Bolivia

SE AGRAVA LA LUCHA DE CAMARILLAS EN LA UNIVERSIDAD DE COCHABAMBA

La FUL – URUS convertida en amarrahuatos de Fredy Arce

El pasado martes 1 de marzo se llevó a cabo una magna asamblea en la entrada de la Universidad Mayor de San Simón de la ciudad de Cochabamba convocada por la FUL-URUS para tratar la crisis universitaria abierta con la existencia de dos rectores pertenecientes a diversas camarillas.

Javo Ferreira

Militante de la LOR-CI

Jueves 3 de marzo de 2016 | Edición del día

Foto: Diario Los Tiempos

La asamblea, con la “masiva” participación estudiantil de unas 150 personas que debía tomar decisiones para una población universitaria de casi 70.000 estudiantes, terminó poniendo en evidencia el carácter conservador de la FUL, y su enorme divorcio de las necesidades de la base estudiantil. Esta situación contrasta con la profunda unidad alcanzada con el derechista, golpeador de estudiantes y matón de la academia, Dr. Freddy Arce.

Una asamblea decadente

La asamblea empezó con la participación de los aparatos de las diversas camarillas universitarias, por un lado con un grupo encabezado por URUS y gente ligada al reconocido semifascista Fredy Arce, aspirante a rector y sostenido por la FUL y por la Federación Docente y por otro lado un sector ligado a individuos reconocidos como operadores del MAS. Así mismo un grupo de estudiantes del valle de Sajta se hicieron presentes preocupados por cómo puede afectar esta nueva lucha camarillera en el curso de la gestión académica, nuevamente amenazada por estas irregularidades. Los estudiantes de base, fueron el gran ausente de esta instancia de deliberación. La primera intervención, se baso en un balance del resultado del referéndum pasado, a cargo del secretario ejecutivo de la FUL-URUS, Alejandro Mostajo quien tomó los escándalos de corrupción que envuelven el caso Evo-Gabriela Zapata por el tráfico de influencias, manifestando que los masistas corruptos habían sido derrotados en las urnas y que producto de esto intentaban asaltar la institucionalidad universitaria de la mano de uno de los rectores, Luis Garvizú. Al estudiante Mostajo, quien se reclama nada menos que trotskista, se le olvido convenientemente, mencionar los otros impulsores del voto NO como Reyes Villa y Nueva Fuerza Republicana, el gobernador de Sta Cruz Rubén Costas o los viejos neoliberales como Tuto Quiroga o Doria Medina. Este “olvido” funcional a sus acuerdos con Arce, convirtió al expositor en un peón del discurso de la oposición patronal que hace énfasis en la corrupción, la dictadura de Evo y el respeto a la institucionalidad que el MAS pretendería violar no solo con la Constitución, la justicia y otras esferas estatales sino también la universidad. URUS exige se respeten los reaccionarios estatutos que sostienen el régimen universitario y que son la cobertura para el cultivo de las camarillas docentes-estudiantiles.

Una crisis sin fin

Ya el año pasado las clases fueron interrumpidas por más de 4 meses ante la huelga convocada por la FUL, y terminada luego de un acuerdo a espaldas nuevamente de la amplia mayoría estudiantil donde las autoridades se comprometían a tomar exámenes a los docentes, hacerse cargo de la salud del compañero John Copaga que se encuentra en estado crítico por el criminal atentado de las huestes del MAS y el rectorado y por alcanzar la libertad de 4 estudiantes detenidos desde el fin del conflicto. Como es sabido todo esto no se ha cumplido y es lo que empuja a URUS a aliarse a los opositores derechistas al rector del MAS. La situación actual amenaza detonar un nuevo y mas largo conflicto de camarillas donde nuevamente los intereses estudiantiles son burlados para defender a uno u otro personero del régimen universitario.

La adaptación y burocratización de URUS

URUS es el brazo juvenil de una organización que históricamente ha hablado en nombre del trotskismo en Bolivia, y que particularmente en Cochabamba, pareciera haber escapado a la enorme crisis y disminución de fuerzas que atraviesa desde hace años en todo el país, al lograr dirigir desde hace más de una década la Federación Universitaria Local. Sin embargo como podemos ver hoy, este aparente éxito de esta agrupación es en realidad la adaptación ya sin límites al reaccionario régimen universitario y la institucionalidad impuesta por el Estado. Atrás quedaron los sloganes sobre la “revolución universitaria” o los incorrectos pero radicalizados discursos sobre la “dictadura estudiantil”. Hoy URUS no solo que ha tenido el triste logro de conseguir que a las asambleas estudiantiles ya no vaya ningún estudiante de base ante la manipulación e instrumentalización burocrática de las mismas –en las gestiones del los años 2000-2004 las asambleas contaban con la participación de hasta 1500 estudiantes- sino que incluso ha terminando regalándole banderas democráticas a los delincuentes ligados al MAS que durante esta ultima asamblea exigían que la FUL-URUS convoque inmediatamente a elecciones al haberse vencido el plazo de URUS hace varios meses. El intento de prorrogarse condujo a Jarlin Coca –otro dirigente envejecido de URUS- a afirmar que convocarían a elecciones solo cuando este posesionado el nuevo rector, para ellos Freddy Arce, según mandan los…. ¡estatutos!!!!

Por un programa para impulsar la lucha contra el régimen universitario

Esta lucha de camarillas en la cual están envueltos los uristas, no solo que atenta contra los intereses estudiantiles, convierte a la universidad en coto de caza de los diversos grupos docentes y estudiantiles asociados para el reparto de espacios de influencia académica, trabajo para los “incondicionales” y continuar con la absoluta decadencia universitaria además de ensuciar las banderas y el legado del trotskismo, hoy comprometido por los vergonzosos acuerdos con la derecha. Se hace urgente impulsar un plan de lucha para erradicar a estas mafias universitarias lo que solo se puede lograr incorporando a las bases estudiantiles en forma activa contra las diversas camarillas. Hay que impulsar en forma urgente la organización del cuerpo de delegados de cada curso para tomar la dirección de la FUL y ponerla al servicio de la base, contra el bloque fredysta-urista y contra masistas pluris multis. La lucha por el voto universal igualitario contribuirá no solo a democratizar las universidades sino también a terminar con el reaccionario voto ponderado fundamento de la corrupción académica. Así mismo es necesario recuperar la autonomía universitaria para el desarrollo de la ciencia y no como sucede actualmente para encubrir y proteger a los diversos grupos mafiosos que hoy se disputan la universidad boliviana. Se hace necesaria una urgente lucha para soldar al movimiento estudiantil con los intereses de los trabajadores y el pueblo, recuperando el legado de los años 40 del pacto obrero universitario para unir la lucha de estudiantes y trabajadores.

(*) Federación Universitaria Local – Unión Revolucionaria de Universitarios Socialistas, ligado al Partido Obrero Revolucionario. Amarrahuatos es una expresión local, equivalente a “tirasacos” que se popularizó en la política boliviana luego de que un militante del MAS fuera filmado amarrando los zapatos de Evo Morales







Temas relacionados

Bolivia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO