Política

ACTUALIDAD

Jujuy: basta de tregua y división. Paro activo y plan de lucha nacional

La división que imponen las diferentes direcciones sindicales de ATE, CEDEMS, ADEP, APUAP, SEOM se vuelve un límite para expresar la fuerza de los trabajadores en el marco de una crisis que sacude al gobierno. Desde la izquierda proponen un Paro Nacional Activo.

Miércoles 9 de mayo | 12:37

Los anuncios del gobierno nacional, preparan nuevos ataques y ajustes sobre el pueblo trabajador. La vuelta al FMI en busca de crédito es una película que la clase trabajadora conoce bien. En medio de una profunda crisis económica y política del gobierno de Mauricio Macri los sindicatos no han pasado por ahora de una serie de declaraciones y acciones aisladas.

A los tarifazos en los servicios, que se tratarán hoy en el Congreso, se suma la inflación y la erosión a los salarios producto de la devaluación. El gobierno respondió a esta crisis volviendo a los pies del FMI, cuyas recetas de ajuste no se harán esperar. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, participó de la cumbre de Cambiemos, donde se acordó con el conjunto de los gobernadores radicales un apoyo al rumbo económico y una defensa de los tarifazos que, de ser rechazados hoy en el Congreso, el gobierno ya aseguró que vetará desde el ejecutivo.

En este marco de fuerte crisis y ajuste los sindicatos no han anunciado ningún plan de lucha que prepare a la clase trabajadora. El rechazo a los tarifazos y a la política económica entre los trabajadores es contundente, para que toda esa fuerza se exprese es necesaria la convocatoria a un paro nacional activo, del conjunto de los sindicatos para evitar que descarguen los costos de la crisis sobre los trabajadores y el pueblo.

Las direcciones sindicales locales son parte de esta tregua y fomentan la dispersión. En un extremo está el SEOM, que, bajo la conducción del "Perro" Santillán, no ha convocado a una sola medida de lucha conjunta desde que asumió Gerardo Morales, lleva con esta política a movilizaciones en soledad, debilitando enormemente la fuerza del sindicato y así al conjunto de los trabajadores municipales.

Por su parte, los gremios nucleados en la FAG (Frente Amplio Gremial), convocan para mañana una movilización sin paro, el único que si convoca a parar por 24 horas es ATE. Esta podría ser una oportunidad para realizar un fuerte pronunciamiento en contra del nuevo acuerdo con el FMI, los tarifazos y por los salarios. Sin embargo, la convocatoria concreta, está atravesada por las divisiones de las cúpulas sindicales que realizarán movilizaciones divididas, en diferentes puntos de la ciudad, sin paro en la mayoría de los establecimientos. El trasfondo de estas divisiones son las próximas elecciones de CTA donde dos listas se disputarán la conducción.

Las diferentes direcciones sindicales jujeñas, mayoritariamente kirchneristas y peronistas, dividen y dispersan la fuerza de la clase trabajadora en momentos en los que el gobierno y los capitales internacionales realizan y preparan un fuerte ataque. Detrás de pronunciamientos sobre la dureza de lo que se viene, priman las divisiones y la paralización.

Casos testigos de esta ubicación son por un lado, el dirigente del sindicato de Luz y Fuerza, Pedro Belizán, quien como legislador por el PJ habla contra los tarifazos dentro de la Legislatura pero no convocó a una sola medida de lucha desde el gremio, mañana no participará siquiera de la jornada de movilización; por el otro, el legislador peronista Luis Cabana, este en la conducción de UPCN, se ubica como opositor dentro de la legislatura pero acordó paritarias miserables en el gremio y no convocó a una sola acción de rechazo contra los planes del gobierno.

Estos son solo algunos ejemplos que demuestran que, las direcciones kirchneristas y peronistas, solo conducen a la desmovilización y a impedir que la clase trabajadora actúe como sujeto en esta nueva crisis nacional y empiece a tomar consciencia de sus propias fuerzas.

Desde el PTS y el Frente de Izquierda, planteamos la perspectiva de un paro nacional activo, con piquetes y movilizaciones en todo el país. Las fuerzas para enfrentar la política del gobierno están, hace solo unas semanas más de mil trabajadores marcharon en Ledesma contra los tarifazos, ¿Qué pasaría si estas convocatorias fueran acompañadas con paro por parte de sindicatos como el SOEAIL?

Se vuelve imperiosa la convocatoria a asambleas y plenarios de delegados, para discutir democráticamente cómo organizar la fuerza para enfrentar los planes del gobierno. Contra los despidos, como ocurre en Agricultura Familiar y contra los planes del gobierno provincial que, desde el Pacto Social Educativo y el Plan Estratégico de Salud, se propone avanzar sobre las ya precarias condiciones de los trabajadores de la salud y la educación, y contra las condiciones de vida del pueblo trabajador en su conjunto.

Mañana jueves, convocamos a movilizarnos en San Salvador y a las 18 hs en Ledesma, junto a los Diputados y concejales del PTS-FIT como Alejandro Vilca y Natalia Morales para decirle no a la vuelta del FMI, por la anulación de los tarifazos, por los salarios y contra los despidos.







Temas relacionados

Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO