Política

INTENDENTES MILLONARIOS

Julio Zamora, el intendente de Tigre que habla de los pobres y vive como rico

El ¿ex? delfin de Massa hace campaña en Tigre por la unidad del kirchnerismo y el peronismo hablando contra el ajuste de Macri y Vidal.

Lunes 6 de mayo | 22:11

Desde la derrota que tuvo con Cambiemos en las elecciones de medio término de 2017 a manos del actor Segundo Cernadas, el intendente de Tigre decidió cambiar su estrategia política y alejarse cada vez más de su jefe político, Sergio Massa.

Poco a poco se fue acercado al kirchnerismo local y este al intendente. Sumó, por ejemplo, a la concejala de La Cámpora, Roxana López, a su gabinete. Los saltimbanquis en la política enarbolan la bandera de la unidad, incluso con los que hasta ayer estaban enfrentados, para derrotar a Cambiemos.

A Zamora, que sigue en el Frente Renovador y es duro en los medios contra las políticas del gobierno, no se le escuchó crítica alguna a todas las leyes de ajuste que votó su espacio en el Congreso y que permitieron la gobernabilidad.

El intendente a los barrios donde va, hace campaña contra el ajuste del gobierno, denuncia las obras paradas de la administración provincial y de cómo cuesta llegar a fin de mes.

No es ninguna novedad, el ajuste se hace sentir en el pueblo trabajador, en cada barrio se siente en forma más que concreta los resultados del ajuste ordenado por el FMI que denunciamos desde estas páginas constantemente.

Lo cierto es que Julio Zamora vive en el exclusivo barrio de Santa Teresa, que cuenta con una laguna artificial de 17 hectáreas y rodeado de lujos. Una vida complemente ajena a la que vivimos miles de tigrenses.

Según Zamora, se trata de un “proyecto familiar” y que “la opción fue por la tranquilidad y la privacidad”. Como si al resto de la población le gustara vivir alquilando, hacinados y sin posibilidades de la tener esa “tranquilidad”.

El territorio del municipio son 158 km2, de los cuales más del 50% pertenece a barrios cerrados, en los cuales vive el 10% de la población local, cuya totalidad es de más de 400.000 habitantes.

El complejo Nordelta es su máximo exponente, del empresario Eduardo Costantinn. Allí es donde se impidió el acceso a las empleadas domésticas en sus micros, en un acto discriminatorio digno del apartheid, denuncia que se hizo visible a través de este diario.

Te puede interesar: Rebelión en Nordelta: "nos discriminan por trabajadoras y pobres"

Estos enormes complejos privados fueron construidos sobre los viejos terrenos de Radio Nacional, prácticamente regalados por la entonces ministra Maria Julia Alzogaray, en los años 90.

Esas tierras eran humedales naturales del Delta que fueron destruidos, afectando tanto a su flora como a su fauna. Estos countrys no permiten el drenaje natural del agua, con lo cual todos los barrios aledaños a Las Tunas o Ricardo Rojas, cada vez que llueve se inundan.

Hoy queda en pie un solo humedal, en Villa La Ñata y Dique Lujan, donde quieren fundar el nuevo barrio Santa Ana. La empresa encargada de la construcción y explotación del lugar es CyE & EIDICO la misma que administra el barrio donde vive el intendente.

Los vecinos se vienen movilizando contra este nuevo atropello, producto de su lucha lograron que el municipio tenga que llamar a una audiencia pública este jueves 11 de mayo.

También podes leer: Tigre: los últimos humedales están en peligro

El municipio tiene un gran cordón industrial con fábricas que se cuentan entre las más grandes del país, de capital extranjero, como Ford, Volkswagen y Mondelez (ex Kraft-Terrabusi) por nombrar las más conocidas.

Las automotrices vienen con planes de suspensiones contantes y retiros voluntarios, cargando el ajuste sobre los trabajadores para que las empresas tengan la misma rentabilidad. Pero de este ajuste Zamora no dice nada.

También está el despido persecutorio de Julio Tevez en Mondelez quien había sido delegado y activista en la huelga del 2009 que tuvo una brutal represión (ordenada por el entonces gobernador kirchnerista, Daniel Scioli, que ahora quiere ser parte de alguna interna peronista), que el intendente Sergio Massa de ese momento y su segundo Julio Zamora, pedían a diario.

Lee: Crece la campaña por reincorporación de Julio Tévez, despedido de Kraft/Mondelez

La localidad cuenta con una Policía local, Centro de Operaciones Tigre, COT, una enorme organización policial repleta de policías exonerados de la Bonaerense que opera contra los jóvenes pobres y va barrio por barrio golpeando y atropellando todo tipo de derechos, haciendo verdaderas razzias y sobre la que cada vez crecen más las denuncias por abusos.

La Secretaria de Protección Ciudadana, de cual depende el COT, tuvo un presupuesto de $493.211.956 en 2018, una verdadera declaración de intereses de hacia dónde va la plata municipal.

También podes leer: Comando de Operaciones Tigre: una Policía diseñada por Massa para perseguir a la juventud

Tigre, conocido por su río, las islas y su puerto de frutos con un bonito paisaje, tiene detrás de su belleza natural la dura vida del pueblo trabajador, que también viene sufriendo las políticas de ajustes del FMI y el gobierno, con la complicidad del partido del intendente.







Temas relacionados

Intendentes    /    La Cámpora   /    PJ   /    Kirchnerismo   /    Frente Renovador   /    Tigre   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO