Géneros y Sexualidades

CÓRDOBA / ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO

La Córdoba clerical que atrasa cien años

En la "Córdoba de las campanas" la lucha por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito sigue en las calles a pesar de la Iglesia y su Justicia. Sigue sin implementarse el aborto no punible mientras la mayoría ya se posicionó a favor de este derecho y miles salieron a las calles para conquistarlo.

Leticia Celli

Abogada | CeProDH

Martes 19 de junio | Edición del día

Foto de Colectivo Manifiesto

Todavía resuenan las risas, los cantos y los llantos de los pañuelos verdes de la mañana del jueves 14. Miles se encontraron en las calles de todo el país, incluida la Av Irigoyen de la Córdoba clerical que también se inundó de verde casi enfrente, paradójicamente, al arzobispado.

Te puede interesar: Córdoba: Miles de personas se concentran a favor de la legalización del aborto

Donde parece que no resuenan, y donde los cánticos de las calles no llegan, es en la Justicia cordobesa. Ahí, hace aproximadamente 6 años duerme un expediente judicial iniciado por el fundamentalista Portal de Belén, para que una niña no pudiera hacer uso de la posibilidad que debiera existir hace casi 100 años (porque el código penal lo prevé desde 1921), de realizar una interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación.

Recordemos que luego de muchísimos años de lucha, recién en el año 2012, se dictó un fallo denominado “F.A.L.” por el que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio por zanjada una discusión de interpretación del art. 86 del código penal respecto de los casos de abortos no punibles en la Argentina, y a partir del cual en las provincias se debían dictar reglamentaciones para que en estos casos se pudieran realizar en hospitales públicos.

Ni bien se dictó este fallo, en nuestra provincia - incluso de manera más restringida que la que establecía el fallo - ni lenta ni perezosa la Iglesia se puso en marcha para pararlo, presentando un amparo. Encontraron eco en la santa inquisición judicial en cabeza de la Cámara Tercera que declaró inconstitucional (por voto del recientemente electo decano de la Facultad de Derecho de la UNC, Guillermo Barrera Buteler) la guía de aborto no punible.

También te puede interesar: Se definiría la constitucionalidad del aborto no punible en Córdoba

Esto llegó al Tribunal Superior de Justicia por recurso presentado por el gobierno de la provincia en el 2015 y duerme allí. A pesar de que múltiples organizaciones, como el Ce.Pro.D.H. y la legisladora Laura Vilches del PTS en el FIT, tratamos - presentando amicus curiae - que los antiderechos tribunalicios escuchara la voz de quienes no tienen voz.

Como en tantas otras oportunidades pareciera que la realidad le pasa por encima a los que se vendan bien los ojos y se tapan bien los oídos cuando se trata de reclamos populares. Mientras el TSJ de Córdoba no resuelve aún aquel amparo, el 14 de Junio pasado se dio media sanción a una ley de interrupción voluntaria del embarazo que amplía mucho más el derecho que aquel fallo de la Corte; por lo cual de mínima, si sale la otra media sanción del senado, el fallo será extemporáneo e inservible.

Este actuar del Poder Judicial no sorprende si vemos el actuar del poder politico, pues la "Córdoba de las campanas" que ellos representan, fue la provincia que más votos en contra aportó proporcionalmente (el 70% de los diputados) del proyecto de ley el jueves pasado, coronado por la abstención de la esposa del gobernador, Alejandra Vigo, quien tal vez quiso pasar desapercibida con dicha votación, pero en realidad pasará a la historia por cerrar la boca ante la muerte de mujeres por abortos clandestinos, en una votación reñidísima.

El debate sobre el aborto nunca llegó a la legislatura provincial

Tal es el peso de la Iglesia en esta provincia, que hasta en la propia legislatura se negaron a debatir sobre el derecho al aborto. Era democrático y elemental, conocer los fundamentos y posiciones de los legisladores cordobeses ante una discusión de vida o muerte para las mujeres y personas gestantes, pues obviamente esta institución no legisla sobre una ley nacional como el código penal.

Estaba prevista una sesión especial para el 16 de mayo, pedida por el FIT, para discutir el derecho al aborto en el recinto cordobés y por presentación conjunta del bloque de UPC y Cambiemos fue “suspendida” hasta que concluya el debate en el Congreso.

Te puede interesar: La Legislatura de Córdoba levanta sesión especial que iba a tratar proyectos sobre derecho al aborto

Así, dejaron en evidencia que son fuertes en rosca política y presión judicial pero débiles en argumentos ante una marea verde que venía sucediéndose ya expresada en las calles y en las encuestas. Pues, tal como publicó La Voz del Interior en febrero relevando una encuesta de Gustavo Cordoba, el 65 % de la población cordobesa esta a favor de este derecho.

Quienes no desoímos esa voz de las mujeres que en la mas sórdida clandestinidad siguieron decidiendo sobre sus cuerpos planteamos este reclamo hace años en campañas políticas, en las calles y llevándolo como único bloque homogéneamente al congreso, como tuvieron que reconocer bloques de partidos tradicionales.

Hay que luchar por la separación de la Iglesia del Estado

Los que se ponen “locos” y nos dicen nazis por defender la vida y el derecho a decidir de las mujeres son los que bendijeron las torturas, desapariciones y muertes de la banda de Luciano Benjamin, y siguieron apuntalando al poder peronista y radical en nuestra provincia desde la vuelta a la democracia. Ahora pretenderán seguramente digitar el voto de los senadores provinciales cuando la ley llegue a esa cámara.

La Iglesia evidentemente está nerviosa, con su máxima jerarquía un poco desenfrenada. Ojalá comiencen a crujir los cimientos de una institución reaccionaria, que no se molestaba cuando nuestras compañeras detenidas abortaban espontáneamente producto de las torturas. Institución que - de mínima - actuó por omisión, pues no le importaba la vida de ningún detenido desaparecido; ni al propio “santo padre” Bergoglio, sobre el que pesan denuncias de entrega y omisión de ayuda a feligreses.

Esa institución reaccionaria que contó y cuenta con el apoyo de los distintos gobiernos. Tanto el kirchnerismo como ahora bajo el macrismo se sigue subsidiando a la Iglesia, así como a la educación católica que siempre se opusieron a la implementación de la educación sexual integral para decidir en todos los niveles educativos.

Por eso ligada a la demanda de que se trate y se legalice ya el aborto en senadores desde el PTS en el FIT hace años planteamos la necesidad de separar la Iglesia del Estado, porque es imprescindible quitarle ese poder material que tiene esa retrógrada institución sobre nuestras vidas, imponiendo preceptos arcaicos minoritarios y misóginos sobre nuestros cuerpos.

Te puede interesar: Bregman: “Ya es tiempo de separar a la Iglesia del Estado”

El poder ejecutivo, legislativo y judicial de Córdoba parecen dormir una siesta clerical, de la que no despiertan ni con el temblor de la marea verde del pasado 13 y 14 de junio. Por eso es necesario redoblar la apuesta y la movilización hacia la discusión en senadores. Que les resuene en los tímpanos a los conservadores senadores cordobeses la fuerza de las mujeres organizadas y en las calles.

Sabemos que la única forma de conquistar tanto el derecho al aborto como la separación de la Iglesia del Estado, así como todos los derechos para las mujeres y todos los oprimidos, es con la organización y la lucha en las calles de forma independiente de los partidos que defendieron y defienden a la Iglesia. Una lucha que debe ser en unidad otros sectores como las y los trabajadores y sectores populares.







Temas relacionados

Aborto legal, seguro y gratuito   /    Aborto No Punible   /    Aborto   /    Opinión   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO