Sociedad

LA PAMPA

Justicia de clase: absuelven a Oscar Ichoust por el asesinato de Cristian Azcona

Durante la madrugada del 28 de noviembre de 2009, Oscar Ichoust, un comerciante de la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, asesinó de un disparo en el pecho, al niño de 13 años de edad, Cristian Azcona, porque se encontraba en el techo de su casa, robando unas jaulas para pájaros.

Jueves 8 de diciembre de 2016 | Edición del día

Hoy, 7 años después, la justicia de clase, la misma que libera femicidas, la misma justicia que tiene en su haber más de 40 casos de represión estatal y policial (CORREPI 2016) parados; es la misma justicia que determina que Cristian Azcona, merecía la pena de muerte, y su asesino, la libertad.

La misma Justicia que salvó al ultraderechista ministro de Seguridad Juan Carlos Tierno y hoy mira para otro lado, ante su responsabilidad política por el asesinato del cazador, Santiago Garialdi, a manos de la Policía; es la misma Justicia que determina que Cristian se “merecía” la muerte.

No tienen cara! El mensaje es expresamente claro. En medio de un clima de ajuste, de aumento de la desocupación, del crecimiento de los despidos y las suspensiones, el Estado prepara sus armas para fortalecer un régimen represivo contra los trabajadores y el pueblo pobre.

Los Cristian Azcona, los “chami” Fernández (muerto en una comisaría de General Pico); son los “carne de cañón” de un accionar que busca “tantear” la situación social, ante estos hechos. Hasta ahora, una palabra refleja la realidad, impunidad, para la policía y para los “hombre de bien” como Ichoust, que actúan en “legítima defensa”; para los pibes jóvenes de las barriadas, pena de muerte.

Como contrapartida, y en un claro efecto de estos hechos, se ha generado un sentido común aberrante, en las redes o centros de opinión, de que Cristian “se lo buscó”, “se hizo justicia”, o el ya clásico (repulsivo) “hay que matarlos a todos”.

Los trabajadores, empezando por sus propios organismos, los sindicatos; los estudiantes (Cristian era uno de ellos), las agrupaciones de mujeres, los partidos de izquierda y los organismos de DD.HH, debemos marchar de manera urgente, exigiendo justicia por Cristian Azcona.

Hay que pararles la mano a los Verna, Marín, Tierno y toda esa “pléyade” de políticos profesionales que quieren fortalecer un régimen represivo, para imponer un ajuste sobre el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Mano dura   /    La Pampa   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO