Cultura

CULTURA

La Escuela del Desaprender: rock de la vieja escuela

La banda formada en el 2005, presenta “Evolución”, su nuevo disco que sale esta semana, el sábado en Avellaneda. Con ese motivo y para hablar su tercer trabajo discográfico, La Izquierda Diario entrevisto a Gastón y Gonzalo, cantante y guitarrista de la Escuela.

Jueves 10 de noviembre de 2016 | Edición del día

El grupo de Valentín Alsina nos recibió en la veterinaria donde trabaja Gastón. Luego de dos meses de ensayos pre-grabación y un mes dentro del estudio, los fundadores de la banda se encuentran más que entusiasmados del resultado de un disco más rockero que los anteriores y con letras especiales por el momento que les tocó atravesar. Desde su primer ensayo, con dos criollas y un balde de plástico, pasando por sus dos álbum: en 2010 “La mejor esquina de tu cabeza”, y en el 2012 “El desaprendido”, transitando varias giras por la costa, cinco años tocando todos los fines de semana, hasta este futuro prometedor de rock del bueno.

¿Qué nos pueden contar del nuevo disco?

El disco tendría que haber salido un tiempo atrás, pero por distintos problemas: músicos que se fueron, problemas económicos, etc, se fue atrasando. En el medio de este nuevo y el anterior, sacamos un demo de cinco temas. Para nosotros es como una aventura este nuevo CD: nos costó mucho sacarlo, dentro de nuestra independencia y posibilidades, lo grabamos lo mejor posible. Tiene 12 temas, y sigue un poco la historia musical e ideológica de la banda. Es un disco que lo trabajamos casi tres años, ya lo queremos ver en la mano, no aguantamos más. Fue bastante agotador, un mes entero grabando diez horas en el estudio de Matadero Records.

¿En qué se diferencia de los discos anteriores?

Nos fue más difícil sacarlo que los anteriores. Pero sigue la línea que cruza los otros dos discos. Cuando empezamos con la banda teníamos una identidad, una forma de ver las cosas, crecimos pero no perdimos la ideología de la banda, la vida nos va llevando por otros lados y vamos aprendiendo. Aparte nuevos integrantes le suman su estilo y personalidad. Las letras siempre apuntan a las mismas cosas, las mismas problemáticas. Las canciones fueron hechas antes de que los otros integrantes se vayan, y muchas de las letras son como premonitorias, donde la gente que las escuchó nos pregunta si la hicimos por todo lo que nos pasó. Hay una canción especial que la queremos destacar, se llama “La última trinchera” que está dedicada a la sobrina de Gastón, que la compuso en la camioneta yendo todos los días a un hospital de zona norte.

La Escuela tuvo la gentileza de hacernos escuchar el disco entero antes de que salga. La canción de la que hablan es muy emotiva y promete tocar fibras íntimas en los recitales: está dedicada a una niña que está luchando contra una grave enfermedad. La voz de Gastón parece un grito de guerra cuando canta: “Cuando el viento traiga tu corazón, no habrá muerte que pueda con vos”…

¿Tuvieron alguna colaboración en el disco?

La gente que participó en este CD, son personas que nos venían a ver, pasaron de ser públicos a laburar con nosotros. El arte, la escenografía, la prensa y la organización la llevan adelante ellos codo a codo con la banda. Así en general es con todo lo que hacemos.

¿Qué expectativas tienen con el disco?

Por lo que nosotros sentimos cuando adelantamos los temas en los shows, creemos que hay mucha expectativa en la gente y en nosotros mucho más. El próximo año nos encontrará difundiendo por todos lados el disco. Si todo marcha bien, el año que viene estaremos tocando todos los fines de semana.








Temas relacionados

La Escuela del Desaprender   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO