Internacional

CRISIS POLÍTICA

Kuczynski se salva de ser destituido por el Congreso peruano

Tras una sesión maratónica de 14 horas el Congreso peruano rechazó la destitución de Kuczynski, sobre el que pesaba un pedido de inhabilidad moral por los pagos que recibió de parte de Odebrecht.

Julio Blanco

Dirigente de Resistencia Sur Perú

Viernes 22 de diciembre de 2017 | 11:40

Después de más de 14 horas de debate parlamentario, la moción de vacancia contra el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (PPK), fue rechazada en el Congreso de la República. Al parecer, pesaron mucho los ofrecimientos del ejecutivo a las bancadas que inicialmente se manifestaron a favor de esta medida, así como el hecho que la vacancia fue percibida por un sector importante de la población como una maniobra del fujimorismo y el APRA para logar la impunidad de sus líderes.

Cabe mencionar que un día antes del debate parlamentario, el presidente dijo públicamente que si se aprobaba la vacancia (destitución) sus dos vice presidentes no aceptarían reemplazarlo en el cargo, lo cual obligaría a que el presidente del Congreso Luis Galarreta asuma eventualmente la presidencia de la república, debiendo convocar a nuevas elecciones. Estas declaraciones se dieron después de que miles se movilizaron en diversas ciudades del Perú bajo la consigna “que se vayan todos”.

Te puede interesar: Jornada clave en Perú ante posible destitución de Kuczynski

Para destituir a PPK se requerían como mínimo 87 votos en el congreso. Esta meta parecía factible si se tomaba en cuenta que la aprobación de la presentación de dicha moción presentada por el Frente Amplio, logró 93 votos la semana pasada. Sin embargo, en la maratónica sesión de este jueves solo contó con 79 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones, siendo por tanto denegada.

Durante el debate parlamentario, el fujimorismo, a través de sus líderes más visibles, defendió con mucha vehemencia la vacancia presidencial, ha ellos se sumó un sector del APRA encabezado por Mauricio Mulder, un sector minoritario de Acción Popular representado por “Vitocho” García Belaunde y el Frente Amplio de Marco Arana quien, por cierto, un día antes fue abucheado por los asistentes a la movilización en Lima contra la corrupción.

Defendieron la continuidad de Kuczynski los congresistas de su bancada, así como los miembros de Alianza para el Progreso del cuestionado Cesar Acuña, Jorge del Castillo del APRA y los miembros del Nuevo Perú de Veronika Mendoza, quienes se pronunciaron por el respeto al debido proceso y por la vigencia de la democracia y la institucionalidad. Lo llamativo fue que en el seno del fujimorismo se dio una ruptura encabezada por Kenyi Fujimori (hermano de Keyko), quien arrastró a otros parlamentarios de esta tienda política, al parecer lo que estaría de por medio seria el indulto a Alberto Fujimori.

De esta manera, la burguesía y sus partidos pretenden cerrar por arriba esta crisis política que puso en evidencia el grado de descomposición por el que atraviesan las instituciones del estado.

Ni la vacancia presidencial, ni el adelanto de elecciones o la mantención del presidente Kuczynski, son salidas valederas para el pueblo y los trabajadores, ya que todas ellas al estar reglamentadas por la constitución del 93, mantienen incólumes las instituciones y las leyes que avalan y promueven la corrupción, la cual es consecuencia directa del capitalismo y de su modelo neoliberal.

Consultada por La Izquierda Diario, Cecilia Quiroz del Colectivo Resistencia Sur de Perú, expresó que "para acabar realmente con la corrupción y con sus causas sociales y políticas, es necesario imponer con la movilización y la lucha una Asamblea Constituyente Libre y Soberana de la mano de la clase trabajadora y el pueblo".








Temas relacionados

vacancia presidencial   /    Crisis política en Perú   /    fujimorismo   /    Kenji Fujimori    /    Caso Odebrecht   /    Pedro Pablo Kuczynski   /    Keiko Fujimori   /    Perú   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO