajador muerto en Bodega del Fin del Mundo en abril de este año, emitió una resolución desestimando la causa. Determinó que la muerte fue producto de la negligencia de Gómez, de 22 años.

En la presentación, la querella impugna la decisión fiscal y solicita la reapertura de la investigación en tanto resulta arbitraria e infundada. “Como ya había anticipado a lo largo de la escueta investigación, la fiscal Ruixo decide negar a toda costa, y pese a las evidencias, cualquier responsabilidad patronal de la empresa perteneciente al Grupo Eurnekian Family Wine Estates”, afirmaron.

En este sentido advierten que pretende, “culpar al trabajador de su propia muerte, a pesar de estar hartamente probado la deficiencia en las condiciones de seguridad e higiene, y la violación a las normas que certifican calidad en la tarea”.

Mariana Derni aseguró que la fiscal llevó adelante una “investigación sesgada” y “dirigió siempre la causa, intentando mostrar la culpa de la víctima”. Además, denunció que “investigó el accionar del joven los días previos, incluso sus comunicaciones. Mientras ni siquiera tuvo en cuenta las precarias y deficientes condiciones de trabajo”.

Natalia Hormazabal aseguró que “la fiscal niega la larga cadena de responsabilidades que esconde esta muerte”. En este sentido, la abogada explicó que “es responsabilidad de la Bodega del Fin del Mundo S.A, garantizar la seguridad de sus trabajadores”. Denunció que la “Aseguradora de Riesgos del Trabajo Provincia ART fue negligente” y que “la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia de Neuquén, que posee el poder de policía, no acreditó un sólo control sobre las normas de seguridad en el establecimiento”.

Concluyó afirmando que insistirán “en la reapertura de la investigación, porque la vida de los obreros vale más que las ganancias de las empresas.”







Comentarios

DEJAR COMENTARIO