Sociedad

PRECARIZACION LABORAL

Jujuy: porteras de escuela bajo la precarización y la pobreza

Justina (51) es una portera de una escuela de Libertador Gral. San Martin que trabaja bajo un contrato precario desde hace 9 años, y como muchas mujeres trabajadoras es el único sostén económico de su familia.

Martes 4 de octubre de 2016 | Edición del día

El gobierno nacional ha dado un duro golpe al bolsillo de las masas populares. Las medidas de ajuste económico se hacen sentir especialmente en los sectores obreros, y mucho más en los precarizados, como es el caso de las porteras de las escuelas de Jujuy, realidad de la que nos habla Justina. A esta situación de carestía de vida que padecen los trabajadores, hay que sumarles los descuentos arbitrarios a los huelguistas que se están implementando. Lo que no hace más que aumentar el descontento popular con el gobierno de los empresarios y la casta política provincial.

El régimen reaccionario que mantiene la precarización laboral heredada de los gobiernos del PJ, ahora busca infringir “temor” en la clase obrera vulnerando el derecho constitucional a la huelga, criminalizando la protesta social y abriéndoles causas judiciales a dirigentes sindicales.

En este marco una demanda central, es el pase a planta permanente de todas y todos las trabajadoras en las instituciones estatales y los establecimientos privados. Para ello es necesario que las centrales sindicales rompan la tregua y convoquen al paro nacional.

En la entrevista que reproducimos a continuación ella nos relata la realidad de las trabajadoras de maestranza en las escuelas de la provincia de Jujuy. Donde también la precarización laboral tiene cara de mujer.

¿Cómo fue que empezó a trabajar en la escuela?

J: Y yo entré a trabajar a la institución en el 2002 con los planes sociales cobrando $120 como portera, haciendo limpieza, en todos los cursos, en los baños. Después luchando fuimos a Jujuy a hablar con el gobierno y entramos a una planta transitoria y llegamos de cobrar de 120 a 350 después en 2007 pasamos a contrato. En este momento seguimos en contrato y ganamos más.

¿El salario le alcanza para vivir?

J: Y ahora con los aumentos que hay, no te alcanza, el gas llegamos pagar $ 2.500. De lo que pagábamos 350 a 700 y de ahí a 2500. Y de luz estoy pagando 600 y de agua 600. Más hay pagar el seguro, el sepelio. Como va a alcanzar $10.000? No alcanza. Y si nos llegamos a enfermar, ¿Cuánto están los medicamentos? Hoy $10.000 no te alcanza para nada y eso que somos una familia chica. Mi marido es desocupado, no trabaja así que el único ingreso que hay es el mío.

¿Cree que el gobierno genera una desigualdad entre las porteras efectivas y las precarizadas?

J: Sí, hay una discriminación. Yo cobro $10.000 y la efectiva cobra $20.000 y hace menos tareas que nosotras, entonces hay discriminación. Por ejemplo, yo tengo un recargo de la limpieza de tres cursos y los baños, y las efectivas agarran solo un curso, así la institución nos sobrecargan de trabajo a nosotras porque supuestamente tenemos que pagar derecho de piso.

¿Cuál es la demanda más urgente que tienen Uds. las porteras que están precarizadas?

J: La demanda más grande q tenemos, es el trabajo, el recargo, el día de la limpieza general, las compañeras no viene y se recargan. Y el pase a planta permanente, ahí estaríamos en las mismas condiciones. ¿Cuántas no quisiéramos estar en planta? Pero el gobierno encajona los papeles, vas a ver y siguen cajoneados. No salen los pases a planta. Entonces ¿Qué podemos hacer? La última vez que fuimos el 2015 y ahí él nos prometió pasarnos a plata permanente y hasta ahora nada. Pero nos aumentó el sueldo.

¿Realizaron alguna medida para lograr concretar esta demanda?

J: Ir a golpear las puertas de la casa de gobierno es lo que siempre nosotros hicimos. Porque acá en región V y los directivos no te solucionan nada.

Te puede interesar: Más de la mitad de los hogares jujeños son pobres







Temas relacionados

Precarización laboral   /    Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO