Cultura

DIA DE LA MÚSICA // OPINIÓN

Jean Sibelius y su música cargada de naturaleza en la batuta excelsa de Daniel Barenboim

Tengo varios motivos para compartir mi concierto favorito para violín y orquesta, el de Sibelius; que hoy sea el día de la música, es uno de ellos.

Raquel Barbieri Vidal

Lingüista y Régisseur @RaquelaGabriela

Viernes 22 de noviembre | Edición del día

Y elijo comenzar con Sibelius porque cuando compuso esta obra compleja y maravillosa, fue un fracaso y continuó siéndolo hasta que murió (ya les contaré por qué, pero pueden ir imaginando que la falta de dinero no es un asunto menor).

Ésta es una obra de una morfología extraordinaria que empieza con la forma sonata, para luego pasar cadenciosamente a un preludio con reminiscencias de Debussy, Tchaikovsky y Wagner, movimiento dotado de un romanticismo ideal (mi favorito), para concluir en el tercer movimiento en forma de polonesa brillante, a la que suelen llamarle "polonesa para osos polares".

Mi amor por Finlandia comienza con Sibelius (no sólo proviene de mi banda favorita de Heavy Metal, Nightwish) y es gracias a él, que hasta tengo licencia para conducir trineos de renos, porque para conocer la estepa en donde se inspiraba el compositor, tuve que ir a respirar ese aire y a sentir la musicalidad que emerge del silencio solamente sincopado por el trajinar de los renos y el sonido de éstos cuando se detienen a comer nieve, los pájaros trinando y el andar y jadear de los perros mestizos de la zona que son iguales a mi Gregorio: mezcla de distintos pastores robustos de ancha osamenta y pelambre tupida, en el medio de una vasta extensión semejante a la siberiana.

Esta música está cargada de naturaleza, y por suerte, existe esta versión (mi favorita) interpretada por el gran violinista Maxim Vengerov, y dirigida por la batuta excelsa de Daniel Barenboim con la Chicago Symphony Orchestra que no sé si no es mi orquesta favorita. Si no es mi favorita, le pega en el palo.

Sibelius no tuvo la suerte de escuchar una versión así de su obra. Por asuntos económicos, pudo reclutar en su tiempo a músicos mediocres y a un solista igualmente gris, que hicieron de su creación un papelón. Más tarde, vuelve a repetirse el fenómeno desgraciado y no es sino hasta que sus descendientes reflotan esta obra en 1990, que podemos gozar de su esplendor... tal y como la escribió Sibelius, divina.

Ésta es la verdadera obra, la que escribió ese genio que tiene un conservatorio que lleva su nombre en Helsinki...

Deseo que disfruten del concierto.

Jean Sibelius - The Violin Concerto in D minor, Op. 47
Concierto para Violín y Orquesta en Re menor, Op. 47

Violin : Maxim Vengerov
Conductor : Daniel Barenboim
( http://www.agoravox.tv/culture-loisir... "Barenboim & Vengerov répondent à Fergus - Concerto pour violon de Sibelius" )
Chicago Symphony Orchestra (CSO)

Jean Sibelius - Le Concerto pour violon en ré mineur, op. 47
Violon : Maxim Vengerov
Chef d’orchestre : Daniel Barenboim
Orchestre Symphonique de Chicago

1. Allegro moderato in D minor
2. Adagio di molto in B-flat major
3. Allegro, ma non tanto in D major

1. Allegro moderato en ré mineur
2. Adagio di molto en si bémol majeur
3. Allegro ma non tanto en ré majeur







Temas relacionados

Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO