Deportes

TENIS

Juan Martin Del Potro, el gladiador de la vida

La torre de Tandil, se sobrepuso a sus lesiones, y hoy vive el mejor momento de su carrera, el premio a un gran soñador que hoy ha realizado su sueño de ganar la Copa Davis.

Domingo 27 de noviembre de 2016 | Edición del día

Cuando se habla de superación lo primero que se me viene a la mente es este señor que nos enseña y nos da una lección de vida más que tenística o deportiva, y yo me quedo con eso. Ahora está tocando el cielo con las manos le llegó la gloria, la tan ansiada o negada Copa Davis llegó y se terminó el maleficio.

Juan Martin desde que surgió en el circuito profesional del tenis creció de una manera tremenda y rápida, a solo tres años de su debut profesional se convirtió en el primero jugador de los torneos profesionales ATP en ganar 4 torneos seguidos en condición de debutante. En 2009 ganó el Abierto de Estados Unidos en individuales, por lo que es el tercer tenista argentino en lograrlo después de Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini.

Luego de llegar al puesto 4 en el mundo en el 2010 sufre su primera lesión en una de sus muñecas que le hizo perderse gran parte de la temporada 2010, por lo que bajó drásticamente en el ranking. La torre de Tandil se sobrepuso a esta lesión y se convirtió en el primer argentino en lograr una medalla olímpica en tenis individual. Delpo consigue nuevamente llegar al puesto 4 en 2014 pero llega su pesadilla nuevamente: la muñeca lo dejaría afuera del circuito gran parte del año 2014 y todo el año 2015.

No solo sufría muchas lesiones, sino que también sufrió el rechazo y las críticas de nuestro país, cuando todo el mundo decía la famosa frase “Sos un pecho frio” o cuando en una misma serie de Copa Davis lo silbaban. Eso hizo que el mejor tenista actualmente de nuestro suelo tome la decisión de retirarse de la selección, recibió mucho maltrato por la misma federación ya que lo ninguneaban todo el tiempo, y sus citaciones al seleccionado eran vía mail y no a través de un llamado como a los demás tenistas.

Del Potro pensaba en dejar el tenis ya que su lesión se había vuelto un karma para él. Recibió tres cirugías y sentía que el retiro estaba cada vez más cerca. Pero se recuperó, entrenó duro en su Tandil querido y recuperó esa motivación por hacer lo que más ama que es jugar al tenis. La gloria no tardó en llegar: nos trajo la medalla de plata en los juegos olímpicos de Río ganando en tremendos partidos ante Novak Djokovic y Rafael Nadal, dos grandes batallas y memorables victorias que siempre van a quedar en la historia de los argentinos.

Logró torcer ese rechazo que la gente tenía hacia él y lo convirtió en cariño y respeto, pero no se conformaba con esto y volvió al equipo de Copa Davis para traernos luego de 4 finales la Ensaladera. Por todas estas cosas digo que Delpo nos enseña a jamás rendirnos pese a los obstáculos y siempre llegar a lograr lo que uno sueña.








Temas relacionados

ATP   /    Copa Davis   /    Juan Martín Del Potro   /    Tenis   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO