Política

La Corte Suprema al servicio de los deseos de los genocidas

La corte suprema acaba de hacerle un gran favor a los genocidas: Roque Italo Pappalardo, condenado a cadena perpetua por el asesinato del abogado laboralista Carlos Moreno, podrá volver a su casa gracias a la decisión de los jueces Lorenzetti, Maqueda, Highton y Petracchi.

Jueves 4 de septiembre de 2014 | Edición del día

La noticia fue conocida ayer y contradice al Tribunal Oral Federal de Mar del Plata que lo condenó en 2012 y había rechazado pedidos de la defensa para que el genocida sea trasladado a su domicilio aludiendo problemas de salud, que según el propio Servicio Penitenciario y el Tribunal, podían ser perfectamente atendidos en prisión. La Cámara de Casación Penal fue quien aceptó el pedido de la defensa de Pappalardo, motivo por el cual ya se encuentra en su domicilio; fue la fiscalía quien apeló a la Corte Suprema, que ahora vuelve a dar la razón al genocida, quedando firme la decisión.

En lo que algunos medios oficialistas consideran un viraje en los lineamientos de la Corte Suprema que rechazaba intervenir en estos planteos y mantener firme la decisión de cárcel común a los genocidas, reclamo histórico de los organismos de derechos humanos; esta definición de la corte es un precedente y un mensaje para el conjunto de los genocidas. 74 de ellos, ya condenados, están fugados gracias a este tipo de beneficios. En los próximos meses, los magistrados deben analizar doce pedidos más de prisión domiciliaria.

Mientras tanto, el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, en su paso por Foro Mundial de Derechos Humanos Marruecos 2014, señalo ayer a Télam que “ logramos una autoridad moral y ética en materia de derechos humanos. Estamos muy orgullosos de lo que logramos, sabemos que todavía falta, pero vamos en el rumbo correcto”. La decisión de la Corte de brindar más beneficios e impunidad a los genocidas, se da de bruces con estas declaraciones.







Temas relacionados

Genocidio   /    Corte Suprema   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO