Internacional

FRANCIA

La CGT francesa le cortó el gas a Macron contra la privatización de la estatal energética

El Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, estuvo sin gas el jueves durante tres horas. La CGT cortó el suministro contra el anuncio de privatización de la empresa energética.

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Viernes 22 de junio | 12:34

El presidente francés Emmanuel Macron tuvo el jueves una contundente respuesta a su anuncio de privatizaciones masivas que incluye a la empresa de electricidad EDF y a la de gas Engie.

El sindicato que agrupa a los trabajadores de la electricidad y el gas, la CGT Mines-Energy, le cortó durante tres horas el suministro de gas al Palacio del Elíseo, la sede de la presidencia Francesa.

En un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter el sindicato confirmó la acción: "Alerta! Macron ataca abiertamente a los trabajadores de la electricidad y el gas. Primera respuesta: Elíseo con el gas cortado"

El palacio presidencial no recibió energía entre las 11:30 y las 14:30 del jueves. Si bien el corte no tuvo consecuencias graves, es una muestra del enorme poder que tienen los trabajadores si las direcciones sindicales quisieran llevar adelante una lucha dura contra el intento privatizador de Macron.

Se trata de los mismos trabajadores que en abril habían realizado acciones conocidas como "Robin Hood" porque reconectaban el servicio energético a aquellos usuarios que no podían pagarlo y se lo cortaban a las empresas que estaban despidiendo trabajadores, como Carrefour. En esa ocasión también lo hacían en rechazo al anuncio de privatización de la eléctrica estatal EDF.

Te puede interesar: Como Robin Hood: trabajadores franceses contra empresas que despiden y a favor de los usuarios

El corte de suministro al Palacio del Elíseo se produce tras el anuncio del gobierno de iniciar un megaplan privatizador que incluye a la mayoría de las empresas de servicios públicas, los aeropuertos y las empresas privadas en las que mantiene inversiones. Macron busca burlar las leyes actuales que ponen un límite a la venta de activos estatales para deshacerse de su parte accionaria y avanzar en la privatización de empresas como Engie y EDF. Su objetivo es "la muerte de EDF y del estatuto de los trabajadores de la electricidad y el gas”.

La acción de la CGT energía y minas, simbólica pero contundente, muestra a los ojos de millones de personas que los trabajadores son los que hacen funcionar el país. Esta acción se da en el marco de la continuidad de la lucha de los trabajadores ferroviarios y de los estudiantes contra la privatización del servicio y el intento de liquidación de su estatuto y contra la selección del ingreso a las universidades.







Temas relacionados

Electricidad   /    Gas   /    CGT   /    Ferroviarios   /    Europa   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO