Mundo Obrero

ENTREVISTA ESCLARECEDORA

Kraft: Daer confirma que impulsó el rejunte contra los delegados clasistas

Gustavo Sylvestre entrevistó en su programa radial a Rodolfo Daer (STIA), a propósito de las elecciones en la ex Kraft de Pacheco. Allí confirma que apoyó la alianza (Verde, PCR, “independientes”) que desplazaron a los delegados clasistas y defendió el modelo sindical peronista.

Tomás Suárez

Obrero de Móndelez planta Victoria (ex Stani)

Viernes 25 de septiembre de 2015 | Edición del día

Este miércoles se realizaron las elecciones a comisión interna de Mondelez Pacheco (ex Kraft). Como informamos en este diario la Lista 1 que ganó fue desde un principio apoyada por el mismisimo Daer. La entrevista en Radio Del Plata es esclarecedora y confirma la agrupación Verde fue parte de ese “rejunte sin principios”, como lo llamaron los delegados de la Agrupación Bordó y cientos de trabajadores.

Daer está feliz (y la empresa también)

Lo primero que tiene que reconocer Daer es que en la fábrica más numerosa de todo el gremio, la Lista Verde nunca pudo ganar una sola elección. Siempre habían sido listas opositoras ligadas a la izquierda las que la condujeron. Según su análisis lo que estaba en disputa era quien conducía a los trabajadores, lo que llama “una cuestión ideológica”. A renglón seguido tiene que hacer otro reconocimiento que es que varios integrantes de la comisión interna de la agrupación Bordo y trabajadores de la fábrica fueron candidatos junto al PTS en las listas del Frente de Izquierda que encabeza Nicolás del Caño, expresando el avance de una fuerte corriente política de izquierda dentro de la planta.

Parece que es justamente este el principal temor de Daer y la patronal: el avance de una corriente de oposición ya no solo sindical, sino con una creciente identidad y militancia política alrededor del Frente de Izquierda. Por eso el objetivo principal (estratégico) de esta lista del rejunte fue intentar cortar esta experiencia, aunque el voto consciente de casi la mitad de los trabajadores de la fábrica muestra su vigencia. Tuvieron que juntarse distintas corrientes políticas que hasta ayer estaban “enfrentadas” y que son enemigas de los trabajadores, para lograr este objetivo.

La lista del rejunte

Daer declara que perdió el PTS y ganaron compañeros “de distintos pensamientos pero que todos abrazan la defensa de la verdad, la democracia y el bien común, y de reconocer del gobierno nacional todos los logros que se han desarrollado”.

Ramon Bogado, militante del PCR que también fue parte con la Verde y La Cámpora de la Lista 1, también hizo un primer balance en el periódico Hoy. “Estamos muy contentos. Ha sido un acierto muy importante de la dirección del Partido haber definido la conformación de esta lista. En la Lista 1 nos hemos unido distintas corrientes del movimiento obrero. Tenemos clasistas, tenemos peronistas, independientes”.

Llamativo el “clasismo” del PCR que formó una frente junto a sectores que apoyan la política del gobierno como el impuesto al salario que castiga a gran parte de los trabajadores del turno noche, o la tercerización que tuvieron que enfrentar los trabajadores de Kraft. Y que por sobre todas las cosas tuvo el aporte “militante” de una burocracia que esta enquistada hace mas de 30 años en el sillón del sindicato, con hombres como Daer que gana casi 200 mil pesos por mes mientras hay trabajadores de la alimentación que no llegan a fin de mes. Como Daer, que en el reportaje se tira contra las medidas de los trabajadores votadas en asambleas para defender sus derechos, o que critica la lucha de 2009 cuando salieron a la lucha contra los efectos de la Gripe A y luego los despidos.

Bogado lo omite pero Daer lo confirma: una de las "corrientes del movimiento obrero" que fue en la Lista 1 es la mismisima burocracia sindical de la Lista Verde, que ha traicionado una y otra vez a los trabajadores de la Alimentación.

Esas "corrientes" ahora se unieron para desplazar a los delegados clasistas.

¿Democratizar la vida sindical?

Finalmente Daer, hace una cerrada defensa del modelo sindical poniendo como ejemplo al STIA y sus plenarios de delegados. Pero lo cierto es que cuando tuvieron que recurrir a la patota contra la oposición no les tembló el pulso, ni para firmar convenios a la baja o reformas estatutarias a espaldas de la inmensa mayoría de los trabajadores de la alimentación.

Daer dice que “es un disparate los que hablan de democratizar la vida sindical. Quiero reivindicar, la defensa del modelo sindical argentino”. El modelo que le permite ganar millones, no trabajar desde hace 30 años y manejar la obra social a su antojo. Las agrupaciones que se juntaron con la verde para desplazar a los delegados de base le hicieron un gran favor al “modelo sindical” de Rodolfo Daer.

El periodista junto con Daer se tiran contra la tradición combativa de la fábrica y la interna. Atacan lo que en realidad desde la Bordo consideran un logro: haber conducido durante 6 años la fabrica mas importante del gremio con delegados que no se venden, que no firmen nada a espalda de los trabajadores, que enfrentaron los despidos y la precarizacion laboral y que hicieron suyas las mejores tradiciones de lucha y organización del movimiento obrero como el paro, el piquete y las asambleas de trabajadores y el apoyo a toda lucha obrera.

Este es un verdadero clasismo combativo que junto a la comisión interna de Pepsico y a la oposición de Stani cambió la realidad del gremio de la alimentación, conquistando mejorar en los lugares de trabajo y obligando a una conducción añeja y burocratizada a tener que ir muchas veces mas allá de sus intenciones por miedo a perder sus privilegios y sueldos de gerentes. Un ejemplo que es reconocido en todo el gremio.







Temas relacionados

Agrupación Bordó   /    Rodolfo Daer   /    Mondelez-Kraft   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO