Géneros y Sexualidades

NI UNA MENOS

Johana Ramallo, dos meses de impunidad

Johana fue vista por última vez el 26 de julio en La Plata. Desde ese momento su familia denuncia que la joven no se fue por propia voluntad, sin embargo no hay respuestas por parte de la justicia ni del Estado.

Cecilia Quintana

Estudiante de psicología UNLP

Lunes 25 de septiembre | 09:13

Entrevistamos a Marta, quien se encuentra dando una lucha incansable desde el primer día, a casi dos meses de la desaparición de su hija, nos cuenta cómo es vivir día a día junto a su familia, entre la incertidumbre, la bronca y la necesidad urgente de respuestas.

Marta, sabemos que el 26 de septiembre con tu familia y las organizaciones que acompañan la búsqueda están convocando a una marcha por que se cumplen dos meses sin Johana. Queremos que nos cuentes cómo esta todo, que novedades hay y como viven ustedes particularmente esta situación

¿Cómo la estamos viviendo? Durísimo. Durísimo porque yo hace dos meses que no sé nada de mi hija, no se si está bien alimentada, si está bien cuidada, si tiene frío, calor, como la están tratando. Durísimo porque aparte de ser mi hija es mama, es hermana, es sobrina y es nieta, durísimo porque a Johana le están sacando los derechos de ser madre y de todo esto que te dije, le están sacando muchísimos derechos y sobre todo el derecho a ser una mujer libre.
Johana tiene una hija de seis años, la cual hace dos meses está esperando que su madre vuelva a su casa, que la peine para la escuela, que le mire el cuaderno, que la espere. Muy duro porque yo hace dos meses que sigo poniendo ocho platos en la mesa, hace dos meses que me levanto y lavo la ropa de mis hijos y vuelvo a lavar la ropa de Johana. Mi hija hace dos meses que no tiene a su hermana, que no comparten muchísimas cosas. Mi mama hace dos meses que dejo de ser abuela de Johana. Mi vida se paralizo hace dos meses, es todo muy duro, muy duro.

¿Qué respuestas te fue dando hasta ahora la fiscalía con la causa?

Yo creo que ninguna, no me han dado respuestas. Tuve manoseo, burlas en la causa, siendo que la fiscal es una mujer, yo pensé que desde ese lado ella me iba a acompañar. Porque yo digo bueno ella debe ser mama debe ser abuela, debe tener hermanas, sobrinas caminando por la ciudad de la plata, y yo esto no se lo deseo ni a ella que es mi peor enemiga, pasar por una situación de estas.

¿Te han convocado desde el gobierno provincial? ¿Has tenido alguna respuesta?

No, del Estado no recibí ninguna respuesta, ningún llamado, nunca nada, solo de organizaciones que se sumaron a mi lucha y que me apoyan en estos dos meses.

Te presentaste junto con las abogadas para hacer una denuncia en tribunales federales por la causa ¿Vos crees que eso va a servir? ¿Cuál crees que es el rol de la justicia en todo esto?

Si, nos presentamos con los abogados a los Tribunales Federales para presentar una causa por trata, espero y quiero que la justicia federal, que uno sabe que no la tenemos, que me va a escuchar, no tan solo a mí, que va a escuchar a mi nieta, que va a escuchar a mi hija, y a muchas chicas más, porque yo como siempre dije, por más que ahora vengan y me digan señora acá esta su hija, yo esta lucha la voy a seguir, porque yo tengo mi nieta, tengo otra hija más, la voy a seguir por ellas y por muchas pibas más que estén pasando por la misma situación que mi hija.

El de Johana no es un caso aislado: Según los datos actualizados en Mayo del 2017 por el informe desaparición en democracia (diagnóstico sobre la búsqueda de persones de 1990 a 2013) son 3228 mujeres, niñas y adolescentes desaparecidas en nuestro país

El miércoles pasado Marta junto con las abogadas, agrupaciones políticas y activistas, se acercaron a la fiscalía a exigir a la fiscal interviniente Betina Lacki el cambio de carátula de “averiguación de paradero” a “desaparición de persona”, pedido que fue rechazado. Las respuestas por parte de la justicia son más trabas que a avances.

A casi dos meses de la desaparición, la gobernadora María Eugenia Vidal no se ha comunicado con la familia ni se puso a disposición de la causa. Mientras tanto, la familia de Johana sufre violencia y ataques sucesivos por parte de la policía. La falta de respuestas y la re victimización forman parte de la complicidad con que la justicia, las fuerzas de seguridad y las redes de trata actúan.

Frente a este armado de impunidad familiares, amigos y organizaciones llaman a marchar este martes 26 de septiembre a las 17 horas desde la calles 1 esquina 63.

Es una necesidad redoblar la lucha en las calles, siendo miles para exigir la aparición con vida de Johana Ramallo, justicia por todas las mujeres desaparecidas en democracia, el desmantelamiento de las redes de trata, y para gritar bien fuerte una vez más que el Estado es responsable, y que vivas nos queremos






Temas relacionados

Desaparición   /    #NiUnaMenos   /    La Plata   /    Redes de trata   /    Trata de mujeres   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO