Política

CONSEJO DEL SALARIO

La CGT y el Gobierno discuten salarios de miseria con la panza llena

Reuniones por el salario mínimo entre amenazas de paro antes o después de las elecciones legislativas. Mientras, los trabajadores pasan hambre.

Alan Gerónimo

@Gero_chamorro

Miércoles 21 de junio de 2017 | Edición del día

En el día de ayer a partir de las 18 hs se reunió el Consejo del Salario compuesto por la “mesa chica” de la Confederación General del Trabajo (CGT) y el Ministro de Trabajo Jorge Triaca en una reunión informal previa a la pactada el día 27 de junio.

Se encendieron las alarmas de la Casa Rosada cuando el gremialista Juan Carlos Schmid uno de los dirigentes del triunvirato de la CGT anticipó que pedirán un aumento del salario a unos 15 mil pesos.

"No podemos reclamar menos que eso, es una línea de referencia", dijo Schmid.
Además el titular del gremio de Dragado y Balizamiento agregó que: “Las mediciones propias que tiene la CGT establecen que la canasta básica es de 15 mil pesos. Habrá que discutir”

El gobierno pretende elevar el salario mínimo en un 20% para llevarlo de $ 8.060 a $ 9.720. La necesidad del Gobierno en fijar un techo bajo tiene que ver con que el acuerdo actuará sobre el salario complementario que reciben los trabajadores de la economía popular luego de que se pusiera en vigencia la Emergencia Social. El acuerdo también servirá, según lo estipulado por el Gobierno, como una actualización automática del salario de los docentes que deberán estar un 20% por encima del mínimo.

En la cúpula de la central reconocieron no tener mayores objeciones a ese planteo, más allá de las balas de salva de Schmid, y estimaron que, como expectativa superadora, pedirán aumentar un 25% el mínimo para llevarlo apenas por encima de los 10 mil pesos.

El encuentro se dio en la sede del gremio de Sanidad, una especie de sede paralela de la CGT para reuniones más “exclusivas”. Con algunos dirigentes todavía en Europa (por su participación en la conferencia de la Organización Internacional del Trabajo) el funcionario extendió la invitación al grupo más reducido de decisión que integran los miembros del triunvirato, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña; el mercantil Armando Cavalieri; los "independientes" Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri y los referentes del transporte Roberto Fernández (UTA, colectiveros) y Omar Maturano (maquinistas de trenes, La Fraternidad).

El acuerdo que se selle marcará el destino económico no sólo de los 200 mil asalariados fuera de convenio, sino de los 400 mil beneficiarios de planes sociales que están alcanzados por la Emergencia Social.

La sanción a fin de 2016 de la ley de Emergencia Social marcó que el salario social (la asignación de base que perciben los beneficiarios de planes) debe ser por lo menos la mitad del mínimo, vital y móvil.

En base a este último punto, la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) reclama una silla en la mesa.

Por su parte Carlos Acuña en dialogo con FM Futurock no descarta medidas de fuerza para los próximos meses, todos juegan las cartas políticas con su candidato a favor, es asi que acuña dijo que: “Yo estoy de acuerdo en hacer una medida. Podría ser una movilización en contra de los precios que atacan el bolsillo de los trabajadores”

Consultado sobre la posibilidad de que se retomen las medidas de fuerza después de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto, el dirigente no lo descartó: "En estos días nos tenemos que reunir. Creo que deberíamos ir tomando determinaciones sobre la situación actual, que es la misma: mientras los sueldos van por la escalera, los precios van por el ascensor"

No obstante Acuña pidió no “mezclar” las medidas de fuerza que se hagan con las elecciones legislativas de agosto.

Por su parte Pablo Moyano, hijo del pope Hugo Moyano, a cargo del gremio de Camioneros deslizo que "varios sectores del sindicalismo" organizan una "marcha importante para julio" antes de las PASO.

Discuten pobreza con la panza llena

Las discusiones entre burócratas gremialistas no son más que fogoneo mediático para posicionarse en las elecciones legislativas según apueste cada uno su caballito. La canasta básica según estipulan los trabajadores de ATE- Indec debería rondar los $25 mil.

El sueldo básico que propone tanto la CGT como el gobierno, no es más que una cínica burla si lo comparamos con los haberes de los funcionarios, legisladores y sindicalistas. Como denuncia este medio, el sueldo de Mauricio Macri ya superó los $208.000 (21 veces el nuevo “salario mínimo” que propone el gobierno), los ministros cobran $183.000 (19 veces), los legisladores $150.000 (16 veces). Y algunos dirigentes cegetistas, incluidos los triunviros, también la multiplican 20 veces.

Mientras tanto un informe que adelantó la UCA calcula más de 8 millones de pobres y 6 millones de personas que pasan hambre en nuestro país. Los que se sientan en la mesa de negociaciones están bien lejos de esas necesidades.







Temas relacionados

Carlos Acuña   /    Jorge Triaca   /    Consejo del Salario   /    Juan Carlos Schmid   /    CGT   /    Ministerio de Trabajo   /    Salario mínimo   /    Salario   /    Economía Nacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO