Sociedad

REFORMA EDUCATIVA

Jujuy: Cómo derrotar el cierre de carreras de Morales-Calsina

Docentes y estudiantes convocan a una nueva movilización hoy miércoles 17hs en rechazo al cierre de cinco carreras de los Institutos de Educación Superior.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Miércoles 8 de noviembre | 09:51

Luego de las movilizaciones de miles en distintas localidades de la provincia como La Quiaca, Humahuaca, Tilcara, Lib. Gral. San Martín, San Salvador, convocan a una nueva acción en la capital jujeña a partir de las 17 hs desde Plaza Belgrano.

Te puede interesar: Contundente rechazo al cierre de carreras terciarias

A pesar del fuerte rechazo de la comunidad educativa a la resolución N° 7239 que se viene expresando en las calles y en incipientes asambleas de docentes y estudiantes, la ministra de Educación Isolda Calsina y funcionarios de su cartera, ratificaron el cierre de inscripciones a través de declaraciones en grandes medios durante el fin de semana.

Sostienen un argumento clásico del arsenal del neoliberalismo afirmando que “hay un excedente de oferta de egresados” y deciden cerrar la inscripción a las carreras de Educación Inicial, Primaria, Ed. Física, Administración, Cs. Políticas y Economía que se dictan en distintas localidades de la provincia.

Las autoridades del ministerio se atribuye el poder de decidir que tienen que estudiar los jóvenes, cuando la realidad exige lo contrario: faltan escuelas, aplicar la doble jornada -que apenas llega al 8,5% de los establecimientos- y crear nuevos cargos docentes en una provincia con profundas desigualdades económicas y sociales que se amplifican en las localidades del interior.

Con este duro ataque a la educación pública el gobierno se juega a introducir un ajuste mucho mayor sobre las condiciones de estudio en todos los niveles del sistema de educación. Su reforma educativa pretende reforzar la reforma laboral que apunta a entregar a los trabajadores, y a la juventud en especial, como mano de obra barata a los grandes empresarios que ya se han expresado públicamente por la baja del “costo laboral”.

Los gremios docentes negocian la entrega

A doce días de conocerse la resolución 7239 (con fecha 26/10) las directivas gremiales no participaron de la marcha del viernes pasado y continúan sin llamar a asambleas de afiliados, mucho menos proponen un plan de lucha.

En el caso de ADEP no emitió siquiera un parte de prensa en relación a la resolución 7239 que afecta de lleno a las futuras maestras de educación inicial, primaria y física que serían parte de sus afiliados.

La directiva del CEDEMS el 1/11 rechazó la resolución 7239 con un comunicado y dos días después, le solicitó a la Directora de Educación Superior, Natalia García Goyena, una reunión a los fines de participar en los planes de reforma. Su pedido de diálogo a la funcionaria el mismo día en que miles se movilizaron marcó un fuerte contraste con quienes en las calles defienden la educación pública.

El día lunes 6 los titulares de CEDEMS, ADEP junto sus pares del gremio de docentes privados (SADOP) y universitarios (Adiunju) en conferencia de prensa anunciaron la convocatoria a un plenario de debate sindical para un lejano 17/11.

Allí quieren discutir y poner en conocimiento de los docentes los planes de reforma del gobierno en materia educativa. Pero sin decir ni una sola palabra de convocar asambleas para votar un plan de lucha coordinado contra la resolución 7239 y sin siquiera apoyar las movilizaciones que ya se vienen dando por parte de docentes y estudiantes.

En síntesis, las directivas docentes están más preocupadas por el diálogo con las autoridades del ministerio que en organizar a las bases para enfrentar los ataques del gobierno. Esperan una negociación que les permita ganar cargos en el futuro IES N° 12 y en una Junta de Calificación ampliada. Para ello, se apoyan en la incertidumbre laboral de un sector de docentes, y con la promesa de cargos y de menor “competencia laboral” que implica el cierre de inscripciones, pretenden aislar a los docentes de los jóvenes estudiantes que se quedan sin carreras y no tienen representación puesto que prácticamente no hay centros de estudiantes en los IES.

Por ahora el gobierno no parece muy dispuesto a ceder y las directivas gremiales saben que si la presión en las calles se expande puede hacer peligrar su plan de negociación. No podemos descartar que por una combinación de circunstancias deban pasar del rechazo formal a la resolución 7239 a acciones en de lucha. Para esta perspectiva nos preparamos.

Paro y plan de lucha provincial para torcerle el brazo a Morales

Los docentes y estudiantes que militamos en el PTS en el Frente de Izquierda venimos planteando que una medida de lucha votada en las bases de los gremios docentes y junto a los centros de estudiantes permitiría poner en movimiento una fuerza social que sin dudas llevaría al gobierno a retroceder de una medida tan impopular que empieza a generar malestar incluso dentro de los votantes de Cambiemos.

A esta altura, la actuación de las direcciones gremiales deja en evidencia que no están dispuestas a ninguna lucha en serio por defender la educación pública. Por eso, creemos necesario redoblar las exigencias a las direcciones gremiales a que rompan la negociación con el gobierno y convoquen asambleas para decidir un paro y plan de lucha coordinado. Una medida que también exigimos a los centros de estudiantes de los IES, facultades de la UNJu y de los colegios secundarios.

Frente a esta delicada situación es necesario abrir este debate en el movimiento de docentes y estudiantes autoconvocados que viene jugando un rol progresivo con los llamados a la movilización y en tomar algunas medidas legales, aunque sin una exigencia de paro y plan de lucha a los gremios, cuestión que no alcanza para derrotar la resolución del gobierno.

La bronca que hay en amplios sectores de docentes y estudiantes, que se expresa en reuniones en los IES 4, 3 y 5 de San Salvador o en Libertador Gral. S.M. se puede multiplicar si ponemos en pie una organización democrática de los estudiantes que abran discusiones en los cursos, con asambleas y cuerpos de delegados, un primer paso para conquistar un espacio de organización propio desde el cual avanzar en la coordinación de todos los estudiantes de los IES junto a los estudiantes universitarios y secundarios.

Por ahora, uno de los límites que enfrentan los estudiantes es la falta de tradición de organización democrática y el rol de las autoridades y algunos docentes que no dan lugar a la organización independiente de los estudiantes y los terminan utilizando de base maniobras. Ya hay autoridades como en La Quiaca que aceptan la resolución y las que sostuvieron la intervención del centro de estudiantes en el IES N°5 durante más de un año están negociando cargos con el gobierno.

Resolver este problema es vital porque los jóvenes que son los más perjudicados pueden darle un impulso al movimiento que puede ganar la simpatía de miles de docentes y de la población y hacer de la defensa de la educación pública una causa popular.

Convertir la defensa de la educación pública en una causa popular

El gobierno sabe que si este reclamo se convierte en una causa popular, como hicieron las familias azucareras del Ingenio La Esperanza con 11 días de paro y corte de ruta, puede hacerlo retroceder. Este es su talón de aquiles, por eso, nuestra apuesta es a una organización desde las bases de estudiantes y docentes que en forma conjunta enfrente a las direcciones sindicales para que rompan la negociación y con un paro y plan de lucha provincial podamos abrirnos paso y torcerle el brazo a Morales y su ministra Calsina.

En el fondo lo que está en juego es derrotar el laboratorio del ajuste del gobierno de Cambiemos en Jujuy a la medida de redoblar la explotación y la opresión que les permite a los dueños de la provincia amasar mayores fortunas. Contra sus planes, exigimos duplicar el presupuesto educativo, una jornada laboral de 6 horas (4 en el aula y 2 extra clases) con un salario igual a la canasta familiar para repartir las horas de trabajo y crear nuevos cargos docentes, nuevas escuelas. Peleamos por un futuro para la juventud y las mayorías trabajadoras porque nuestras vidas y nuestra educación pública valen más que sus ganancias.








Temas relacionados

Jujuy   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO