Mundo Obrero

EMERGENCIA SANITARIA

Kicillof agregó camas en hospitales bonaerenses, pero no contrató profesionales suficientes

Así surge de los (pocos) datos oficiales. El número de camas de terapia intensiva actual no es el que se proyectaba en abril y faltan médicos especialistas. Los anuncios ocultan la verdad a medida que crecen los casos positivos de Covid-19.

Liliana Vera Ibáñez

Delegada Suteba La Matanza | @liluzlisam

Martes 2 de junio | 12:36

Foto: La Nación

Los anuncios del gobernador de la provincia ce Buenos Aires, hablan de camas nuevas de terapia intensiva. Pero omiten aclarar que la duplicación de camas no está acompañada en la misma proporción por médicos y especialistas que las atiendan.
El problema, también, es que no hay médicos de terapia necesarios en los centros médicos.
A esto se suma la falta de información precisa sobre la cantidad de camas de terapia intensiva con las que cuenta la provincia de Buenos Aires. Rosa Reina, presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), confirmó al medio Chequeado, que no cuentan con un registro del número exacto de camas que sumó la provincia.

La Provincia informó el viernes 8 de mayo que había entregado 496 camas de terapia intensiva desde el inicio de la pandemia. Si se tiene en cuenta el número que se calculó a fines de marzo, con las incorporadas hasta el momento se llega al número de 918 camas de terapia intensiva en hospitales provinciales, un número levemente inferior al mencionado.
Recordemos que en la conferencia de prensa última, Kicillof, se refirió a la situación de la Provincia y anunció que duplicaron la cantidad inicial de camas. La realidad es que al 30 de abril se proyectaba una dotación de 1.100 camas de terapia intensiva en hospitales provinciales, que al 30 de mayo serían 1.152 y que al 30 de junio ascenderían a 1.203. Lejos están los hospitales de esas proyecciones, lejos están los habitantes de la provincia de tener asegurada la salud pública imprescindible para esta situación de aumento de casos de covid en el conurbano.

Con respecto a la necesidad de médicos para terapia, según datos de la Dirección de Hospitales de la Provincia de Buenos Aires, desde el inicio de la emergencia por el nuevo coronavirus se incorporaron 600 médicos al sistema de salud pública provincial, pero sólo 43 son especialistas en terapias intensivas. La mayoría de los incorporados (293) son especialistas en clínica médica; le siguen los médicos de la especialidad de pediatría (100) y, sólo en tercer lugar, los de terapia intensiva.

Te puede interesar: Hospital San Martín de la Plata: higiene hospitalaria, una crisis histórica

En momentos en los que los trabajadores de la salud realizan manifestaciones diariamente denunciando la falta de insumos y protección.
Rosa Reina señaló: "Hemos tratado de adaptar el sistema de salud precario que tenemos en el país hace muchísimos años. Tratamos de adecuarlo lo mejor que pudimos para esto. El tipo de sistema de salud que tenemos ya se evidenció con la anterior pandemia que fue la de la gripe H1N1. Lamentablemente, eso no se ha modificado. Los recursos en el sistema de salud siguen siendo bajos".
"No tenemos números oficiales de tasa de ocupación de lugares de terapia intensiva tampoco a nivel nacional", agregó. La ausencia de datos concretos y comprobables es un común denominador tanto del gobierno de Alberto Fernández como de Axel Kicillof.
Esta diferencia entre camas y profesionales redunda, lógicamente, en una sobreexplotación del trabajo de las y los profesionales que hoy están cumpliendo las tareas, lo que inevitablemente también redunda en una mayor precarización del sistema de salud.

Te puede interesar:Dedicación exclusiva, una forma de salvar vidas en salud

Es necesaria la centralización estatal del sistema sanitario, para que el estado, con estricto control de los trabajadores y la comunidad, pueda disponer de todos los recursos existentes, públicos, privados y de obras sociales mientras dure la emergencia, para poder planificar y garantizar que el derecho a la salud no sea un negocio o beneficio de unos pocos, sino verdaderamente universal.

No se pueden mantener datos engañosos cuando diariamente la población se encuentra en la insertidumbre de a dónde y cómo puede consultar por su salud: sabemos que el 40% de la población del conurbano tiene el hospital público como único recurso para asistir su salud.
Hoy la coyuntura nos dice que la salud debe ser prioridad y que el trabajo en los nosocomios siempre es esencial.







Temas relacionados

Conurbano   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Trabajadoras y trabajadores de la salud   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO