Mundo Obrero

Ajuste

Kicillof: hay plata para los bonistas, pero a los docentes se la debe

Luego de ceder ante el chantaje de los acreedores de la Provincia de Buenos Aires, el flamante gobernador decidió unilateralmente postergar un aumento que ya estaba comprometido con los docentes.

Miércoles 5 de febrero | 18:34

El día de ayer fue noticia: más allá de intentar alguna negociación, finalmente Axel Kicillof decidió pagarle a los bonistas en sus propios términos, dólar sobre dólar, pese a la falta de fondos que atraviesa la provincia más grande del país. El enfrentamiento no pasó del discurso.

Sin embargo, no pasó un sólo día para que las autoridades provinciales plantearan que postergarán un aumento ya pactado, correspondiente a la cláusula gatillo y al aguinaldo del mes de diciembre, y que finalmente recién se cobraría en el mes de marzo. Queda clara cual es la variable de ajuste.

El aumento, que se calcula de acuerdo a la inflación (según la cláusula gatillo trimestral) sería de $ 2.950 cuando se trata de un maestro de grado con diez años de antigüedad y de $ 4.115 cuando se trata de un director de primaria.

Abajo compartimos algunos extractos del comunicado de la agrupación Marrón Docente, parte de la oposición a la conducción de Roberto Baradel.

“En el día de ayer el gobernador Axel Kicillof anunció el pago de U$S 250 millones de capital a los bonistas y pulpos especuladores (Fidelity Investments, NN Investment Partners, Royal Bank of Canada, BlackRock). Una deuda que como había dicho en campaña electoral es “ilegítima y fraudulenta”. Sin embargo, cedió al chantaje.

Hoy en la provincia de Buenos Aires, una docente sin antigüedad cobra $23.923, mientras la canasta familiar supera los $60000. Sin embargo, la prioridad de Kicillof es el pago de la deuda ilegal, ilegitima y fraudulenta sin siquiera investigar un solo centavo de la deuda contraída.

Con ese dinero se podría garantizar el pago de salarios, construcción de escuelas, becas para los pibes. Pero no: ajustan a la educación y a los trabajadores.

Los buenos “deberes” de Kicillof están en consonancia con la negociación de la deuda que comenzó el ministro de economía de Fernández, Martín Guzmán, con los privados y el FMI.

Ajustan a los jubilados, a los trabajadores, pero ni los bancos y el capital financiero fueron afectados, tampoco las petroleras ni mineras!

El FUDB plantea tibiamente: “estamos realizando el reclamo correspondiente”, pero Baradel viene anunciando garantizar el ciclo lectivo, sin discutir salarios, el aumento del presupuesto educativo; aceptando los dichos del gobierno de Fernández, y su intención de eliminar la claúsula gatillo, pero beneficiando a los buitres y especuladores.”







Temas relacionados

Paritaria docente   /    Deuda   /    Axel Kicillof    /    Docentes   /    Ajuste   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO