Mundo Obrero

MUNDO SINDICAL

La CTA hizo un "plenario" con Fernández, varios funcionarios y casi ningún trabajador

El lunes pasado se realizó el Plenario Nacional de Secretarios Generales de la CTA. El presidente Alberto Fernández abrió el encuentro. La crisis mundial y sus consecuencias en nuestro país, el rol de los sindicatos, qué salida para los trabajadores, fueron algunos de los debates centrales.

Jorgelina Esteche

Congresal Suteba Morón | @EstecheJor

María Díaz Reck

Docente y congresal de Suteba La Plata

Miércoles 29 de julio | 11:15

El encuentro fue transmitido a través de las redes sociales de la Central. Cómo nos tiene acostumbrada la CTA, contó con la presencia de muchos funcionarios ( como el actual embajador y ex ministro de Trabajo Carlos Tomada), pero se realizó sin la participación de docentes ni trabajadores estatales.

Estuvo solapadamente atravesado por los debates que atravesaron al peronismo la semana anterior cuando Cristina Fernández promovió la lectura de una nota del economista Zaiat donde critica al presidente por sentarse en la mesa junto a los empresarios del G6, en perspectiva de reconstruir el país pos pandemia, en el marco donde la derecha que tiene su agenda propia y sale a las calles. 

Entre los dichos y los hechos 

Alberto Fernández abrió el plenario refiriéndose a la economía internacional, planteando que se demostró que es débil y ficticia al basarse en la especulación financiera y no promover la producción. 

Agregó que el virus dejó en evidencia la desigualdad existente en América Latina. Tampoco olvidó mencionar que “ahora todos nos dimos cuenta del problema de la contaminación”.

Lo llamativo de todo esto, es que en Argentina, justamente el sector que sacó mayores tajadas de la crisis y que no se los ha tocado, es el empresariado concentrado (extranjero y nacional) y los bancos. 

Justamente la fuga furiosa de capitales, la falta del desarrollo productivo, incluso la propia contaminación ambiental es responsabilidad de estos propios pulpos empresariales que ponen por delante sus ganancias. 

Entre la crítica y los hechos hay mucho trecho, porque justamente a la hora de pensar una supuesta “reconstrucción del país” pos pandemia, la primer reunión (que generó revuelo en el kirchnerismo) fue nada más ni nada menos, que con la Unión Industrial Argentina, la Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de Comercio, la Asociación de Bancos Argentinos, la Cámara Argentina de la Construcción y la Sociedad Rural Argentina. Todos ellos son quienes más ganaron y siguen ganando en la crisis negándose a ni siquiera aportar un impuesto extraordinario, mientras millones no tienen que comer.

También planteó que “nadie quedó inmune al problema de la pandemia” y que se debería avanzar en un acuerdo donde “todos ganemos y no quieran algunos sectores sacar tajadas”.

Pero está claro en Argentina la pandemia no es igual para todos. Como dijo Claudio Dellecarbonara, diputado del FITU en la Legislatura bonaerense: “es una cuarentena de clase, porque siempre ganan los mismos. El gobierno habilita actividades que no son esenciales, lo cual no tiene otro fin que mantener la estabilidad empresarial. Pero al mismo tiempo, prohíbe a quienes subsisten con changas o son cuentapropistas poder ganarse el pan”.

El presidente agregó: “Me dicen: sos muy dialoguista , hay que tomar decisiones rápidas, pero yo opino que hay que construirlas, no imponerlas, que todos tengamos voz y podamos participar en el escenario”. Pero en esta crisis sanitaria, social y económica, no todos tienen voz, o acaso, ¿la tuvieron los miles de trabajadores despedidos? ¿Los que no pueden cobrar las IFE, los que no llegan con los subsidios, los trabajadores que denuncian los contagios en las fábricas, los trabajadores de la salud que no son testeados y con una salud que llega al colapso?. Todo lo contrario, el que denuncia, muchas veces es perseguido o directamente despedido.

“No deben dividirnos mas, que no nos enfrenten” expresó Fernandez. Preocupado por las internas propias y la derecha que se envalentona, al calor de los gestos que él mismo le hace, pretende unidad en la tropa sabiendo que enfrenta momentos más convulsionados.

¿De qué lado están los sindicatos?

"Los de la CTA son auténticos dirigentes sindicales. Tienen gremios importantísimos, como, por ejemplo, el gremio de la educación. Porque la riqueza de las naciones está en la educación y también la representación de los trabajadores del Estado", concluyó Fernández.

Así el presidente le dio el pie a Hugo Yasky, al plantearle que los sindicatos son actores centrales en este momento, y no tienen que estar ausentes.

Yasky comenzó reivindicando que tienen un presidente que le habla a los trabajadores. Que están convencidos de la unidad y que justamente este gobierno surgió de la unidad del Frente de Todos. “Un presidente que sienta con los trabajadores, no solo con los empresarios”. 

Agregó que el rol de la oposición “erosionar y desgastar en el menor tiempo posible al gobierno, con el objetivo de hacerlo capitular” y que hasta el final pretenden que “los ricos sean cada vez más ricos y los pobres sean cada vez más pobres”.

“Necesitamos la unidad de los trabajadores de un frente multisectorial, que exprese distintos intereses pero con un mismo proyecto productivo y nacional”, agregó.

Yasky se refirió, entre otras medidas, a la necesidad de concretar un gravamen por única vez a las grandes fortunas, que fue una de las resoluciones del plenario.

Recordemos que desde abril el único proyecto presentado es el del Frente de Izquierda. Oficialismo y oposición de derecha se negaron a tratarlo. En el proyecto del FITU queda claro que afectando los intereses de un 0,03% de la población del país podrían recaudarse unos 15 mil millones de dólares que podría destinarse. a salud, un salario de cuarentena de $30mil y creación de viviendas.

Las resoluciones abundan en propuestas legislativas como el apoyo a la aprobación de la Ley de Teletrabajo que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, y el impulso de la ley de trabajadores de servicio de reparto a través de plataformas, la ley de constitución de Comisiones Mixtas de Seguridad e Higiene y la ley de reducción de la Jornada Laboral.

Otras de las resoluciones fueron la propuesta de la extensión de la prohibición de despidos hasta fin de año y convertir la IFE en una renta Nacional ciudadana.

La exigencia de la aparición con vida de Facundo Astudillo Castro y la responsabilidad estatal ni siquiera se menciona en las resoluciones y conclusiones publicadas en la página de la Central.

Por más que se busque con lupa, en las resoluciones tampoco encontraremos una que nombre la palabra “movilización”. ¿De qué manera proponen Yasky y los dirigentes de la CTA conquistar esas demandas? ¿Apoyando a Alberto y su política de reunirse con el G6? 

El plenario fue un claro ejemplo de la profundización de la idea con la que se regodean los dirigentes sindicales: un pacto social con los empresarios y el gobierno. 

Es necesario organizar nuestra fuerza para imponer nuestras demandas en las calles

Para luchar contra los despidos, las suspensiones, la baja salarial, la precarización laboral, imponer un impuesto a las grandes fortunas e impedir que descarguen la crisis sobre el pueblo trabajador hay que impulsar una salida independiente. 

Es necesario organizar la fuerza de la clase trabajadora y la movilización en las calles. La CTA y sus sindicatos, deben convocar asambleas, plenarios y preparar grandes jornadas nacionales de lucha a la salida de la cuarentena para imponer nuestras demandas como planteamos desde el FITU y las agrupaciones de La Marrón y del Movimiento de Agrupaciones Clasistas en los sindicatos. 

Peleamos por recuperar los sindicatos como organizaciones de las y los trabajadores,antiburocráticos, independientes de los gobiernos de turno y que funcionen en base a asambleas; y transformarlos para pelear por coordinar y unir las peleas del conjunto de la clase trabajadora, el pueblo pobre y la juventud, para dar una lucha para que la crisis la paguen los capitalistas.

En este camino, desde las agrupaciones que integran el Movimiento de Agrupaciones Clasistas estamos convocando a plenarios abiertos, democráticos y unitarios, invitando a impulsarlos en común con las agrupaciones de izquierda y clasistas, para que se que se expresen todos los sectores que se organizan desde abajo para enfrentar el ajuste del gobierno y sacar de la pasividad cómplice a los sindicatos. 







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    Ley antidespidos   /    Alberto Fernández   /    CTA   /    Despidos   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO