Política

LA PLATA

Juicio Brigada San Justo: piden revocar prisión domiciliaria del genocida Leopoldo Baume

Lo solicitaron desde la querella de Justicia Ya! este miércoles, en una nueva audiencia del juicio por delitos de lesa humanidad en ese centro clandestino de detención. Declararon tres nuevos testigos.

Viernes 12 de abril | 14:43

Este miércoles se realizó una audiencia más del juicio de lesa humanidad donde se juzgan los delitos cometidos en la Brigada de Investigaciones de San Justo contra decenas de estudiantes, trabajadores y militantes sociales y políticos durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica.

Luego de la declaración de tres víctimas, la querella unificada de Justicia Ya! denunció ante el Tribunal la impunidad con la que se mueve el exsubcomisario de la Policía Bonaerense Leopoldo Luis Baume y pidieron que se revoque su arresto domiciliario.

Testimonios

En primer lugar declaró Nora Liberman, quien fue secuestrada junto a su esposo Luis Tarquini el 5 de abril de 1978 y permanecieron en cautiverio por más de cuarenta días en el centro clandestino de detención y exterminio que funcionaba en la Brigada de San Justo. Relató el calvario que vivieron ella y su esposo: condiciones inhumanas de detención, interrogatorios, tortura psicológica y física. Al ser liberados se exiliaron en Italia junto a sus hijos pequeños.

Luego brindó testimonio Cirila Benítez quien fue secuestrada tres días después del golpe cívico militar de su casa ubicada en Ciudad Evita. Cirila era referente del barrio y ayudaba a organizar a las mujeres, fue elegida presidenta del Complejo 17 e impulsó junto a los vecinos y médicos la construcción de una salita en el barrio. Ella estuvo en varios centros clandestinos de detención y fue liberada de la cárcel de Devoto recién en 1978, y fue refugiada por Naciones Unidas en Holanda.

En tercer lugar declaró Elba Rodríguez, hermana de Ricardo “Pluma” Rodríguez, militante de la UES que fue secuestrado y desaparecido el 16 de septiembre de 1977. Ella supo que su hermano estuvo en la Brigada de San Justo por Adriana Martín. Además, sus padres Juan y Fanny Rodríguez fueron asesinados por la dictadura genocida y sus cuerpos aparecieron en el cementerio de Morón como NN.

Video gentileza colectivo La Retaguardia Reaccionaria

Baste de impunidad

Antes de finalizar la audiencia, la abogada de CeProDH Luz Santos Morón en representación de la querella unificada de Justicia Ya! La Plata denunció ante el tribunal que el expolicía Bonaerense Leopoldo Luis Baume, imputado por 52 casos en el juicio de San Justo, “el día 25 de marzo, cuando se dio a conocer el veredicto de la causa mencionada en Comodoro Py, fue con su esposa y actual fiadora. El imputado estuvo entre víctimas y familiares al momento de las acreditaciones y hasta estuvo esperando en el buffet a que comenzara la audiencia”.

Leé también La impunidad viaja en colectivo: el genocida Luis Baume, de paseo tras ser condenado

Durante años Baume gozó de completa impunidad, gracias a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Actualmente, la abogada refirió que “pese a estar bajo arresto domiciliario viaja en un micro de línea solo con su mujer a escuchar el veredicto, comparte espacios con víctimas y familiares, espera tranquilamente junto al público en los pasillos de Comodoro Py para luego sentarse en el banquillo de los acusados y, después de escuchar su condena vuelve tranquilo a su casa, insisto… sin custodia alguna.”

Solo a modo de ejemplo recordemos a Juan Miguel “el Nazi” Wolk, quien teniendo a su hija como fiadora se profugó y a varios imputados se les han encontrado armas en su domicilio.

Además, Santos Morón expresó se dirigió a los jueces diciendo que “es imprescindible comprender el riesgo que implica para víctimas y familiares que continúan siendo blancos móviles de accionar de aquellos que formaron parte del aparato represivo del estado hasta hace pocos años, solo mencionaremos a Jorge Julio López, quien está aún desaparecido”.

Y destacó que “es de suma importancia, que el imputado Baume se moviliza sin dificultad y se encuentra ubicado en tiempo y espacio, durante horas estuvo fuera de su casa, caminó, viajó en colectivo sin ningún impedimento de salud”.

La querella pidió explicaciones al Tribunal que debe garantizar el cumplimiento del arresto domiciliaria, solicito nuevos estudios médicos y que se revoque la prisión domiciliaria del genocida.

Tanto la fiscalía como las querellas adhirieron al planteo y el aplauso en la sala mostró el apoyo del público presente en la sala. Esto no es menor, teniendo en cuenta que la mayoría de los imputados en este juicio goza de este beneficio de impunidad.

Organismos de derechos humanos, víctimas y familiares siguen reclamando justicia, justicia real, no meramente declarativa. Así como miles exigieron no al 2x1 a los genocidas, también exigen que se terminen los privilegios para los represores y que se juzguen a todos los responsables del genocidio, incluidos los responsables civiles.

El paso de los años, la fragmentación y el desguace de las causas y los juicios a cuenta gotas contribuye a sostener la impunidad que sumado a la política negacioncita de este gobierno busca fortalecer y legitimar el accionar de las fuerzas represivas para reprimir, perseguir y criminalizar a los luchadores como Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Daniel Ruiz, los ex choferes de la línea Este en La Plata, entre otros.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO