Cultura

ENTREVISTA

Julián Lucero: “El humor es algo bastardeado dentro del arte”

Con humor ácido, avidez intelectual y mucho amor a la actuación, el actor de Los Bla Bla y de Cualca opina sobre la realidad en Argentina, entre muchas cosas más.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Jueves 31 de agosto de 2017 | 10:50

Fotografía: Benjamín Bascary - Enfoque Rojo

"Nos llena de decepción que quienes se escandalizan con chistes no lo hagan con acusaciones rotundamente serias. Que no sean capaces de reír, con lo sano que es. Que prefieran llevar al debate mis chistes y no mis preocupaciones como joven sin futuro por su culpa. Que no respeten ni a las víctimas, y que hagan de ellas una marca registrada. No tienen la potestad del dolor, pero sí les aconsejo que se hagan con la potestad del humor"

Ricky Gervais

Un cómico que no es ajeno a la realidad del país, en su Instagram Crococro pone videos de sus trabajos, canciones que interpreta con su guitarra, una foto de Santiago Maldonado y también se sumó a la campaña por los trabajadores de PepsiCo

Un gran humorista, estudiante de filosofía en la UBA y de talleres de comunicación, jugador de fútbol y amante del cine de terror, cedió esta entrevista en el Centro Cultural El Mandril, donde se esta presentando todos los domingos a las 20 horas con su grupo cómico Los Bla Bla. Esta integrado por Pablo Fusco, Tincho Lups, Manu Fanego, Sebatián Godoy, Sebastián Furman y Maribel Villarosa.

¿Cómo se prepara el espectáculo de humor?

Hay muchas variables, son gérmenes de ideas que se ponen sobre la mesa y se mezclan, con otras idea o con otras variables. Hay un lugar donde uno cede un pensamiento y otro aporta algo más. Nuestra construcción con Los Bla Bla particularmente, es colectiva en el sentido formal, eso hace que sean más ricas las cosas. Pero hoy en día el humor es algo bastardeado dentro del arte.

Hace como diez años que trabajamos con Los Bla Bla. Se llama así porque Seba Godoy hacía una obra que se llamaba “Shh”, y como queríamos hacer otra cosa distinta lo llamó Los Bla Bla.

Somos seis más la productora Maribel, ella es importante para nosotros, somos muy caóticos y ella es una persona ordenada y fuerte en las cosas que nosotros somos muy débiles.

¿Tenes límites a la hora de hacer humor?

No me gusta la idea de imponer un límite a un tercero. No me causa gracia hacer chistes con una tortura, los desaparecidos o una mujer violada. Me entristece no puedo pegarle la vuelta. Ahora estoy filado unas cosas con Suzy Qiú, pero era como “feminismo para principiante” en los Polvorines y decidimos no hacer humor con el femicidio, pero no es una obligación o está prohibido es difícil articularlo.

Ricky de Gervais dice que si uno hace un chiste mirando a los ojos a las personas, podes hacer lo que quieras, siempre que haya respeto. No puede haber límites impuestos, en todo caso podes decir “no me gusta, lo desprecio, lo rechazó”, pero prohibir, no. Salvo que haya un ejercicio de violencia formal, como Biondini haciendo humor.

En Cualca siempre hacías personajes muy cínicos

Para mi es un juego. Yo doy clases y les digo a los chicos que no es esa persona que estás ejerciendo. Uno no tiene que parecer: lindo, bueno y buen pensante de izquierda. Esta bueno poner en escena otras tensiones, las bajezas humanas. El oficio del actor pone eso en juego, me acuerdo en un momento que un amigo estaba con quilombos de guita y el otro no le quiso prestar, yo me nutro de esas cosas para después plasmarlo en el humor, desde ya uno después lo exagera pero a los personajes se los saca de cosas cotidianas.

Una vez hice un taller muy interesante donde invitaba a leer cosas de la vida cotidiana, y es muy fácil señalar lo que es lo malo como si no fuera parte de nosotros. Nosotros incluso somos responsables de que el Gobierno este, no tanto como Duran Barba desde ya. Me parece interesante encarar esos personajes, como el del político de la campaña electoral.

¿Qué cambios viste vos desde el 2001 hasta ahora en tu trabajo?

Ayudó mucho esta era digital. Antes volanteavamos 4 o 5 horas antes de la función, hacías la función, después ordenada. Trabajamos mucho y ganábamos poco, la difusión era muy difícil.

El cambio de las redes sociales hizo que la difusión se modificara, hay muchos amigos que a veces se quejan de eso, porque uno no quiere volverse community manager, pero es una manera de trabajar, que venga la gente que en definitiva es de lo que uno vive.

En una entrevista vos dijiste que no necesariamente un buen momento artístico es cuando es reconocido masivamente. ¿Cómo estas ahora?

Estoy empezando a tocar la guitarra, me estoy retrayendo y escribiendo mucho. Tengo ganas de dirigir y escribir. Hice cine, se pasó la película en El Sísmico que se llama El Moco y con Los Bla Bla estamos pensando una gira por Europa, por la zona de Cadiz.

Disfruto mucho dar clases en el espacio Cósmico, que es un grupo que labura también juntos con los del mandril.

¿Cómo fue que llegaste a la TV Pública?

La serie que está ahora la filmamos hace 3 años con un presupuesto del Incaa, pero fue el primer espectáculo que produjo el mandril, la tragedia de la familia rambam, estuvo parado en el paso de Gobierno pero ahora se rescató y está al aire.

¿Qué opinas de la televisión hoy?

Me parece una mierda la televisión. Hay muchos programas de panelista hablando mal de otros panelistas, una especie de licuado de odio. Debe haber cosas que están buenas, pero no las veo. Me gusta mucho el cine, estoy viendo mucho cine de terror de los años 60, 70 y 80. Ahora me gusta mucho una serie que están dando que se llama I love Dick, consumo mucho series y películas.

Los Rampantes

¿Qué opinas del Gobierno de Cambiemos?

Me parece que el Gobierno es terrible. Los centros culturales por ejemplo, se vieron afectados con todos los Gobiernos. Particularmente en Capital, el hostigamiento a estos espacios es fuerte.

Cambiemos viene arrastrado con un movimiento mundial de derecha, antes capaz estaba más solapado. El otro día estaba viendo el documental de cómo llegó Trump al poder y es terrible. Mucho marketing.

¿Qué opinas de la izquierda?

Me gusta mucho La Izquierda Diario, me parece que se están amplificando. Me gusta mucho Myriam Bregman, la re banco. Están más inteligentes y menos ansiosos, yo los conocí en la facultad y no era así estaban muy limitados al folletín, están muy inteligentes con las redes sociales, ahora tienen movimiento, por ejemplo. Estando la derecha en el mundo más establecida esta muy bueno que estén ustedes.







Temas relacionados

Arte y política   /    Humor   /    Cultura   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO