Sociedad

CRIMINALIZACIÓN DE LA JUVENTUD

Jorge Eduardo, otra detención ilegal en Azcapotzalco: 74 días de impunidad

Otro caso de violencia y arbitrariedad de la policía de Mancera contra un joven estudiante. Su madre y familiares exigen su libertad.

Martes 30 de enero

Aun estamos indignados por el caso de Marco Antonio Sánchez Flores y surge otro caso de arbitrariedad policial.

La policía de Mancera tiene que cubrir una “cuota” de 100 detenciones por día, y Jorge Eduardo Martínez Leyva, un estudiante de sólo 19 años, fue detenido para llegar a esa meta reaccionaria.

Jorge fue aprehendido arbitrariamente el 17 de noviembre de 2017. La policía de Miguel Ángel Mancera le está fabricando una causa. Se trata de un caso de criminalización de la juventud.

Reproducimos la denuncia que realiza su madre, Guillermina Martínez Leyva, en redes sociales.

“¡Exijo la libertad y exoneración de mi hijo Jorge Eduardo!

El 19 de enero del 2018 a las 3 am se cumplieron 60 días de estar viviendo con la ’silla vacía’ de mi hijo Jorge Eduardo Martínez Leyva, esa maravillosa persona que no está a mi lado por una injusticia que lo atrapó llevándolo lejos de mí y de la familia. Sumergiéndolo en una dantesca pesadilla y fortísima experiencia de vida siendo inocente por ser ajeno a los hechos.

Está imputado de robo agravado con violencia a mano armada a transeúnte.
Fue detenido de manera injusta, errónea e ilegal por la policía de la CDMX, debido a la ineptitud plagada de errores graves cometidos por:

1.- El monitorista Jesús Salas Gazca de las cámaras de seguridad del C2 que seguía una camioneta de asaltantes que intervino en un hecho delictivo el 17 de noviembre del 2017, en la colonia Nueva Santa María y que se confunde de camionetas.

2.- Por los policías que realizan el arresto de manera violenta y no hacen su disposición de manera inmediata y expedita a la autoridad.

3.- Por el Ministerio Público (MP) de Azcapotzalco que cuadró a la perfección el caso para cubrir sus errores presionando a la víctima (a través de un comandante), para que reconozca a mi hijo Jorge Eduardo como la persona que lo asaltó.

Los videos oficiales del C2 con los que tratan de incriminar a Jorge Eduardo obraban en manos del MP de Azcapotzalco desde el 18 noviembre y fueron hábilmente ocultados (y posteriormente “cosidos” a la carpeta de investigación) negando su llegada al MP hasta el 29 de diciembre 2017 y se tuvo acceso a ellos hasta el 5 de enero del 2018, provocando el estado de indefensión de mi hijo hasta este momento. Dichos videos al ser examinados cuadro por cuadro son prueba total que demuestra en imágenes los gravísimos errores de la policía en la persecución de los verdaderos delincuentes y la confusión de camionetas.

Son clara y contundentemente visibles las diferencias en antena, rines, parrilla, faros, calaveras, engomados, estado de pintura. La de los delincuentes es 2015, de la que se baja mi hijo Jorge Eduardo es 2017.

Ni los MP Víctor Bermúdez, Benigna Ovando, ni el Fiscal, ni el subprocurador Oscar Montes de Oca ni el procurador Edmundo Porfirio Garrido Osorio quieren pedir o aceptar el sobreseimiento del caso a pesar de las evidencias contundentes del error de la policía.

Este caso es una muestra viviente de cómo la policía fabrica delincuentes para aumentar ratings y obtener sus bonos de actuación.

Así que cuídense de ’estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado’ por todo lo anterior expuesto se solicita al señor procurador Edmundo Porfirio Garrido Osorio atienda al Lic. Clemente Sandoval Leyva, abogado defensor, y a Guillermina Martínez Leyva, mamá de Jorge Eduardo Martínez Leyva para darle la debida atención a los videos oficiales del C2 y las fotos periciales que son las pruebas de la detención ilegal, de la terrible confusión de camionetas y otorgue y ordene el sobreseimiento de la causa penal y se otorgue su libertad y exoneración.

Comunicándolo al subprocurador Oscar Montes de Oca, quien a su vez comunicará al fiscal del reclusorio oriente, quien a su vez comunicará a los mp del área de estrategias procesales de la PGJCDMX del reclusorio oriente con el Lic. Benigna Ovando y su jefe Lic Víctor Bermúdez de que NO ACUSEN y estos a su vez se lo comuniquen al Juez de control Gonzalo Rutz Ortiz para que ordene se hagan cesar todas las medidas cautelares que se hubieran dictado así como la inmediata y absoluta libertad del imputado Jorge Eduardo Martínez Leyva.
¡LIBEREN A JORGE EDUARDO!"

Acá puedes firmar la petición que lanzó la familia de Jorge en chang.org.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO