Internacional

SIRIA

Kurdos iraquíes cruzan la frontera turca para defender Kobani

Las milicias de kurdos iraquíes, conocidas con el nombre de peshmerga, llegaron el miércoles al sudeste de Turquía en camino a la ciudad siria de Kobani para unirse a la resistencia Kurda de esa ciudad que está siendo atacada por el Estado Islámico hace más de un mes.

Jueves 30 de octubre de 2014 | Edición del día

Los sirios kurdos de Kobani esperan que la llegada de los peshmerga, junto a armas más pesadas, puedan cambiar la situación en terreno.

"Ellos estarán en nuestra ciudad hoy", comentó Adham Basho, miembro del Consejo Nacional Kurdo Sirio de Kobani, sobre los peshmerga, y confirmó que un grupo de entre 90 y 100 combatientes había llegado a Sanliurfa durante la noche.

Otro grupo de peshmergas está viajando a la región fronteriza de Turquía por tierra y con armas más pesadas.

El jefe adjunto del Partido Unión Democrática Sirio Kurdo, Saleh Moslem, dijo que "es principalmente artillería, armas antiblindados y antitanques", y agregó que ese equipamiento debería de ayudar a los combatientes sirios kurdos a repeler al Estado Islámico que ha usado vehículos blindados y tanques en sus ataques.

La agencia EFE informó que también ingresaron a Kobani unos cincuenta combatientes del opositor Ejército Libre Sirio (ELS).

El ingreso de combatientes kurdos a Siria se da a más de una semana del giro en la política de Estados Unidos y Turquía sobre el asedio del Estado Islámico a la ciudad de Kobani.

Durante semanas el gobierno Turco se mantuvo al margen del conflicto y se negó a ayudar a las milicias de Kobani como a abrir sus fronteras para permitir el ingreso de armas y alimentos, bajo el argumento de que la lucha contra el Estado Islámico podría terminar fortaleciendo a los Kurdos. El primer ministro turco Erdogán se negaba a este tipo de medidas porque dentro de Turquía viven 15 millones de kurdos históricamente oprimidos como nación y que pelean por mayores grados de autonomía y derechos nacionales que Turquía se niega a dar o quiere otorgar de forma controlada y subordinada a sus intereses.

Estados Unidos también “dejó hacer” al estado islámico durante las primeras semanas de ataque a Kobani bajo el argumento de que esa ciudad no era un “objetivo estratégico”. Sin embargo la resistencia Kurda frente al asedio del Estado Islámico hizo cambiar de parecer al secretario de Estado, John Kerry. El giro de la Casa Blanca no tiene nada que ver con algún interés “humanitario”, sino con un problema estratégico en su lucha contra el Estado Islámico en Siria. Los kurdos sirios con su enconada resistencia en Kobani, parecen demostrar que son los únicos con cierta fuerza y determinación para hacer frente al EI. Por eso el sábado 18/10 el presidente norteamericano Barack Obama llamó personalmente a Erdogán para presionar por acciones concretas de Turquía contra el EI en el norte de Siria y especialmente en Kobani.

El ingreso milicianos kurdos y armas pesadas para fortalecer la resistencia en Kobani puede significar una avanzada contra el Estado Islámico, sin embargo cada paso que se da en el complejo escenario abierto en Siria e Irak abre nuevos interrogantes para Estados Unidos en estaguerra civil multifacética.

Fuentes: Reuters / EFE







Temas relacionados

Guerra en Siria   /    Kobani   /    Irak   /    Estado Islámico   /    Siria   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO