Política

Recorrió Morón, Merlo y La Matanza

Kicillof en el oeste del GBA, donde crecen los contagios en los barrios y lugares de trabajo

Se aplica un plan de la cuarentena estricta para reducir el contagio, mientras el sistema de salud pública llega en crisis, los empresarios mantienen servicios y producción a costa de la vida de los trabajadores y los barrios más humildes padecen los golpes más duros de esta crisis. Conocé Las propuestas de la izquierda.

Nathalia González Seligra

Docente | Dirigente Suteba La Matanza

Jorgelina Esteche

Congresal Suteba Morón | @EstecheJor

Martes 30 de junio | 19:13

Kicillof con los intendentes de Merlo, Morón y La Matanza

Este lunes 29 el gobernador Axel Kicillof recorrió varios distritos de la zona oeste del Conurbano bonaerense: Morón, La Matanza y Merlo. Inauguró una obra hidráulica en el barrio El Cortijo de Merlo, un centro de salud en Castelar partido de Morón y recorrió el nuevo centro de aislamiento para casos sospechosos de González Catán. En la recorrida lo acompañaron los intendentes del Frente de Todos, Lucas Ghi, Fernando Espinoza y Gustavo Menéndez. Tiene planificado continuar el recorrido en los próximos días por la zona sur del GBA.

Estos distritos son piezas claves para el escenario crítico que se viene: se endurece la cuarentena, avanzan los contagios, se van ocupando las plazas en los hospitales de un sistema de salud que llega en muy mal estado, en el marco de una situación económica que sigue erosionándose con consecuencias sociales de gran dimensión.

En la última conferencia de prensa del viernes 26, se anunciaban importantes cambios en habilitaciones para circular y trabajar en el AMBA. Como lo expresó el presidente, el 97 % de los casos que se detectan ocurren en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y en los últimos 20 días los casos aumentaron un 147 %, y los fallecidos aumentaron un 95 %.

Te puede interesar: Ante una catástrofe sanitaria, social y económica: qué propone el PTS-Frente de Izquierda

Una vez más, decían que el único remedio que se conoce es la cuarentena, cuando hay un consenso entre epidemiólogos sobre la importancia de los test masivos para visibilizar al “enemigo invisible”. Algo que se debía aplicarse desde el día uno, sigue sin realizarse a la altura del avance del contagio y mientras entramos al pico de la pandemia.

Según el propio reporte del gobierno nacional, hasta el lunes 30 fueron confirmados 2.335 nuevos casos de Covid-19. Con estos registros, suman 62.268 positivos en el país. En Buenos Aires existen 30.265 casos, y en Ciudad de Buenos Aires 26.359. Claramente la concentración del contagio es en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Según el mismo informe en el AMBA: 55,9% de las camas se encuentran ocupadas. https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/informe-diario/junio2020

El municipio más poblado del país, La Matanza, es el que tiene la mayor cantidad de casos absolutos confirmados: 3513. Continúan Quilmes, Avellaneda, Lomas de Zamora, San Martín, almirante Brown y Merlo y cinco lugares más abajo Morón.

¿Como esta el sistema de salud en la zona oeste?

Dos ejemplos de estos últimos días ilustran el punto. El primero en un claro caso de persecución en el Hospital Posadas: despidieron al enfermero Mariano Roldán que trabajaba en el sector de Covid-19 positivo, por “delito de opinión” al denunciar en un medio las condiciones de trabajo.

El segundo ocurrió en Merlo. Tres días antes de la visita de Axel Kicillof,trabajadores del Hospital Chutro se manifestaron en la puerta de este centro de salud municipal. Denuncian que no tienen anestesista, ni insumos ni protección. Cobran un básico de $6000 y sufren persecución en el municipio de Menéndez. Esto llevó a que se cierre la guardia por los contagios. Merlo es el distrito bonaerense con mayor cantidad de trabajadores de la salud contagiados. Pero cuando exigen que se garanticen condiciones de seguridad e higiene, los despiden como les ocurrió a las trabajadoras del Servicio de Niñez.

Podés ver: Cuarentena: claves y dudas que dejaron los anuncios

Esto muestra no sólo su carácter antidemocrático sino también un intento de tapar el sol con la mano: porque en vez de escuchar a los trabajadores lo que necesitan para cuidar la salud de todos, los silencian y persiguen.

Mientras tanto, el director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Sebastián Riera, informó que el promedio de ocupación de camas de terapia intensiva en el conurbano bonaerense es del 65%, de las cuales el 20% tiene pacientes con coronavirus. Estos más de 100 días de cuarentena no fueron aprovechados para equipar con todo lo necesario a los Hospitales.

Hace 10 días, justo cuando empezaba a ascender el contagio, un informe del propio ministerio de Salud advertía que 28 municipios tenían más del 40% de camas ocupadas, después de florencio Varela y Esteban Echeverría continuaba Morón con el 65,6% Ituzaingó 65,2% y La Matanza 61,4%

“Se ha comenzado a completar la disponibilidad de camas en nuestro sistema de salud y por eso se decidió pedirle a los y las bonaerenses que hagan un mayor esfuerzo y se queden en su casa” dijo el gobernador desde González Catán, en el nuevo centro de aislamiento para casos sospechosos.

Según el intendente Espinoza, La Matanza dispone de 4.000 camas en centros de aislamiento, casi la misma cantidad de casos positivos ya existentes. Mientras tanto la mayoría de las plazas de terapia intensiva están ociosas en el sistema privado. Por esto es urgente la unificación del sistema de salud público y privado, en un sistema único que centralice los recursos bajo control de sus trabajadores y pacientes, para que nadie quede sin atención.

Pero como decirle “quedate en casa” a las familias barrios de Puerta de Hierro donde hay más de 500 familias sin agua potable, o del 17 de septiembre con 2000 personas con la misma carencia, ambos en La Matanza. O en el barrio Las Torres de Merlo, donde los vecinos denuncian que son los “olvidados” del municipio y reclaman atención médica urgente y medidas para evitar que se propague el virus porque hasta hace dos semanas había 60 casos.

Endurecen la cuarentena para los trabajadores, mientras los obligan a ir a trabajar: todo por la ganancia empresaria

El anuncio del endurecimiento de la cuarentena no fue para todos por igual, ya que muchas industrias quedaron exceptuadas aún sin ser esenciales, lo que expone innecesariamente a los trabajadores.

Sólo para hablar de la zona oeste - la zona que ayer recorrió el gobernador - estas últimas dos semanas se multiplicaron las denuncias que llegaron a La Izquierda Diario sobre el avance de contagios en lugares de trabajo, donde empresarios de industrias o servicios no cumplen los protocolos. Y también los propios trabajadores de la salud no tienen los elementos de trabajo o no se cumplen los protocolos. Empresa de colectivos como La Cabaña, Almafuerte o la Linea 216, el mayorista Caromar, la imprenta Interpack, McDonald´s, Manaos, Alicorp, Walmart, entre otros.

Para peor, algunas de ellas tienen el tupé de despedir trabajadores una vez que lograron producción récord, como en la mencionada Alicorp. Y el mismo gobierno que dice prohibir, deja pasar los despidos.

Te puede interesar: Cuarentena extendida: ¿qué pasa con las patronales que no cumplen protocolos?

”Lo más responsable es tomar las decisiones que no pongan en peligro a otros, porque están en juego la salud y la vida” dijo ayer el gobernador.
Pero en estos casos no hay cuarentena estricta ni mano dura con los empresarios. Cómo denuncian los propios trabajadores, ninguno de estos lugares puede decir que está en crisis, y en algunos casos se excusan que son esenciales cuando no lo son. Las ganancias por delante de la vida de los trabajadores.

Mientras la crisis sanitaria, social y económica se agudiza, se necesita implementar medidas de emergencia para defender la salud y condiciones de vida del pueblo trabajador.

Empezando por mas testeos que permitirían encontrar a las personas infectadas, saber en qué zonas se desarrollan más contagios y actuar con precisión, lo cual también implica proteger la vida de los que trabajan en la primera línea, un reclamo que se generaliza entre los trabajadores.

Porque la vida de los trabajadores importa, tenemos que hacerlas valer. Poniendo en pie Comisiones o comités de higiene y salubridad en cada lugar de trabajo y en cada barrio. Para que los propios trabajadores y vecinos controlen las condiciones sanitarias en las que se trabaja y se vive. Y pelear porque estas comisiones en lugares de trabajo, sean reconocidas por los empresarios y el Gobierno.

Ante el aumento de contagios en los lugares de trabajo se impone el aislamiento preventivo de los que tuvieron contacto con los infectados, garantizando el 100% del salario. Algo que no se está cumpliendo en muchísimas fábricas y establecimientos del AMBA que ocultan los casos o especulan al respecto.

Prioridades

Mientras las fortunas empresarias no sólo no se tocan sino que reciben subsidios y se les permite seguir acumulando ganancias, el gobernador Kicillof anunció sus intenciones de un nuevo endeudamiento provincial. Envió a la Legislatura bonaerense un proyecto de ley en el que pide autorización para contraer deuda por US$ 500 millones y $ 20.000 millones con organismos multilaterales o bilaterales de crédito, para hacer frente a las consecuencias sociales, sanitarias y económicas que provoca la pandemia del coronavirus.

No se puede seguir contrayendo deuda y seguir pagando una estafa. Es necesario el desconocimiento soberano de esa deuda ilegítima y fraudulenta para romper la dependencia de nuestro país de los buitres y el FMI. Y que los recursos disponibles sean puestos en función de satisfacer los intereses de las grandes mayorías, al cuidado de nuestra salud y de nuestra vida. Porque las vidas trabajadoras importan.







Temas relacionados

Crisis sanitaria   /    Gustavo Menéndez   /    Merlo   /    Lucas Ghi   /    Crisis económica   /    Crisis social   /    Fernando Espinoza   /    Morón   /    Crisis de la salud pública   /    Axel Kicillof    /    La Matanza   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO