Sociedad

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Jorge Julio López: Se cumplen diez años del testimonio en el juicio a Miguel Etchecolatz

En pocos meses se cumplirán diez años de la segunda desaparición del testigo clave en el juicio contra el comisario de la Bonaerense. Diez años de impunidad.

María Luz Santos Morón

Abogada CeProDH // Integrante de la querella de Justicia Ya!

Viernes 1ro de julio de 2016 | Edición del día

El 28 de junio del 2006, Jorge Julio López brindó testimonio por última vez en el marco del juicio oral contra el comisario de la Bonaerense Miguel Osvaldo Etchecolatz. Un testimonio clave y contundente que llevó a un fallo histórico donde se condenó a prisión perpetua al represor y se reconoció por primera vez el genocidio. Pero López, querellante y testigo nunca pudo llegar a escuchar la sentencia porque fue secuestrado y desaparecido por segunda vez en la madrugada del 18 de septiembre de 2006.

Aquel día frente a los jueces de del Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata se sentó el viejo (como lo llamaban sus compañeros) con su boina azul apoyada en la rodilla derecha y comenzó a relatar de forma muy precisa todo lo que vivieron él y sus compañeros cuando estuvieron secuestrados a manos de Etchecolatz, las brutales sesiones de tortura e interrogatorios, cómo habían sido asesinados Patricia Dell´Orto y su marido.

A su vez, describió claramente las condiciones de detención en los centros clandestinos donde estuvo desde el 27 de octubre de 1976 cuando fue secuestrado de su casa de Los Hornos. Él estuvo detenido en Potrerismo, Pozo de Arana, Comisaria Quinta y Octava, donde identificó a varios compañeros de cautiverio. También relató cómo fue legalizado y trasladado a la Unidad 9 donde estuvo 812 días, hasta el 25 de junio de 1979.

Claramente su testimonio fue muy importante, identificó claramente que era el propio Etchecolatz el que dirigía y ejecutaba las sesiones de tortura y los asesinatos. Además, Julio López reivindicó su militancia y la de sus compañeros por aquellos años en la Unidad Básica de Los Hornos.

Cuando terminó su declaración se paró y el auditorio aplaudió la valentía y la contundencia de su relato. En ese auditorio estaban presentes sus hijos, familiares y los compañeros de militancia por la memoria, la verdad y la justicia. Para muchos era la primera vez que escuchaban a López contar todo lo que había sufrido y visto en los oscuros centros clandestinos de detención que funcionaron durante la última dictadura genocida.

El juicio

Este valioso testimonio se dio en el marco del primer juicio oral que se llevara a cabo en Argentina por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar con posterioridad a la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final; producto de la lucha incansable de víctimas, familiares y organismos de derechos humanos en contra de la impunidad.

Donde se logró sentar un precedente histórico. A pedido de la querella unificada de Justicia Ya, de la cuan el CeProDH forma parte, se reconoció por primera vez en un fallo judicial la figura de genocidio. Es decir, que por primera vez un tribunal nacional reconocía que el Estado Argentino durante la última dictadura cívico militar había cometido crímenes aberrantes integrantes de un plan sistemático de exterminio.

La segunda desaparición

Jorge Julio López, a pocos meses de brindar su testimonio, fue desaparecido el mismo día donde debían exponerse los alegatos de sus abogados querellantes, de la cuan el CeProDH forma parte, en el juicio seguido contra el entonces Director de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Miguel O. Etchecolatz. López no se hizo presente en la sala de audiencias el día 18 de septiembre, lo cual despertó en familiares y compañeros una gran incertidumbre.

Es el primer desaparecido en democracia y fue durante el gobierno de Nestor Kirchner, gobierno que sistemáticamente minimizó el hecho diciendo que debería estar en la casa de una tia en lugar de investigar a los grupos de tareas que aún siguen operando desde el aparato represivo del Estado.

Luego de más de casi diez años de ocurrido, aún no ha sido esclarecido, ni ha existido imputación de responsabilidad alguna, ni una investigación seria, ordenada, ni obsecuente con el delito a investigar de desaparición forzada de personas lo cual demuestra que el manto de encubrimiento e impunidad sigue intacto.








Temas relacionados

La Plata   /    Miguel Etchecolatz   /    Jorge Julio López   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO