Sociedad

Junín de Los Andes: conflicto sin respuesta y medidas de fuerza que se endurecen

El pasado sábado 2 de diciembre Marcela Espinos se encadenó en las puertas del juzgado de Junín de los Andes hasta que el juez Luchino suspenda la orden de desalojo iniciada a su familia sin haberse iniciado previamente los procedimientos de sucesión de derechos correspondientes.

Jueves 7 de diciembre | 01:31

Marcela, te hemos entrevistado durante el fin de semana cuando decidiste adoptar esta medida de fuerza. ¿Ante ésta acción qué respuestas obtuviste de parte de las autoridades responsables?

Hasta ahora no me atendió nadie, no me respondió nadie nada, el lunes a la tarde comencé con la huelga de hambre hasta ahora y ya estamos a miércoles. Una chica del lugar pregunto adentro si me podían atender pero le dijeron que no, así que bueno, acá seguimos peleando. No solamente no nos quieren atender sino que nos siguen atacando como familia, con eso me doy por convencida que es algo personal, es directamente contra nuestra familia, persecución familiar lo llamaría yo.

¿recibiste algún tipo de represalia?

Si, represalia hay, a través del municipio y el intendente Corazini. No sé en qué momento hubo un juicio sobre retributivos de la casa de mi papá, que no fue notificado de nada, en el 2012 donde le cobraban unos impuestos del año 1994. No fue nunca notificado mi viejo de esto y aparentemente hubo un juicio en el 2012, estamos en 2017 y recién ayer sentenció el señor Luchino a mi viejo a pagar $7000 de multa. La deuda aparentemente era de $4000 y ahora son $7000. Le da 5 días para pagar a partir del 5 de diciembre, o sea le da hasta el 10 para juntar $7000 pesos.

Imaginate mi viejo es trabajador autónomo, peluquero, no está trabajando porque esta protegiéndonos a nosotras, también está acá. El Juez Luchino ha visto a mi papá seguramente porque la venta donde estoy, sentada, encadenada, da justo derecho a donde está la oficina de él, pero como verás las persianas están cerradas, las de al lado que son de la secretaria las tenía medianamente abiertas, ahora las tiene cerradas pero con las ventanas abiertas como para escuchar todo lo que sucede. Yo veo directamente que esto es una persecución de parte del municipio y de parte del Juez Luchino.

¿Que salida le ves al conflicto?

Mira mañana se junta el pueblo, o sea gente auto-convocada, me lo vinieron a manifestar hoy, que se quieren juntar y hacerse presentes aquí en el juzgado. No se que van a hacer en realidad, yo les dije, mira todo lo que ustedes quieran hacer háganlo pero depende de ustedes, yo estoy acá y no me puedo salir. Me respondieron que no me preocupe pero nosotros como pueblo queremos hacer algo porque no queremos que sigan pasando cosas y nadie pueda hacer nada.

Hoy nos enteramos que había posibilidades de desalojo pero nada concreto, pero se ve que todo sigue en pie conmigo encadenada acá e incluso con huelga de hambre, no le importa nada el Juez es totalmente soberbio.

¿Cómo vive la situación tu familia y que ayuda necesitas?

Mira como contamos anteriormente está abierta la sucesión, gracias a dios, se siguen acercando los herederos que antes, si lo dudaron, hoy por hoy vinieron hasta acá y dijeron nosotros vamos a estar, somos herederos pero vamos a estar en la sucesión para ayudarte a vos y a Paula directamente que son las dos familias que están sufriendo tantas cosas.

Nosotros dormimos mal, los chicos duermen mal, comen mal, imaginate que tiene que venir mi mamá para quedarse con el nene mas chico porque yo estoy acá, me acompaña también mi marido y mis demás hijos. Mi hijo mayor que se queda conmigo está hecho pedazos porque ya son dos noches que no duerme y bueno, esto ya se pone un poquito pesado. La única ayuda que puede servir ahora, si se quiere, es la ayuda del pueblo porque son quienes pueden impedir esta semejante injusticia que el Juez Luchino quiere hacer con nosotros.








Temas relacionados

Desalojo   /    Neuquén   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO