Internacional

HUELGA MOVISTAR

Juicio a miembro de comité de huelga de Movistar en Barcelona

Esta mañana ha tenido lugar en la Ciudad de la Justicia en Barcelona, la comparecencia de Aitzol Ruiz Azúa, miembro del comité de huelga de los técnicos de Movistar, imputado en la ocupación de la principal tienda que da imagen a Telefónica: Mobile World Centre (MWC).

Joe Molina

Trabajador despedido de Panrico, Barcelona | @joemolina57

Martes 16 de junio de 2015 | Edición del día

La citación era a las 12h y ya desde dos horas antes, el resto de sus compañeros y compañeras huelguistas estaban concentrados en la puerta de los juzgados para dar su apoyo. El lema “Aitzol somos todos” es sentido por los trabajadores que toman como propia la denuncia que en un principio puso Telefónica y que posteriormente retiró, aunque el fiscal decidió continuar con la investigación de oficio.

Sin embargo, los trabajadores denuncian en un comunicado ] que “Telefónica incumple su compromiso a no tomar medidas represivas, ya que se reserva el derecho de emprender acciones legales para pedir daños y perjuicios”.

A la salida de los juzgados, tanto Aitzol como la abogada que lleva el caso han manifestado que la declaración se ha producido ante la secretaria judicial, con la ausencia del magistrado y la Fiscalía.

Además, en ningún momento se ha planteado por parte del declarante como una respuesta a una acusación, sino como una versión de lo sucedido, en virtud de los derechos que asisten a todo trabajador en huelga y elogiando la buena conducta de todos ellos al establecer grupos de trabajo encaminados a que la tienda no sufriera desperfectos, limpieza, orden y distancia con los empleados de seguridad, que Telefónica iba aumentando en presencia día a día.

La abogada defensora ha manifestado a los medios de prensa asistentes que para los huelguistas los días de encierro han sido muy duros, muchas horas de tensión acumulada, esperando el desalojo en cualquier momento y sólo la sensatez de los huelguistas ha sido capaz de mantener el orden en el interior de la tienda. Y responsabiliza a Telefónica de que dicha situación se alargará en el tiempo.

Ahora sólo queda esperar a que el juez a la vista de los informes, y decida si abre o no diligencias. Los trabajadores continuarán la lucha y consideran que “Tanto Aitzol como el resto de huelguistas entendemos la amenaza de Telefónica como un chantaje para debilitar la lucha. Un chantaje ante el que no vamos a ceder, ya que lo único que puede solucionar el conflicto es la mejora de nuestras condiciones laborales. Responderemos de forma adecuada a cualquier intento de represión”.







Temas relacionados

Movistar   /    Represión   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO